» Ediciones Revista
En el mundo

¡Hay equipo!

El álbum familiar de Lionel Messi junto a Thiago

El crack y su mujer presentaron a su tercer hijo con una tierna postal con la que saludaron por Pascuas. Se descubrió así la carita del más chiquito de los varones Messi.

Con un talento innato pocas veces visto, trabajo y mucha dedicación, Lionel Messi logró consolidarse como el mejor jugador del mundo. Y con el paso de los años, tanta fama y exposición le hicieron ganar defensores y –nunca faltan– detractores, aunque son muchos más los primeros que los segundos. Su magia encandila, su habilidad enloquece… Más de 89 millones de personas lo siguen en Instagram, y van…

Pero cuando las luces de la cancha se apagan y él se saca los botines es un muchacho como tantos otros. Un joven de 30 años que disfruta de las cosas más sencillas.

De la mano de Antonela Roccuzzo, una muchacha de 30, rosarina como él, formó una hermosa familia. La historia, tierna y emocionante, los remonta a la edad escolar. Eran apenas unos chiquitos cuando él, visionario, se fijó en la belleza de ella. Tímido, a los 9, en alguna carta le escribió: “Algún día vas a ser mi novia”. Ella nunca imaginó que con el paso del tiempo cumpliría aquella promesa. Los años pasaron, la distancia se impuso, pero él no quiso (ni pudo) desprenderse de la idea de conquistar a la prima de su amigo del alma, Lucas Scaglia. Y lo logró. Es que una fatalidad volvió a reunirlos. La mejor amiga de Antonela falleció en un accidente y Leo no lo dudó: se subió a un avión y voló desde Barcelona a Rosario para acompañarla. Allí comenzaba a gestarse la relación. Y no fue sino hasta julio de 2007 cuando Antonela le contó a su círculo más íntimo que estaba de novia con Leo. Pero el blanqueo llegó recién en los primeros meses de 2009. Se tomaron todo con mucha calma. Mantuvieron la relación a distancia durante casi tres años, pero sabían que lo de ellos iba en serio. Al año siguiente, después del Mundial de Sudáfrica, Antonela viajó con sus hermanas, Carla y Paula, a visitar a Leo a su casa de Castelldefels. Y después de aquella visita se mudó con él al Viejo Continente.

Y dos años más tarde, el 2 de noviembre de 2012, precisamente, nació Thiago, el primer hijo de la pareja. Mateo, el segundo, llegó el 11 de septiembre de 2015. Y fue en junio de 2017 cuando decidieron formalizar su unión casándose, en Rosario.

Pero el clan Messi- Roccuzzo siguió agrandándose, porque el 10 de marzo, en el Hospital Dexeus, de Barcelona, nació el tercer hijo de la pareja. Y fue el futbolista quien lo presentó con una foto. “¡Bienvenido, Ciro! Gracias a Dios salió todo perfecto. La mamá y él están muy bien. ¡Estamos súper felices!”, escribió al pie de una tiernísima imagen en la que el bebé le agarra un dedo al crack.

Y la llegada de las Pascuas trajo consigo una imagen reveladora: aquella que descubre la carita del bebé.

Antonela y Lionel se tomaron una fotografía en su casa, sentados en el pasto junto a Thiago, Mateo y Ciro. Como un lindo hermano, el mayor tomó en sus brazos al más chiquito de la familia. Con esa postal saludaron por las Pascuas. Los dos eligieron la misma imagen para postear en sus perfiles y entre ambas sumaron más de 7 millones de corazoncitos y un sinfín de amorosos comentarios.

ETIQUETAS: Lionel Messi
Lionel Messi

tepuedeinteresar

La primera (y tierna) foto de Ciro Messi junto Antonella, Lionel y sus dos hermanitos

Tras nueve meses de pura ansiedad, el futbolista y su amor recibieron a su tercer hijo. A las pocas horas de haber llegado a este mundo, el bebito fue mimado en su hogar por sus hermanos, su mamá y su papá. Mirá el tierno momento, aquí.

¿Por qué Lionel Messi y Anonella Roccuzzo llamarán Ciro a su hijo?

El futbolista y la botinera anunciaron que el baby que está en camino se llamará Ciro. Si bien no quisieron dar demasiados detalles, se dio a conocer el por qué de esta particular elección. Enterate, en esta nota.

Conocé a Hulk, el gigantesco perro de Leo Messi que revolucionó las redes sociales

El futbolista compartió a través de sus redes sociales varias fotos jugando con su perro y sus hijos. Si bien los pequeños son muy tiernos, ¡la mascota de la familia se llevó todos los aplausos! Mirá qué grande es.