Entrevistas

¡Primeros pasos!

Luis Luque puntuó a Peter Lanzani como director. ¿Qué nota se sacó?

Noviembre 2018

El talentoso actor brilla en la serie Un gallo para Esculapio, que cuenta desde adentro cómo es el oscuro mundo de las riñas. El avisó que no presenciaría ninguna. Aunque todo fue ficcionado.

Tiene la simpleza de los grandes, y en honor a ella Luis Luque(62) se muestra conmovido y ansioso ante el estreno de la segunda temporada de la exitosa serie Un gallo para Esculapio. Durante su carrera pasó por infinidad de estrenos, sin embargo este lo hace sentir tan ansioso como en sus inicios, allá por la década del ’80.

Y con la misma humildad confiesa que interpretando a Yiyo, el oscuro personaje que en esta segunda parte toma el lugar de Esculapio, el jefe, llegó a lugares inimaginables. “El tema es qué quieren, cómo lo hacen y qué aguantan. Qué hacen con lo que les produjo la acción muy puntual como el hecho de haber matado a Esculapio (Luis Brandoni). Ahí arranca todo un malambo y una espiral descendente que los lleva a lugares muy extremos. Y después el enfrentamiento es tratar de ocupar un lugar que no se está listo para tomar”, le dijo a Paparazzi.

–¿De dónde arranca tu personaje en esta segunda etapa?

–Arranca de haber hecho eso que hizo (matar a Esculapio) y qué le pasa con eso. Fue muy atractivo, muy difícil, muy complejo, muy angustiante y muy oscuro. Fue un trabajo increíble. Yo creo que llegué a lugares que no había llegado nunca, siendo un actor bastante sarpado, ¿no? Llegué a lugares de miedo, de revelación. Creo que generé empatía. Aparte, el enfrentamiento y el ocupar un lugar que no es de nadie, de aceptar quién es el que murió, aceptar cuál es el tuyo. Esto es una cosa muy básica del ser humano: pretender estar en un lugar que no se puede o no se debe.

–¿Cómo te sentís con el resultado?

–Orgulloso, porque siento que tuvimos valor, nos la bancamos y aprendimos. Y había que tener mucha humildad para entrar a esos lugares. Con el demente del director que tenemos (N. del R.: Bruno Stagnaro)va a sonar una orquesta tremenda. El tipo es un capo. Y no es obsesivo, ¿viste? (risas).

–¿Conocías algo del mundo de las riñas de gallos?

–No, nada.

–¿Hubo algún acercamiento a aquel mundillo para grabar esto?

–Yo dije que si había una riña de gallos yo no filmaba. O sea que no me interesó, no participé en ninguna riña, solamente estuve dedicado al asalto de los camiones y demás. Ese mundo de la riña lo curtió Peter Lanzani, que por otro lado es genial, porque parece que el equilibrio que tuvo fue perfecto. Encima zafé. No, no soportaría jamás ver una riña de gallos. ¿Sabés que es un mundo el que se mueve con las apuestas? Yo ni sabía, me enteré después.

–Peter Lanzani codirigió un capítulo. ¿Cómo sentís que lo hizo?

–Dirigió bien. Es muy claro, muy concreto, y lo más impresionante que tiene es la inquietud verdadera y profunda. Este trabajo implica tu vida, si no lo entendés así, sos un tipo que jamás va a profundizar y siempre va a nadar en la superficie. Y él no nada en la superficie.

 

ETIQUETAS: Peter Lanzani , Luis Luque
Peter Lanzani

tepuedeinteresar

El reencuentro de Lali Espósito y Peter Lanzani, ¡con pícaro comentario de Nico Vázquez!

La actriz y el actor se cruzaron en un evento. Lejos de hacerse los desentendidos, se saludaron, rieron toda la noche... ¡Y hasta se sacaron selfies! Mirá.

Andrea Rincón: "Con lo que me pasa me siento una..."

A la actriz, que se luce en su rol de Vanesa en Un gallo para Esculapio, le cuesta creer el excelente momento profesional que está atravesando.

Peter Lanzani contó cómo fue ser novio de Lali Espósito y Tini Stoessel y que sintió por ellas

El galancito dijo lo suyo. Y sorprendió: "Tuve parejas que fueron conocidas y celebraba cada una de las cosas que les pasaban".