» Ediciones Revista
Teve

¡Confesiones!

El mal momento de Marley durante el parto de Mirko

En sus primeras horas como papá del bebé, que nació en Chicago, Estados Unidos, el conductor se permite bromear y hacer chistes. Pero cuando recuerda cómo fue el parto se pone serio y habla de lo mal que la pasó.

Hay momentos de la vida que se esperan años y años. Alejandro Wiebe es un fiel ejemplo de eso. Por más de una década, Marley (47) sostuvo públicamente su deseo más profundo de convertirse en padre. Desde 2010, en diferentes declaraciones en los medios de comunicación, reconocía: “Quiero ser padre, casado o soltero, si no encuentro a la mujer ideal. Puede ser por vía natural, adopción o alquiler de vientre. Quería ser padre a los treinta y cinco y ya me pasé de esa edad. Llegué a los cuarenta pero ya lo haré. Sólo tengo que parar un poquito”, reconoció, en su momento. Pero fiel a su objetivo familiar más firme, finalmente fue tras los pasos de su sueño. El responsable de The Wall (domingos a la noche, por Telefe) decidió ser papá a través del método de un alquiler de vientre subrogado, en Estados Unidos. Y treinta y siete semanas después, algunos días antes de lo previsto, Mirko, su primer hijo, llegó al mundo. Siguiendo su intuición, el rubio viajó al país del norte para compartir los últimos días del embarazo junto a la mujer que le permitió tener en sus brazos un bebé y, al llegar a Chicago, se encontró con una gran sorpresa gran. Marley tenía previsto pasar algunas semanas allá antes del nacimiento esperando que llegaran sus seres queridos y amigos más cercanos para acompañarlo al momento de dar a luz. Pero el destino decidió por él y por el bebé. Y solo, sin ningún tipo de compañía, fue testigo privilegiado del momento de dar a luz a su descendiente. Y el 27 de octubre, pocos minutos antes de las cinco y media de la tarde, el bebé nació. Mirko conoció el mundo con 51 cm, 3,220 kg y 37 semanas de gestación. Claro, por teléfono y por redes sociales tanto su entorno como sus seguidores le enviaron todo tipo de mensajes de aliento y felicitaciones para acompañar, a la distancia, la gran felicidad por la que atravesó Wiebe. 

 

Visita al pediatra!! Todo muy bien!! #PapaContento

Una publicación compartida de Marley (@marley_ok) el

 

Uno más uno, dos. “Ya estoy llorando. Tanto miedo, tanta felicidad, todo tan inesperado. Me vine solo antes por las dudas, y apenas llegué me encontré con que iba a nacer. Experimenté sentimientos que nunca viví. Es lo más lindo del mundo”, confió Ale, emocionado al borde de las lágrimas. “No puedo creer lo que viví. Es como si Mirko me hubiese esperado. Cuando llegué, fuimos a un control de rutina y terminó naciendo. El parto fue muy fuerte, debo reconocerlo. Estaba muy nervioso, aterrado porque viví todo esto solo y en un lugar lejano a mi casa”, relató el flamante padre. “Ahora compartimos muchas horas a upa, felicidad total. Llegó ese momento que uno piensa que nunca llegará: festejar la caca como si fuera un premio Oscar”, contó una de las caras más conocidas de la tevé, quien tuvo que hacer un curso intensivo de métodos de resucitación, entre otros requisitos, para que a su hijo le dieran el alta. Hoy, los días del animador están dedicados pura y exclusivamente al bebé que llegó para cambiarle la vida. Tanto que no se despegan un minuto. Y, dentro de las situaciones que comparten como padre e hijo y que más lo deleitan, está el momento en que el progenitor se encarga de hacer dormir a la pequeñísima criatura. Lo duerme cantándole los temas de María Elena Walsh –entre ellos, el clásico "Manuelita". “O soy muy bueno en esto o se hace el dormido para que no cante más”, bromeó el papi, sobre su adorable realidad, aquella que lo acompañará de ahora en adelante y que completará su felicidad. ¡Bienvenido, Mirko! 

ETIQUETAS: Marley

tepuedeinteresar

Marley habla de sus primeros días como papá: "Tenerlo en brazos es lo más lindo del mundo"

Uno de los conductores más queridos del país cumplió su gran sueño de convertirse en padre. La ansiedad, el nerviosismo lógico de la espera, todo eso quedó en segundo plano desde la llegada de Mirko.

Noelia Marzol, súper hot y... ¡sin una gota de maquillaje!

La rubia regresó de sus vacaciones con su novio cordobés por Miami y habló del uso del Photoshop: "Está bueno mostrarse sin maquillaje".

Elba Rodríguez: "Tardé tres años, pero cumplí el sueño de la casa propia"

Ganó Masterchef en 2014, y con el dinero que cobró empezó a construir su hogar. Recién ahora –con una hermosa hija de dos años– se mudó, aunque queda una parte de la vivienda por terminar.