Entrevistas

Tiembla el padre

Jonatan Viale: "Ser hijo de Mauro es una bendición"

Mayo 2015

Integrante de una nueva camada de periodistas, el panelista de Intratables responde las preguntas con seguridad y simpatía.

1. Los escándalos mediáticos, ¿lo divierten, le preocupan o le resultan indiferentes?

–En general, me resultan indiferentes. Si se trata de un político, tomo nota respecto de qué modo influye ese hecho en su carrera política, caso Redrado–Salazar–Granata.

2. Cite tres argentinos que merezcan su respeto.

–En el mundo de la política cito a Alicia Moreau de Justo; en el universo científico a René Favaloro y en el ámbito literario, a Julio Cortazar.

3. ¿Cuál es el fin que persigue su tarea?

–Informar y hacerle entender a la gente los procesos sociales, políticos, económicos y culturales. Para mí, el periodismo no debe ser el fiscalizador de la patria, sino que debe informar, contar, entretener y, sobre todo, traducir.

4. Cuando ve gente buscando comida entre la basura, ¿se siente responsable, culpable o ajeno a la situación?

–En principio, me siento culpable por no poder ayudarlos. Tras una mínima reflexión advierto que el verdadero responsable de esa situación es el Estado. Vos podés dar una mano, pero no resolvés el problema de fondo. Para mí, la transformación de la sociedad se hace a través de la política, no por medio de actos individuales de buena fe ni de ONGs.

5. ¿Con qué ojos observa la farandulización de la política?

–Antes, la miraba con desprecio, subestimación y ninguneo. Ahora me estoy acostumbrando. Pienso que es un hecho natural, que no sólo se da en la Argentina. En varios países se van a buscar a personas que no están metidas en la política, conocidos como los puros o no contaminados. Es una estrategia. A veces sale bien, y a veces no.

6. ¿Cómo reacciona ante la envidia profesional?

–Al principio la sentía, ahora estoy intentando curtirme. En este medio, si no te curtís, te entran las balas y si te entran las balas, no podés seguir adelante.

7. En lo profesional, ¿tener el apellido Viale es una bendición o una carga?

–Ambas cosas. Al principio, era una carga porque debía demostrar que no estaba acomodado. Por otro lado, tengo muy en claro que a mi viejo muchos lo aman, pero muchos lo odian, porque lo emparentan con el amarillismo, con el menemismo y con lo que imagines, pero para mí ser su hijo es una bendición y un orgullo. Yo lo amo y es mi norte profesional. En esa situación me puedo diferenciar. Yo tengo un estilo distinto.

8. ¿Con qué no se jode?

–Con los chicos no se jode, con los viejos no se jode, con la pobreza no se jode y con la sexualidad no se jode, porque hay aspectos de la vida privada sobre los que la gente no quiere hablar.

9. ¿Alguna vez se sintió discriminado?

–Sí. A veces, por ser el hijo de… y, a veces, por ser judío. De todos modos, nunca sentí que esas discriminaciones afectaran mi vida tremendamente. De chico, en el colegio, fue traumático, pero con el paso de los años, con un poco de terapia, de ayuda familiar y con una madre psicóloga, me fui curtiendo.

10. ¿Quién es Jonatan Viale?

–Soy una persona que intenta no joder a nadie, familiero, muy amigo de mis amigos, hincha de River y honesto intelectualmente. No me interesa la guita fácil, no me importa el crecimiento por el crecimiento mismo. Soy sincero y trabajador. Soy lo que se ve. No tengo nada oculto.

tepuedeinteresar

¿Por qué Jonatan Viale no quería seguir los pasos de su padre en el periodismo?

Recientemente incorporado a la CNN, una de las señales informativas más famosas del planeta, el hijo de Mauro aprendió de periodismo desde chico y se volcó a tener un nombre dentro de la profesión.

María Julia Olivan: "Quiero ser la modelo gorda argentina"

La periodista fue contrata para hacer la campaña de una marca de lencería y no se achicó. "Buscaban a una mujer con curvas reales y me llamaron. No lo dudé un segundo", dijo.

Debora Plager: "El vino tinto invita a..."

La periodista de Intratables responde a los grandes antagonismos de ayer, hoy y siempre. ¿Estás de acuerdo?