Entrevistas
galeríaspaparazzi

¡No puede ser!

Jimena Baron: "Me hice un tatoo y en China me dijeron que me escribieron 'Postres'. Es insólito"

La actriz se tatuó en la parte baja de la espalda una palabra en chino creyendo en un significado que terminó siendo ficticio, pues al visitar el país asiático se enteró de que la engañaron.

La morocha se fue de gira a España para mostrar su música.
1 de 6
Explorar nuevas culturas esconde el riesgo de exponerse a situaciones insólitas, e incluso, al trago amargo de ganarse una antipatía involuntariamente. De la forma que sea, el simple hecho de trascender las fronteras requerirá paciencia y predisposición para adaptarse a otras lenguas y a costumbres distintas de las argentinas, además de un sincero respeto por valores y creencias que en ciertos casos son diametralmente opuestas a las de nuestra sociedad. Hay que estar preparados, aunque sea por un mínimo de conocimiento que ayude a disfrutar del viaje sin verse obligados a pasar momentos tensos o encontrarse con sorpresas inesperadas. El mundo es grande y, por supuesto, ofrece infinitos puntos turísticos para recorrer, aunque algo está claro: para los que habitamos esta tierra, no es lo mismo visitar Santiago de Chile que Taiwán, por ejemplo, al menos en materia de comunicación: al otro lado de la cordillera se podrá pedir un café o tomar un taxi sin modificar una sola coma del castellano.
 
En cambio, si el destino elegido es China, como hizo Jimena Barón (30), la cosa cambia. Al menos de entrada será necesario un traductor, pues, de lo contrario, comprar un pollo frito o preguntar por el baño más cercano rozaría el peligro de quedar hablando solo. Por suerte para la actriz, más allá de verse –lógicamente– obligada a la presencia de un especialista para hacerse entender y comprender a los chinos, pasear por el monstruo asiático le terminó ayudando a interpretar varias cosas. Entre ellas, ¡el significado de un tatuaje que se realizó en la espalda! Había concurrido a un local famoso de la Avenida Santa Fe para elegir un dibujo que luego el profesional de las agujas trasladaría, coloreado, a su cuerpo. Pero la actriz, si bien quedó muy contenta con el tatuaje, sintió que la estafaron moralmente.
 
“Me chamuyó el de la Bond (por la Galería Bond Street). Yo quise inmortalizar una palabra con ese tatuaje y resulta que terminó significando otra cosa. Cuando llegué a China me explicaron que el significado de mi tatoo es `Postres´. Sí, `Postres´. Increíble”. A China se había trasladado con Juan Martín del Potro, su último novio, de quien luego de un polémico vínculo (el tenista era amigo personal de Daniel Osvaldo, el padre de Morrison, único hijo de Jimena), se separó “en buenos términos”. Lo explicó la propia Barón: “No hubo una crisis, porque ni siquiera dejamos que la hubiera. Fue una de las charlas más maduras que he tenido con mis parejas. Fue como decir que `no llegamos ni a pelearnos´. Fue fantástico este año, aunque está claro que no por este momento, por supuesto que no. ¿Si aparecieron pretendientes?
 
Me parece que es divertida esa parte, la mejor. La verdad es que yo tengo mega decidido estar soltera. De hecho, tengo una crisis con el tema de la fidelidad y la monogamia… No sé, es raro estar toda la vida con alguien, como que se me está diluyendo un poco ese pensamiento”. Más tarde amplió su discernimiento entre amor y fidelidad eterna: “Estoy entendiendo que yo no necesito poseer a alguien para pasarla bien o sentirme segura. Segura me siento yo, el otro que haga lo que quiera, y lo que me interesa con el otro es que estar con él sea algo verdadero, no que él me pertenezca. De hecho, estando en pareja ¿nunca hay un deseo de estar con otra persona? Sí hay censura con respecto al deseo porque existe un compromiso. No se cuán normal es una relación de años. Pero imaginarse el casamiento y estar toda la vida junto a alguien… A mí me gusta un montón. ¿Cómo no voy a querer estar con uno siempre, por más que sea un amor y con él la pase bomba? Yo no soy celosa, cero, y de hecho pienso a la persona que me gusta con otra y no me revuelve las tripas. Me da un poco igual que suceda cuando no estoy. A mí rendime cuando estás conmigo, después no me cambia”.
 
Después, Jimena remarcó lo que pretende para el futuro en el ámbito sentimental, aparte de dudar de los hombres: “Quiero estar soltera y me sigue escribiendo gente que está en pareja, con unas mujeres espectaculares e hijos. Entonces me planteo qué es la fidelidad, qué es lo que hacemos cuando armamos una familia. No me pasó de sufrir una infidelidad, pero sinceramente el último tiempo ya no sé qué es lo que hace la otra persona. Cuando Juan estaba de viaje o Daniel, en su momento, yo les buscaba dónde ir a comer, les decía: `Salí del hotel, dejá de estar encerrado´. Pero aparte, me parece que no hay nada más atractivo que tu pareja: `Tesoro, hacé lo que quieras, amame, cuidame, fijate… Pero yo no te voy a quemar la cabeza jamás’”. Tal vez le ha llegado la hora de cambiar la fórmula. O quizás no. Por lo pronto, Jimena planifica su futuro cercano en compañía de su único hombre incondicional e insustituible: su hijo Morrison.
 
Jimena Barón
Daniel Osvaldo

tepuedeinteresar

Yanina Latorre mandó al frente a Jimena Barón por una supuesta adicción...

Lo dijo la panelista en LAM: "Al Bailando lleva una petaca con fernet, por eso confesó lo del bailarín la semana pasada".

¡Qué top! ¿A dónde se fueron de Stephanie Demner y Guido Pella, su novio tenista?

La modelo ya se olvidó de Juan Martín del Potro pero se mantuvo en la misma línea sentimental: sale con Guido Pella, el tenista bahiense que integró el equipo argentino que ganó la Copa Davis en 2016.

Pata Villanueva: "Del Potro fue uno más... tampoco es que me mató"

La actriz abrió el cajón de los recuerdos para desclasificar su archivo amoroso. Había contado que tuvo un romance con Luciano Castro y ahora sumó a la lista al tenista.

dejatucomentario