» Ediciones Revista
Entrevistas

¡Experiencia religiosa!

Nora Carpena: "Me gustaría que se me apareciera la Virgen"

Sus 50 respuestas permitirán descubrirla un poco más en profundidad y repasar muchos momentos de su vida y de su relación con Guillermo Bredeston.

1. ¿Qué cambiaría de la Argentina?

–No me gusta que haya tanta diferencia entre la gente que tiene mucho y la gente que tiene poco. Me gustaría que mi país estuviera más equilibrado en las cuestiones sociales.

2. ¿Tiene algún sueño imposible?

–Sí, sueño con cosas que sé que no van a ser posibles, por mi edad. Por ejemplo, sé que no voy a ver casada a mi nieta más chica, que tiene nueve años. Diría que me gustaría llegar a verla realizada en la vida; a ella y a todos mis nietos.

3. Como enemiga, ¿es de temer?

–Yo no me siento enemiga de nadie en este momento. Ni en este momento ni nunca. Jamás me sentí enemiga de alguien, nunca nadie me hizo tanto daño como para considerarlo mi enemigo. Así que no sé si soy de temer o no.

4. ¿Qué no debería faltar en el relato de una película sobre su vida?

–Muchas cosas, pero fundamentalmente no puede faltar mi buena relación familiar y no puede faltar mi amor por la profesión.

5. ¿Con el paso del tiempo se volvió más exigente o más indulgente?

–En algunas cosas más exigente y en otras más indulgente. Por ejemplo, antes me hacía problemas por cosas que hoy dejo pasar. En cambio, para otras soy muy exigente. Hoy trato de equiparar las situaciones, algo que dan las experiencias de vida.

6. ¿Comprar en mercaditos chinos resulta más barato?

–Es que no lo sé, no voy a los mercaditos chinos. Sí voy, de vez en cuando, al barrio chino a comprar fideos de arroz, pero nada más.

7. ¿Cuál fue el mejor presidente de la historia de los argentinos?

–Yo amé a Raúl Alfonsín. Lo llegué a conocer, siendo ya presidente, en algunas reuniones que hizo Beto Brandoni en su casa. Me encantó conocerlo. Para mí, Alfonsín fue una ilusión. Después las cosas se le complicaron porque le hicieron la vida imposible.

8. ¿Qué periodista político le merece mayor respeto?

–No sé qué responder, porque a mí me pasan cosas muy extrañas con este tema. Porque, de pronto, escucho a alguno y pienso: “¡Cuanta razón tiene!”. Después escucho a otro que dice todo lo contrario, y también creo que tiene razón. Pero los que no me merecen respeto, en cuanto a periodistas políticos y a los de cualquier otro espacio, es que sean irrespetuosos y agresivos. Esos que para defender a un gobierno y hablar mal de otro insultan y tratan con desprecio a la gente, sobre todo si son mujeres. Me gusta escuchar a los periodistas con razonamientos lógicos, no con groserías.

9. ¿Qué sentimiento le despierta Nicolás Maduro?

–Tendría que ser venezolana y estar viviendo allí para una mejor respuesta, para saber si las cosas son como me las cuentan. ¿Cómo puedo yo saber si no me la están contando con intereses? A mí no me gusta lo que está pasando en Venezuela, pero no me considero con derecho a opinar con exactitud.

10. Pasados los 50, ¿de qué cosas disfruta más una mujer?

–Se disfruta mucho de los amigos, de las amistades. No sé si se relaciona más con la gente, sólo creo que las amistades que se tienen se las aprecia más.

11. ¿Qué le dice la gente por la calle cuando la reconoce?

–La gente es muy afectuosa conmigo, me expresa mucho cariño. Soy una eterna agradecida de eso.

12. ¿El sufrimiento nos hace mejores personas?

–Déjenme pensar que sea así…

13. ¿Qué cosas no acepta de los jóvenes de hoy?

–No acepto cosas que a mí, que ya no soy joven, considero que a la larga les van a hacer mal. No sé cuáles cosas, porque depende de las situaciones, pero diría que los jóvenes viven con mucha velocidad, con mucho vértigo. Tendrían que ir más despacio.

14. ¿Es cierto que en el teatro no hay dos funciones iguales?

–Claro, absolutamente. Es que el público no es el mismo, y los que trabajamos arriba del escenario, tampoco. De hecho, este minuto en el que estamos conversando no es el mismo que el que le sigue. Yo estoy haciendo en el Multiteatro, con Mercedes Carreras, Dios no existe… Acabo de conocerlo, y las dos sabemos que siempre hacemos alguna cosa diferente. Y el público también reacciona distinto.

15. ¿De qué forma expresa su cariño?

–En realidad, yo no soy una persona cariñosa, cosa que lamento profundamente. Mi cariño lo expreso más con hechos, con acciones.

16. ¿Quién es, en la actualidad, la mejor actriz argentina?

–Uyyy, hay muchas; aunque yo no diría quién con nombre y apellido. Pero hay una camada de actrices jóvenes que tienen enorme talento.

17. ¿Cuál es su talón de Aquiles?

–Mi familia, sin lugar a dudas. No me toquen a mi familia.

18. ¿Le preocupa la gestión de Donald Trump como presidente de los EE. UU.?

–Y, sí… porque a los latinos no los tiene muy bien catalogados, y entonces me parece que no es bueno para nosotros.

19. ¿Alguna vez le dijeron que no servía para su trabajo?

–No, nunca me lo dijeron. Quizás alguien lo pudo haber dicho, pero yo no lo escuché (risas).

20. ¿En qué le gusta gastar el dinero que gana?

–Yo soy muy regalera, me encanta comprar regalos. Me encanta regalar cosas a mis seres queridos, a mis amigos. Regalos importantes, o no tanto, según el dinero que tenga para gastar.

21. Cuando usted era adolescente, ¿a qué actriz se quería parecer?

–Adoraba a las grandes estrellas del cine de esa época: Laura Hidalgo, Zully Moreno, Mirtha Legrand…

22. ¿Qué siente que le hace falta hacer por usted?

–Disfrutar más la vida. Seguramente por cosas que me pasan. Es lo que me toca.

23. ¿Cuál es su mayor arma de seducción?

–Quizás ser como soy. Sé que seduzco, pero sinceramente no sé cuál es mi arma de seducción.

24. Anímicamente, ¿cómo se definiría?

–Depende el momento de la vida. No soy ciclotímica, pero si me está pasando algo malo, no puedo definirme igual que si estoy en un momento espléndido. Yo he disfrutado mucho de la vida, con mucho éxito y con una fantástica relación familiar y matrimonial. Por eso, en mi balance de vida, entre el debe y el haber, todo fue muy positivo.

25. ¿En qué otro país le hubiera gustado vivir?

–En Italia. Me gusta mucho ese país. Disfruto mucho de Roma, una ciudad que me encanta, con ese color sepia que me puede.

26. Cuando se casó, ¿a dónde fue de luna de miel?

–No fui a ningún lado. Con Guillermo Bredeston estábamos trabajando, haciendo temporada de teatro en Mar del Plata. No hubo luna de miel. Además, yo me casé muy tarde, yo ya tenía mi hija grande, porque Guillermo era casado y recién pudo divorciarse en la época de Alfonsín, cuando se legalizó el divorcio. Y ahí recién nos casamos.

27. ¿Cuál fue el mejor consejo profesional que recibió de su padre, el inolvidable Homero Cárpena?

–Me dio varios consejos. Los que más recuerdo son que el personaje, cuando se termina la función, hay que dejarlo en el camarín, junto al maquillaje. Y que además hay que pensar que el actor es como las olas, que a veces, cuando empieza la carrera, todo va viniendo como las olas, y vienen y vienen, y suben y suben, y, como las olas, después caen y se los traga la arena…

28. Como creyente, ¿utiliza la oración?

–Sí, rezo en mi casa y también en iglesias. Rezo, agradezco y pido; soy muy pedigüeña.

29. ¿Está conforme con la imagen que le da el espejo?

–Nooo, porque me gustaría ser joven (risas). Y que no me digan “¡qué bien estás!”, porque no quiero estar, quiero ser… joven. A mí me gustaría tener cuarenta años.

30. ¿En qué temas perdió todas las esperanzas?

–En cosas de mi carrera que ya sé que no las voy a concretar, como por ejemplo que nunca voy a ser una actriz que trabaje en el Teatro Cervantes o en el San Martín.

31. ¿Qué personas la marcaron a fuego en su vida profesional?

–Como actriz, mi padre, que fue quien me marcó mi carrera. Guillermo, que colaboró y le dedicó muchos años de su vida a guiarme profesionalmente. A Alberto Migré, quien fue el que me llevó a la televisión. Y a María Herminia Avellaneda, que me enseñó a hacer televisión, diciéndome dónde tenía que pararme, dónde tenía que mirar y cómo estudiar. Hay mucha gente que me marcó el camino.

32. Cuando era chica, ¿en su casa se hablaba de sexo?

No, para nada. Pero no porque fuese un tema tabú, sino porque ni se nos ocurría hablar de sexo. Pero además, cuando era chica nunca me torturó saber cómo sería el tema del sexo.

33. ¿Siempre dice todo lo que piensa?

–No, depende. A veces no conviene decir todo lo que uno piensa. Para algunas cosas hay que ser reservada.

34. En su medio, ¿es difícil hacerse respetar?

–A mí no me resultó difícil ser respetada. En este tema todo depende de cómo es uno, en cuanto a tener una personalidad que no permita que nadie le falte el respeto.

35. ¿A qué mujer admira?

–Admiro a mi colega Marta González, que es una querida amiga, luchadora de la vida. La admiro como persona que va para adelante con sus cosas, por ser una mujer que trabaja y que tiene un profundo amor por su hija y sus nietos.

36. ¿Cree en las apariciones de la Virgen?

–Sí, por qué no. Creo que una persona tiene que estar muy elevada espiritualmente para que estas cosas le ocurran. Nadie va a mentir con este tema. A mí me gustaría de alma que se me apareciera la Virgen. Pero hasta ahora no se me dio.

37. ¿Qué les aconsejaría a los jóvenes que estudian actuación?

–Eso, que estudien y que persistan, que luchen. Que la carrera no es sólo salir en una tapa de la revista Radiolandia, y perdón por la antigüedad, o una fiesta de blanco de Caras o estar seguido en programas de televisión. Todo eso es importante, pero no es suficiente. La carrera es otra cosa. Se debe luchar para mejorar en la profesión, para perfeccionarse. Deben observar que los más importantes actores y actrices casi no salen en las tapas de revistas.

38. ¿A qué trabajo actoral le diría que no?

–Yo le diría que no a un trabajo que no me guste o que me haga sentir mal anímicamente, algo que crea que al hacerlo me signifique un pan amargo. Por eso leo bien los textos y hasta me fijo en quienes sean mis compañeros, porque eso también es importante para mí.

39. ¿Cuál es la película que más la impactó de la historia de nuestro cine?

Una película que me impresionó por una cuestión de edad, porque era muy chica, y porque trabajaba mi papá, es Si muero antes de despertar. Mi papá hacía de “malo” de la película, porque robaba chicos. Cuando fui al estreno con mi mamá, sabía que al salir del cine estaría mi papá esperándonos y yo no quería ni verlo del miedo (risas).

40. ¿Cuando se siente mal, se automedica?

–¡Nooo! Para tomar algo por mi cuenta, como cuando me puede doler la cabeza, tengo que estar muriéndome.

41. ¿A qué históricos actores conoció a través de su padre?

–Cuando era muy chiquita, me acuerdo de que Pepe Arias me regaló un muñeco. Y otra vez, con mi papá entramos al camarín de un teatro para charlar con Luis Sandrini mientras se maquillaba.

42. ¿Qué reclamos le hace a la Justicia argentina?

–Que sea un poquito más rápida. Y que se ponga de acuerdo en cuanto a si las cosas son sí o no. Porque un día alguien es culpable y al otro día no. Un día meten preso a alguien y al otro día lo sacan.

43. ¿Sus mejores confidentes fueron hombres o mujeres?

–No sé, qué sé yo… Creo que mujeres, pero yo soy bastante reservada.

44. ¿Qué cosas admira de un hombre?

–Por supuesto, esta respuesta la traslado a Guillermo. En un hombre admiro su integridad, su bonhomía, y también si es guapo, lindo.

45. De lo cotidiano, ¿qué cosas le molestan?

–Todos los domingos almorzamos en plan familiar. Todos; hijos, nietos…Y me mata, me molesta mucho que, por ejemplo, dos horas antes alguien me avise que no puede venir (risas).

46. ¿Le cuesta pedir perdón?

–Sí, me cuesta. A veces no me animo a pedir perdón por una mezcla de dos cosas: por vergüenza y porque no quiero, porque no me da la gana.

47. ¿Las telenovelas nacionales están en crisis por la competencia de los materiales que vienen del exterior?

No creo que estén en crisis en cuanto a calidad, porque las novelas que están son bárbaras. Pero claro, lo que sucede es que hay pocas por una cuestión económica. Compran en latas y resultan más baratas.

48. ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

–Para muchas cosas, sí. Vuelvo a lo mismo, era joven y hasta podía caminar tranquila junto al río de Quilmes, ciudad donde viví durante años. Yo iba a bailar al Náutico de Quilmes y a las doce de la noche volvía a mi casa caminando. Ahora, vayan a hacerlo. ¿Ven que todo tiempo pasado fue mejor?

49. ¿De qué se arrepiente?

–De no haber disfrutado de algunas cosas como debía haberlas disfrutado. Creo que a mis hijas, cuando eran chicas, no las disfruté como debía haberlas disfrutado, por el trabajo y por haber estado muy ocupada viviendo. Pero eso es algo que le sucede a todo el mundo.

50. Un pequeño secreto para ser feliz.

–No tengo ningún secreto para ser feliz. Y si lo digo, ya no sería un secreto. Pero para ser feliz se debe tener una linda familia y un trabajo.

ETIQUETAS: Nora Cárpena

tepuedeinteresar

La dura y polémica confesión de Jorge Rial sobre su muerte

En una charla con Nora Carpena, el periodista sorprendió con una revelación sobre su situación personal.

Nora Cárpena: "Me cuesta creer que haya gente en contra de..."

La experimentada actriz estrenó una obra el 1 de septiembre y afirma que siente la misma adrenalina de épocas anteriores. Y va al frente: "Está bien que exista la grieta".

Adriana Salgueiro: "Ver una sonrisa en la cara de la gente es lo mejor que le puede pasar a un actor"

La actriz brilla en Mujeres de ceniza, un espectáculo que viene desarrollándose a sala llena en el Teatro Regina. ¿El secreto? El conocimiento y la preparación. La acompañan Nora Cárpena, Mercedes Carreras y Zulma Faiad. ¡Pavada de elenco!