Entrevistas
galeríaspaparazzi

¡A contramano del mundo!

Moria Casan: "Si hay algo que me gusta es que me acosen"

La One volvió a estar en el centro de la polémica por sus recientes declaraciones en relación con el movimiento feminista. Una seguidilla de frases desafortunadas que justifican la violencia machista.

Moria desde Punta dio que hablar.
1 de 3
Pocas son las mujeres de la farándula vernácula que llegan a pertenecer a ese reducido grupo que adquiere, casi como un título nobiliario, la denominación de diva. Moria Casán es una de ellas. Pero si hay algo que siempre la diferenció y la separó de esa tríada que compone junto con Mirtha Legrand y Susana Giménez es que no le teme al escándalo. Y aunque Susana hizo de su aparente torpeza una marca registrada, Moria hace lo propio con su capacidad para reírse de ella y sus desgracias. Nunca se empeñó en ocultar lo que la hace humana, demasiado humana. Así como se prestó para promocionar una serie sobre una cárcel de mujeres, en clara referencia a su breve estadía entre las rejas en Paraguay, tampoco reniega de su pasado, de sus decisiones, que como asegura en una reciente entrevista, siempre estuvieron supeditadas a su elección.
 
Con esa personalidad arrolladora y su lengua karateca es que sigue siendo un ícono y sus declaraciones jamás pasan desapercibidas. Aunque podría ser un ejemplo de liberación y empoderamiento femenino, a veces en busca de la polémica permanente, de ejercer su independencia y plantar bandera donde nadie lo hizo antes, puede que muerda el asfalto y, como una ídola de cartón, muestre su reverso: entre fuera de tiempo y políticamente incorrecto. Pero esa incorrección, en su afán de conservar cierta rebeldía que se cree únicamente potestad de la juventud, la deja en offside.
 
¿Por qué?  Porque las contradicciones de la One son inexplicables; así como fue la pionera en hacer corte de corpiños, algo ciertamente que podría incluirla dentro de las filas de las feministas, se convierte en un gesto vacío cuando se ocupa de defender lo indefendible, como hizo recientemente cuando salió a cruzar a los que atacaron a Cacho Castaña por sus polémicos y repudiables dichos en el programa Involucrados, que conduce Mariano Iúdica: “Pienso que todas las mujeres pueden hacer de su cuerpo lo que quieran, como quieran, andá a saber qué piensan las mujeres. Hace años los poetas queremos saber qué tienen en la cabeza y nunca lo supimos, hagan lo que quieran, relájense… Si la violación es inevitable, relájate y goza”, dijo Cacho Castaña.
 
También se manifestó en muchas oportunidades sobre el aborto y aclaró que, a pesar de ser muy religiosa, a sus 16 años pasó por esa experiencia y que cada mujer debería tener la posibilidad de decidir sobre su cuerpo: “En mi casa no se habló del tema, mi padre nunca lo supo. Lo viví, pero no doy consejos sobre hacerlo o no, sí creo que cada uno debe poder decidirlo”. Y entonces esa es la Moria que parece que, aunque sea de otra generación y, tal como siempre se declaró, tiene la capacidad de estar en sintonía con los tiempos que corren. Ser open mind, casi como una declaración de principios, pero en el momento en que las mujeres necesitan que más voces relevantes y con impacto mediático se alcen desde una perspectiva de género para darles visibilidad a ciertas temáticas que fueron silenciadas por décadas, Moria va a contramano:
 
“No soy una feminista, sería una feminista no agresiva. Siempre luché por mi libertad, que no la negocio. No soy una marquetinera de lo diferente, pero sí fui a lo diferente. El feminismo se farandulizó. Una cosa es llevar la voz de las féminas, el empoderamiento femenino. Pero hoy se pasan de rosca. Si un tipo les dice: ‘Qué buena que estás’, lo mandan a la concha de la lora. Creo en la ‘vaginocracia’. Pero tener el poder de la procreación no te hace más que el hombre. Me gusta la mujer al lado de un hombre”.
 
Pero aunque diga esto y se tome fotos para subir a su cuenta de Instagram con el lema en inglés “Time is up” (el tiempo se terminó) que abrazaron las estrellas de Hollywood en los Globos de Oro para denunciar el acoso y apoyar a las mujeres que se animaron a romper el silencio, a la siguiente nota que brinda puede decir que le encanta que la acosen sin llegar a ruborizarse ni ser consciente del impacto que tienen sus palabras en un momento crucial para terminar con la violencia machista:
 
“Un día estaba en el programa de Mariano Grondona y me dice Laura Ubfal que tenía un amigo que se moría por mí y le dije que le diera el teléfono de mi casa. Empezó a llamar y se hizo amigo de la mucama y de mi hija y empezó a manejar mi casa virtualmente. Me llamaba al celular y me decía dónde estaba yo en ese momento. Eso empezó a conquistarme, porque si hay algo que me gusta es que me acosen”, relató la One. 
 
Sus dichos le valieron una larga lista de tuits de diverso tenor pero que, a modo de ejemplo, podrían resumirse en el siguiente: “Hablemos de Moria Casán defendiendo a Cacho Castaña y rebajando al movimiento feminista tratándonos de desubicaditas por putear a los mugrosos que nos dicen barbaridades en la calle diciendo que a ella le gusta que la acosen. BASTA de darle entidad a esta mujer nefasta”, señaló. Una pena que en tiempos en que las mujeres debemos unir fuerzas, Moria persista en ir contra la corriente. 
 

 

Jimena Barón
Moria Casán

tepuedeinteresar

Jimena Barón habló de su feliz romance, ¿se viene la convivencia?

Súper enamorada, la actriz ya no se esconde. Ahora, le grita al mundo que está hasta las manos con el actor. ¿Se viene la convivencia? ¿Ya están planeando la mudanza? Mirá.

Jorge Rial le puso los puntos a Agustín Laje tras recibir críticas por su nuevo tatuaje

El conductor cruzó en Twitter al politólogo conservador que fue repudiado días atrás en un colegio secundario de Neuquén por su homofobia y su pronunciamiento en contra del aborto legal.

Jorge Rial: "Necesito reacomodar mi vida y mis cosas"

El conductor volvió de sus vacaciones por Orlando con Romina Pereiro y anunció que se ausentará de Intrusos por unos meses. Aquí, los verdaderos motivos.

dejatucomentario