» Ediciones Revista
Diosas
galeríaspaparazzi

¡Dolor!

Por qué Kate Rodríguez no tiene trato con su familia ni saben que es famosa

La sensual morocha llegó de Panamᅡpara quedarse! Tras marcar la diferencia como bailarina de Showmatch, la modelo y animadora se hizo un nombre propio en el ambiente artístico y hoy, luego de su paso por Polémica en el bar, se luce con Gerardo Rozín, en Morfi, por Telefé.

Una bomba total
1 de 5

Mientras forma parte de Morfi, en Telefe, Kate Rodríguez (26) no para de recibir propuestas de otros canales. Sin embargo, cautelosa, la panameña disfruta de su presente junto a Gerardo Rozín y, con pasos firmes se va haciendo camino al andar. “De Showmatch pasé a hacer un casting, fui y quedé para el noticiero de Quiero música. Después me llamaron de varios lugares, entre ellos, de TyC Sport para hacer un programa de fútbol. El año pasado me convocaron para hacer otra temporada de Showmatch, fui al casting y quedé entre las doce chicas, pero dije que no. Empecé a hacer una evaluación personal. Necesitaba un crecimiento laboral, estudié comunicación social, me gusta hablar, que la gente me conozca, y sentía que ahí no crecía porque no era soñadora, sino una chica Tinelli que movía los brazos atrás de él. Era un trabajo buenísimo, ganábamos bien, había un lindo equipo, pero sentía que quería otra cosa”, comienza la infartante morocha.

–Muchas chicas pasan años valiéndose de romances para lograr un lugar en el medio. Algo que nunca sucedió con vos, que resguardás tu intimidad.

–Lo vivo lo más normal posible. Tengo menos amigos que antes. Soy tímida, introvertida, a pesar de lo que se ve. El que me conoce sabe que soy una persona más para dentro. Mi familia no está acá, estoy sola y paso tiempo en el canal, en Telefe, con proyectos personales, hago publicidades para afuera y el poco tiempo que me queda me gusta estar en mi casa con mi perrita viendo Netflix. Soy reservada y laburante. Para mí todos los romances que salen en la tele son mentiras porque es muy difícil, al menos así lo veo, tener una relación con alguien porque muchos se acercan para salir con… la que ven. Es un poco de cholulaje por parte de los hombres. Eso no me sirve. Me gustaría conocer y compartir con alguien, con una persona normal. Que quiera conocerme como soy, que no estoy todo el tiempo arriba de los tacos ni en minifalda. Prefiero siempre que mi vida privada sea privada.

–En lo personal, ¿estás sola?

–Sí, por decisión mía. Quiero enamorarme de mí, estar bien. Tuve dos relaciones largas en este país. Me gusta estar bien con alguien en serio. Si no, me quedo sola. Hoy un chico te invita a salir por WhatsApp, y eso no me gusta. ¡Da la cara!

–¿Cuando llegaste de Panamá pensabas que llegarías tan lejos?

–Soy una persona muy soñadora. En Panamá me críe en un lugar muy precario. Me críe en una villa, nací con muchas cosas en contra. Una familia religiosa protestante y en una villa con gente de poca educación, vandalismo, prostitución. Esos eran mis dos lados: la locura de un lugar como ese en cuanto violencia, pero al mismo tiempo ser una fanática protestante. Eso no lo quería para mí. ¡Me iba a volver loca! No me gustaba la religión que seguíamos, mis padres eran pastores y vi cosas horribles. El Dios que mi familia me mostró fue un infierno toda mi vida. No quería eso para mí, entré a la universidad y estudié Comunicación Social. Me quería ir de ese lugar. Me iba a ir dos años a Estados Unidos como niñera a estudiar el idioma, necesitaba irme de donde vivía. Compré el pasaje y de repente vi por YouTube el programa Showmatch y quise estar ahí. Así que saqué el pasaje y me vine. Gracias a Dios salió bien. Tenía ganas de superarme y se dio.

–De bailarina a conductora, y hoy estar al lado de un groso como Gerardo Rozín, ¿sentís envidia o celos de tus pares?

–Tengo en claro que cinco o seis personas que me conocen bien en este país son las que me permiten no subirme a ese pony ridículo de creerse Jlo o Rhianna. No me cabe. No puedo cambiar o hacerme la estrella. Es patético eso. Veo muchas chicas del medio que no sé qué se creen. Gracias a Morfi y la propuesta de Gerardo Rozín de que quería que mi personaje sea hacia la mujer, que baile y dé consejos para quemar calorías. Esa posibilidad de estar en Telefe, un canal familiar, me hace que naturalice el tema de celos y egos que hay en el medio. Eran las reglas del juego y la realidad es que hablo mucho con él y me aconseja un montón. Es talentoso, súper generoso con su gente y me eligió. Estoy muy agradecida y eso ya no me hace sentir esa envidia. Tengo muchas ambiciones laborales que siempre me tienen buscando algo más y no me permiten caer en ese celo tonto. Antes sentía a alguna compañera que quería que yo me cayera donde estaba en lugar de enfocarse en crecer ella. Me hacía camas, trampas. Ahora siento competencia óptimamente laboral y me agrada más. 

 

Tapa de @playboy Hungría 🇭🇺

Una publicación compartida de kate Rodriguez (@katepma) el


–Te viniste a Argentina y la relación con tu familia se quebró. ¿Hubo reconciliación?

–Fueron seis años sin relación con ellos. No le hablé a nadie. Maduré y vi que no iba a lograr más que rencor. Volví, traté de reconciliarme, no cambió mucho la cosa, pero pusimos un par de cláusulas. Ellos no me hablan de religión y yo no les hablo de mi trabajo. No es como lo familiar de acá, de reunirse todos y hablar sus cosas. Jamás va a ser así. Me gustaría compartir con ellos estos méritos laborales que me gané. No se puede ni se va a poder porque no les da orgullo. Los quiero mucho igual.

ETIQUETAS: Kate Rodriguez

tepuedeinteresar

La foto ratonera y completamente desnuda con la que Kate Rodriguez celebró el orgasmo femenino

Es una bomba y detonó. La panameña le voló la cabeza a sus miles de seguidores con una postal muy hot.

Las confesiones súper hot de Kate Rodríguez: "A los dos novios que tuve les propuse..."

En una reciente entrevista, la modelo panameña anunció que conducirá un programa en Playboy TV, donde realizará desnudos totales, y se despachó con un par de declaraciones para el infarto.

¿Por qué diosa está como loco Juan Román Riquelme?

El ex jugador de Boca Juniors no puede más de amor. Y la juega bien de calladito. Por todos sus medios y los de sus conocidos, hizo lo imposible para conseguir el teléfono de una diosa a la que no para de invitarla a salir.

dejatucomentario