» Ediciones Revista
Entrevistas

¡Nostalgia!

Cristina Alberó: "En el colegio era un desastre, me rateaba todo el tiempo"

La reconocida actriz abre su alma, piensa, apunta y dispara con 50 respuestas en las que habla de todo. Su vida, el amor, la religión, el país y el mundo del espectáculo vistos a través de la sensibilidad que la caracteriza.

1. ¿Qué opina de esta sociedad en la que vivimos?

–Que hay que mejorarla enormemente, y la mejor manera de mejorarla es mediante una buena educación. Con una buena educación se vuelve a ciertos parámetros de valores que se fueron perdiendo.

2. ¿Cómo somos los argentinos?

El argentino es una persona muy creativa, y como además comió mucha carne toda su vida, entonces es como muy ansioso (sic). Espera que todo se arregle en cinco minutos, aunque sea atado con alambre. Pero hay que entender que las cosas de la vida no se resuelven ni atando las cosas con alambre ni rápidamente.

3. ¿Qué se necesita para estar hoy en nuestra televisión?

¡Si yo lo supiera estaría en la tele! (risas). En realidad, no sé para qué lado va la televisión. Sé que lo que le hace falta es una legislación donde se le pida a la gente que esté en la tele más productos nacionales de ficción, y que esa ficción tenga que ver con nuestra cultura.

4. ¿Cuál es el mejor piropo que le dijeron?

–Cuando alguien me dijo que yo era una mujer transparente.

5. ¿Qué cosa le molesta de los hombres, si es que hay algo que no le guste de ellos?

–Hay muchas cosas que no me gustan de algunos hombres. Básicamente me molestan los hombres que no son honestos ni sinceros y que hablan con un exceso del “yo”.

6. ¿Cómo diría que es su carácter?

–Yo tengo muy buen carácter, pero eso no significa que no tenga carácter. Es decir que me considero una persona con carácter y con buen humor.

7. ¿Qué hizo con el primer dinero grande que ganó como artista?

Cuando tenía dieciséis años participé en Lima, Perú, en el festival de la canción. Viajé con mi mamá porque yo era menor. Canté en una plaza ante más de quince mil personas y gané el certamen con un tema de Dino Ramos. Me pagaron muy bien y esa platita la ahorré. Después, con otras actuaciones junté más dinero para así poder comprar un departamento, donde viví con mi mamá, porque mis viejos eran separados y mi hermano se fue de casa muy joven.

8. ¿Cuántas veces se enamoró?

(Risas). ¡Me enamoré montones de veces! Pero ya sabemos que el enamoramiento es como un flash. Sólo se llega a un gran amor a través de la permanencia y por lo que va construyendo la pareja.

9. ¿Qué cosas la asustaban en su infancia?

La oscuridad. Me ayudaba a superar ese tema el haber sido miope. De todas formas no fue un trauma demasiado grave, porque dormía sin la luz del velador encendida.

10. ¿Cuál es en su opinión el máximo prócer de la historia argentina?

Creo que Manuel Belgrano, por todo lo que fue como persona y por todo lo que hizo por la patria. Y también admiro a Sarmiento, porque se ocupó mucho de la educación del pueblo.

11. ¿Qué otros trabajos hizo en su vida?

Trabajé en la oficina de un abogado, escribiendo a máquina y atendiendo el teléfono. Porque intenté estudiar abogacía, y ese trabajo suponía que me iba a servir. Pero de pronto me llegó lo artístico y entonces dejé todo para cantar y actuar. Y hasta hoy lo sigo haciendo.

12. ¿Se puede hacer amigos de verdad dentro del ambiente artístico?

Creo que uno puede hacer amigos, o no, en cualquier ambiente. Para hacer un amigo debe existir la decisión de ambas partes. Siempre consideré que el amor de la amistad está entre los mejores amores, porque es un amor sin posesión. Uno no puede exigir que un amigo sólo sea de uno. Pero tengo muchos y muy buenos amigos en el ambiente artístico. Por ejemplo, a Arnaldo André lo considero como un hermano.

13. ¿Qué situaciones le hacen sentir miedo?

El salir al escenario los días de estreno. Cuanto más tiempo se tiene de profesión, la responsabilidad es aún mayor porque no me puedo permitir una equivocación o un simple furcio.

14. ¿A qué famoso o famosa a nivel internacional le gustaría conocer y hasta tomarse una selfie?

Admiro profundamente a Meryl Streep, porque buenas actrices hay muchísimas, pero esta mujer hace sensacionales composiciones de personajes, que es lo que a mí más me gusta hacer. Meryl Streep es una actriz que hace de todo, y eso para mí es grandioso. Me gustaría charlar con ella un rato y, por qué no, tomarme una foto.

15. ¿Qué recuerda de su cumpleaños de 15?

No tuve cumpleaños de 15, porque yo no quería que en mi casa se gastara dinero en una fiesta. Nunca quise ser una carga económica para mi familia. Siempre quise ser una mujer independiente.

16. ¿Cuál es el lugar más bonito o representativo de Buenos Aires?

Amo esta ciudad y me gustan muchos lugares de ella. Yo vivía en Uruguay y Corrientes, y para mí recorrer esas calles era maravilloso. También me gustan Puerto Madero, San Telmo y Palermo.

17. ¿A qué inolvidable artista argentino que ya no esté entre nosotros le devolvería la vida?

–¡Qué pregunta fuerte! Me van a hacer llorar. Pero no podría elegir a uno; les devolvería la vida a muchos. Por ejemplo, al Gordo Mesa o a Darío Vittori, a Inda Ledesma o a Ernesto Bianco, aunque a este no lo traté personalmente. De todas maneras, el artista no muere, el artista permanece siempre en la memoria de la gente que lo admiró.

18. ¿Cree en la reencarnación?

–A pesar de ser cristiana, yo creo en la reencarnación. Yo me permito tener mis ideas particulares sobre algunas cosas, como la de creer en la reencarnación. Creo que hay algo después de la muerte, como por ejemplo que uno se reencarna.

19. ¿Por qué momento de su vida está atravesando?

–Por uno de los mejores. Es que de verdad creo que sigo creciendo y que puedo disfrutar y valorar la vida como nunca. Yo vivo el hoy muy feliz, porque he trabajado mucho para eso. Porque la felicidad está dentro de uno y se la puede encontrar o no. Pero para encontrarla hay que saber buscarla.

20. ¿Por qué los besos de las telenovelas de hoy son mucho más sarpados que las de antes?

–Este trabajo tiene mucho que ver con la fotografía, porque las cámaras están colocadas para mostrar lo que se ve, creyendo que es lo que se vende y lo que quiere ver el público.

21. ¿Qué cosas le molestan de lo cotidiano?

La mala educación es una de las cosas que más me molestan. Me molesta la gente que no saluda o la que no me deja entrar a los negocios con mi perra, Juana. Sé que está prohibido entrar con perros a negocios donde hay comida, pero en los lugares donde no hay comida no existe prohibición. Sin embargo, a veces no me dejan entrar a locutorios con mi perra. Y esa situación me molesta mucho.

22. ¿Con qué mínimos ingredientes logra tener un buen día?

–Con estar sana y estar rodeada de gente que me quiere, y con poder trabajar de lo que a mí me gusta. Esto me es suficiente no sólo para tener no un buen día, sino para tener una buena vida.

23. Si le garantizaran impunidad, ¿qué haría?

–No creo para nada en la impunidad. Todo se paga en esta vida. Yo creo en el karma, como que todo lo bueno y lo malo que se haga va y vuelve…

24. La pizza, ¿con vino, con cerveza o con champán?

–La pizza con vino, el salmón con champán y la cerveza con papitas y maníes.

25. ¿Desconfía mucho de quien se le acerca?

–No soy desconfiada, pero tampoco muy confiada. Por eso, antes de confiar prefiero conocer bien a las personas.

26. ¿Cuál es el nivel de la actual televisión argentina?

–No lo puedo decir con demasiado fundamento, porque no la veo mucho. Pero me doy cuenta de que hace mucha falta trabajar en lo referido a la cultura que da la ficción. En eso hay una carencia tremenda, como también la falta del humor, pero humor del bueno. Hoy creen, y esto pasa en la radio, que el humor es escuchar a cuatro personas hablando simultáneamente. Y no es eso.

27. ¿El buen o el mal sexo se nota en la cara?

(Risotada). Me parece maravillosa esta pregunta, ¿cómo se va a notar en la cara? Nooo, por favor. Bueno, pero yo tampoco voy a ir a preguntarle a una persona que tiene mala cara si le va bien o mal en el sexo. Considero que la mala cara que se puede encontrar en una persona agria no puede atribuírsela al sexo.

28. ¿Qué es lo peor que le pueden decir?

–No me gusta, ni aunque lo hagan como un elogio, como parece estar hoy de moda, que me digan boluda.

29. ¿Cuál de los quehaceres domésticos soporta mejor?

–El cocinar, porque me gusta. La cocina es muy creativa, aunque cocino muy aburrido. Ultimamente cocino cosas sin harinas, porque las harinas en exceso no caen muy bien.

30. ¿En qué materias del colegio secundario era un desastre?

–Yo era un desastre en el colegio; me rateaba mucho. Me iba a pasear con algunas compañeras. En el colegio me mataba la rutina, esa de que el profesor mandaba estudiar tres hojas de su materia para el otro día. Yo prefería agarrar una materia y estudiarla más completa, más profundamente. Iba contra el sistema (risas).

31. ¿Por qué es bueno ser mujer?

–Porque tenemos mucho camino por delante, porque tenemos mucho terreno para ganar y porque podemos ser madres, aunque yo no lo sea. Y por esa cosa femenina, esa que hace que siempre estamos para amparar al otro.

32. ¿Cómo es usted en la intimidad de su casa?

–Me encanta andar descalza y con ropa holgada, ropa que no me moleste.

33. ¿A qué le teme más en la vida?

–Al dolor, al sufrimiento. Pero no a la muerte.

34. ¿Qué situaciones le dan lástima?

–La ignorancia. Me da mucha pena la gente que actúa y dice sin saber lo que hace y comenta.

35. Ser argentino hoy es…

–Es un ser que tiene que amar y respetar mucho a su país, para poder convivir con el resto de sus compatriotas.

36. ¿Recuerda a su primer novio?

–Sí, claro (risas). Yo tendría unos quince años. Venía a mi casa los fines de semana. Muchos años después, de forma casual, nos vimos muchas veces. Lo recuerdo muy bien porque era, y es, una excelente persona.

37. ¿Cómo imagina el paraíso?

–No me lo imagino. Pero si tengo que responder lo primero que se me viene a la cabeza diría que lo describiría como una pintura muy naíf, con angelitos volando y esas cosas.

38. ¿Para qué situaciones es obsesiva?

–En general no soy obsesiva, pero a veces me ataca algún tipo de obsesión, como por ejemplo me digo: “Hoy hago dieta”, y me pongo obsesiva con la dieta. Pero para más detalles de mis obsesiones, eso sólo lo hablo con mi analista (risas).

39. ¿Qué cosas hizo contra su voluntad?

–No lo sé, no lo recuerdo. He trabajado mucho como para olvidarme de lo desagradable.

40. ¿Cómo es su relación con la computación?

–Estoy aprendiendo. Me interesa porque me puedo contactar con gente de muchos lugares del mundo. Y uno no puede quedar afuera de lo que está pasando.

41. En su adolescencia, ¿de qué actor de nuestra televisión estuvo enamorada?

–Yo recuerdo que, cuando tendría ocho años, iba a clases de baile y un día abrí la puerta para salir y se me apareció Carlos Cores, ¡y me deslumbró! De jovencita, también quedé impresionada al ver una foto de Guillermo Bredeston.

42. ¿En quién confía ciegamente?

–En mi intuición. La intuición nunca me falla, la que fallo soy yo cuando no la escucho bien.

43. ¿Dice “te quiero” muchas veces al día?

–Sí, ahora lo digo habitualmente. Eso lo aprendí con el tiempo. Antes era muy introvertida y corta de vista. Estas cosas condicionan el carácter. Lo físico condiciona el carácter.

44. ¿Cuál es el político que le mereció mayor respeto?

–Voy a mencionar a uno que fue presidente hace muchas décadas. Yo hice en teatro la vida de Arturo Illia, a quien personificaba Arturo Bonín, y yo a su esposa. Por ese motivo tuve que aprender mucho sobre la vida de Illia, y puedo decir que fue un político excepcionalmente honesto.

45. Como creyente, ¿utiliza la oración?

–Claro, por supuesto. Pero rezo cuando tengo ganas. Uno puede utilizar el rezo para agradecer, para estar tranquilo, para cuando se le dé la gana. No sólo para pedir.

46. Para una mujer como usted, ¿se puede vivir sin hombres?

–En realidad, sin hombres no lo sé. Lo que sí sé es que se puede vivir sola. Pero si el hombre entra en la vida de una mujer a colaborar para ser feliz, por qué decir que no…

47. ¿Qué corregiría de su manera de ser?

–El ser tan franca como lo soy. A veces pienso que debería tener un poco más de filtro. Y en otro orden, hago poco con mi físico, porque necesitaría dedicarle un poco más de tiempo al ejercicio.

48. ¿Cuál es el regalo que más le gusta recibir?

Sin lugar a dudas: afecto.

49. ¿De qué se arrepiente?

–Me arrepiento de haber permitido que alguna gente se fuera de mi vida y, sobre todo, de haber dejado cosas sin decir.

50. Un pequeño secreto ser feliz.

–Mi secreto es casi una síntesis de todo lo que respondí, y está en que uno debe buscar la felicidad, la paz, dentro de uno.

ETIQUETAS: Cristina Albero