Entrevistas

¡Felicidad absoluta!

Debora D'Amato y una charla íntima sobre su reciente maternidad: "Sentí una emoción..."

Noviembre 2018

El lunes 5, la periodista y panelista de Intrusos dio a luz a su primera hija, por cesárea, en el Hospital Alemán. Y un día después la presenta en exclusiva para Paparazzi.

La dulce espera llegó a su fin para Débora D´Amato(45), cuando el lunes 5 por la mañana cumplió su gran sueño de convertirse en madre con la llegada de Lola. Luego de una larga búsqueda, y un tratamiento de transferencia embrionaria con donante de esperma, la periodista pudo quedar embarazada y así, tras casi 9 meses de gestación, dar a luz por cesárea a su primera beba, en el Hospital Alemán. “Fue una cesárea programada. La fecha natural de nacimiento de ella era para fines de noviembre, pero con el transcurso del embarazo, de la diabetes gestacional, y con algunas cosas que fueron surgiendo se adelantó. Hace casi un mes que necesitaba una fecha exacta para que entre al parto mi médico Fernando Niuspiller, y por eso pusimos ese día. La idea era adelantarse, no retrasarse. Estaba tranquila, naturalmente. Pero inconscientemente se ve que no porque tres noches antes no dormí, literal. No pegué un ojo. La última noche tranquila decidí hacerme un baño de inmersión no muy caliente, para relajarme, despedirme de la panza y la gata que me miraba de la otra punta. Después me vinieron a buscar mi hermana y mi amiga Pany Chama, y a las 6:15 de la mañana salimos e hicimos todo súper tranquilas”, arranca contando la panelista de Intrusosmientras descansa con su hija en la habitación del centro médico de Barrio Norte.

–¿Cómo fue el parto?

–Lola nació el lunes 5 a las 8:52, pesando 3,585 kg y mide 48 centímetros. La cesárea estuvo buena, todo bárbaro, pero me bajó un poquito la presión. Fue todo muy rápido con Martín Anchorena, que es mi médico, y un equipo piola y contenedor. Estuvo bueno, pero en el medio, entre la peridural y todo, me bajó la presión y estaba medio fastidiosa. La primera sensación, cuando la sacaron y me la pusieron en el pecho es indescriptible. No tengo mucho para decir sobre eso, me quedo sin palabras. Es una emoción que nunca sentí. Mientras la besuqueaba toda, ella lloraba con la boca abierta y yo lloraba con ella. 

–¿Qué tal la primera noche?

–Se portó muy mal, ja, ja. Estamos conociéndonos. Y la primera noche estuvo medio hincha hasta que me di cuenta de que, en realidad, lo que quería era el mismo calor y posición de la panza. Entonces con el abrigo y la sábana le hice como un nidito que la transformó en un Oaky, como el personaje de Hijitus… la gente grande que lea me va a entender. Con ese calor durmió divino. Pero lo descubrí recién a las 4 de la mañana, mientras no me sentía muy bien. 

–¿Ya conectaron?

–Tuvimos empatía. Es bastante simpática. La miro, la miro y no puedo creer que es mi hija. La veo, obviamente, hermosa. Van pasando los días y nos entendemos más. Ahora ya se amigó con la teta y estamos tratando de que empiece a salir la leche y que no sea sólo calostro. Intentando que eso funcione. La verdad que ella le pone mucha voluntad, y ahí estamos, en pleno conocimiento mutuo. No me la sacan de la habitación y está todo el tiempo conmigo. Cuando duerme, o no, o cuando llora está acá pegada.

–Ya tenías todo preparado para cuando te dieran el alta…

–Sí, mi casa está lista. Tenía el bolso y la valija de las células madre preparada con tiempo, pero antes de venir al parto me olvidé de avisarle a la gente de Biocells. Pero por suerte, como tenían agendada la cesárea, vinieron al parto. En mi casa ya está preparado su nidito de contención al lado de mi almohadón grande para poder darle la teta. Antes de que termine la semana ya nos vamos para casa.

–Al ser madre sola, ¿quienes te acompañan?

–Mis hermanos, sobrinos, tíos… Menos mi vieja, que está con su problema de salud, toda la familia está esperando ansiosa que yo salga para verla. Está al tanto por fotos. Muchos me preguntan si pueden venir, y la verdad es que no me molesta, porque total estoy tirada en la cama con la beba. Mis amigas vinieron. ¡Apareció Jimena Cyrulnik con un unicornio que debe medir más de un metro! 

–Al ser soltera, ¿vas a arreglarte sola o vas a tener ayuda en tu casa?

–A priori, sí. De hecho, en la clínica estuve un rato sola y nos llevamos bien, repanchas. El primer día, en medio del llanto, no sabía cómo calmarla. Agarré el celular y le puse “Manuelita” de María Elena Walsh, porque me calmaba a mí de chica. No se la puse nunca en el embarazo ni en la panza, y la tipa se calmó. 

–¿Pensás tomarte una licencia larga o volver pronto a los medios?

–Quiero disfrutarla, pero tengo que volver pronto a trabajar porque esta niña depende de mí, y nada más que de mí. Primeros días de febrero terminaría mi licencia, y ahí sé que vuelvo. De todas maneras, supongo que antes visito el canal, porque la quieren conocer.

 

ETIQUETAS: Debora Damato

tepuedeinteresar

Débora D´Amato mostró una foto con su hija e hizo una aclaración para evitar críticas

La panelista de Intrusos compartió una tierna foto con Lola en brazos y explicó por qué tenía sobre su mesita de luz una mamadera con una jeringa.

La primera (y emocionante) foto de Lola, ¡la hija de Débora D'Amato!

La periodista dio a luz a su primogénita. Ni bien salió de su vientre, le sacó una foto y la compartió a través de sus redes sociales. Mirá.

Jorge Rial anunció su regreso a Intrusos y compartió una foto con el equipo

El periodista publicó en Twitter una postal junto a los periodistas que lo acompañan en el ciclo y fijó la fecha de su esperada reincorporación.