» Ediciones Revista
Entrevistas

¡Polémico!

Silvio Soldán: "¡Gardel era francés, sin ningún lugar a dudas!"

Mayo 2018

El histórico conductor de Grandes valores sorprende al dar su categórica visión acerca de un interrogante que desvela a tres países –Argentina, Uruguay y Francia– hace casi un siglo. Además habla de su vida, de los sueños que aún le quedan por cumplir, de amores, de la tele, de la radio, de la cárcel, de éxitos, de fracasos y de muchas cosas más en 50 respuestas imperdibles.

1. Usted, que sabe tanto de tango, y con la mano en el corazón, ¿Carlos Gardel era argentino, francés o uruguayo?
–¡Gardel era francés, sin ninguna duda! Cuando Gardel iba a viajar a Francia a filmar películas, hubiera sido considerado desertor del ejército, porque entre Francia y Argentina había correlación. Es decir que si hubiera viajado tendría que haber hecho la colimba allá. Entonces de Tacuarembó, Uruguay, le consiguieron un documento que, al no haber correlación entre Francia y Uruguay, le permitió trabajar allá sin problemas. Pero Gardel nació en Toulouse, Francia.
 
2. ¿Hacia dónde va la Argentina?
–Yo espero que vaya hacia un buen lugar, pero estamos muy complicados. Argentina fue muy grande hace muchos años, pero se debilitó mucho a través del tiempo. Yo de política no hablo, pero sí puedo decir que voté a Macri y lo seguiré votando porque creo firmemente que tiene buenas intenciones. Espero no equivocarme.
 
3. Nombre a tres políticos argentinos, sin importar la época en la que vivieron, que más respete.
–Cuando yo era estudiante tenía como emblemas a Rosas, Yrigoyen y Perón. Era una trilogía perfecta como defensa de la soberanía.
 
4. ¿Qué le dice la gente por la calle?
–Todas cosas lindas; me alientan, me quieren. Antes me pedían autógrafos, hoy quieren sacarse una selfie conmigo.
 
5. ¿Qué concepción tiene acerca de la existencia de Dios?
–Soy católico, creo en Dios y a veces voy a la iglesia, pero no es muy frecuente. También rezo a solas en mi casa. Yo fui monaguillo en mi pueblo, en Colonia Belgrano, también estudié en colegios de curas, y con fundamento creo en ese alguien superior.
 
6. ¿A qué edad tuvo su primera novia y cómo la conoció?
–Mi primera novia fue una chica de Colonia Belgrano. Eramos muy jovencitos. Mi primera relación la tuve con ella, que tenía un apellido francés.
 
7. ¿Qué recuerdo tiene de Alejandro Romay, el que fue el zar de la televisión nacional?
–Uno de los tipos más talentosos para la televisión que conocí en mi vida. Yo tenía un programa, en Canal 9, todos los mediodías, y una tarde me dijo: “Silvio, tu programa no funciona bien. Si vos no lo tomás a mal, lo voy a levantar. Voy a traer a Mirtha Legrand”. Yo le contesté: “Está bien, Alejandro. Pero una pregunta: ¿a Mirtha la va a poner en una telenovela?”. Me respondió: “No, la voy a poner a almorzar con invitados y se va a llamar Almorzando con las estrellas”. El programa de Mirtha ya lleva 50 años en pantalla. ¿Era o no un visionario Alejandro Romay?  
 
8. ¿Cómo se lleva con la computación y las redes sociales?
–Cero. No tengo Facebook ni Twitter ni Instagram ni nada. Y apenas uso el celular. 
 
9. ¿Qué cosas le molestan de los jóvenes?
–Precisamente eso, que estén todo el día con el celular en la mano. Siento que están como aislados. Mientras más progresen los medios de comunicación, más incomunicados vamos a estar.
 
10. ¿Por qué el tango no está en los canales de la televisión abierta?
–No está porque hoy no hay música en la televisión abierta. No está el tango como no está ninguna otra música. Sacando honrosísimas excepciones, como los festivales de folclore que se televisan en el verano o los programas de cumbia, hoy la música está al servicio de concursos, con Tinelli, Marley o cualquier otro.
 
11. ¿A grandes rasgos, ¿cómo es usted en su intimidad?
–Leo bastante los diarios, y leo libros, pero todo en papel, nada cibernético. Además, escucho mucha radio y poca música.
 
12. ¿Qué cosas odia hacer?
–Todo lo que tenga que ver con las esperas. Por ejemplo, esperar para hacer los trámites para  tomar los vuelos en los aeropuertos y esperar para recoger las valijas. Por eso, cuando viajo al interior, uso las valijitas chiquitas, con lo mínimo e indispensable, de esas valijitas que pueden ir en el avión, para no tener que volver a esperar para recogerlas en la cinta.
 
13. ¿Qué se puede hacer para que nuestra juventud conozca un poco de tango?
–Para nuestra juventud, tango es como una mala palabra. Si lo incorporaran en las escuelas como parte de una materia cultural, no sería mala idea. Yo les preguntaría a los jovencitos; ¿vos te enamorarías de una chica sin conocerla? Seguramente me van a decir que no. Entonces, por qué no escuchás y conocés al tango, porque es seguro que te vas a enamorar.
 
14. ¿Cuáles son las situaciones que le hacen tener miedo?
–Ultimamente vivo un poco asustado al salir a la calle. Estoy asustado cuando tengo que salir a caminar por la calle, o ir en automóvil. Está muy todo muy inseguro.
 
15. ¿En la actualidad sería un éxito Grandes valores del tango?
–Totalmente. Por supuesto no tendría cuarenta puntos de rating como los tuvo, porque hoy ningún programa los tiene. Hoy, con cinco o seis puntos es un éxito. Pero seguro que funcionaría perfectamente.
 
16. ¿Cada uno es artífice de su propio destino?
–Yo le adjudico una importancia fundamental a la buena suerte. Conmigo iniciaron la carrera de locutor muchachos que tenían muchísimo más talento que yo. Pero no tuvieron la suerte que yo tuve. Hay gente a la que les va muy bien y que se consideran con un talento inigualable, pero la verdad es que simplemente tuvieron muy buena suerte y nada más.
 
17. ¿A qué figura del tango le hubiera gustado conocer pero que, por cuestiones de edad, no pudo tener relación?
–Me hubiera gustado charlar, o mejor dicho, “escuchar” a Enrique Santos Discépolo.
 
18. ¿En qué temas, si es que los hay, se considera una persona obsesiva?
–En los horarios. Me gusta ser puntual; no admito la impuntualidad.
 
19. ¿Qué deportes practicó alguna vez?
–No muchos, pero cuando era muchacho practiqué pelota a paleta.
 
20. ¿Se atreve a dar una definición acerca de cómo sería la mujer perfecta, si le permitieran armar un bosquejo?
–(Risas). Por empezar, el ser humano perfecto no existe. De tal modo, ni el hombre ni la mujer podrían ser perfectos. Pero a mí lo que más me gusta de la mujer, además de ciertos atributos, es su sentido del humor. 
 
21. ¿Cuál es su frase favorita?
–Hay algo que siempre le digo a mi hijo más chico, que trabaja y viaja mucho: “Divertite, pasala bien, pero no hagas nada de lo que te tengas que arrepentir”.
 
22. ¿Cómo combatiría la violencia y la inseguridad?
–Si los sabios que tienen que combatirla no saben qué hacer, ¿qué valor tiene lo que pueda decir yo? Podría ser con educación, pero esta sería una solución a largo plazo.
 
23. Anímicamente, ¿cómo se definiría?
–Aunque hay cosas que me sacan de quicio, soy un tipo muy tranquilo. Yo acuñé una frase en Feliz domingo que puede ser mi respuesta: “¡Siempre con buenas ondas y en positivo!”. 
 
24. ¿De qué cosas disfruta más?
–Disfruto mucho de la compañía de la gente que quiero. Simplemente para una buena charla, o para compartir una buena comida. 
 
25. ¿Está de acuerdo o no con la frase que asegura que los argentinos somos hijos del rigor?
–(Sonrisas). Sí, estoy de acuerdo. Les doy un ejemplo: me pasó muchas veces ir en el auto de un amigo y que al llegar a una esquina, frena dos metros sobre la senda peatonal. Le digo: “¿Por qué no frenás antes, para dejar cruzar tranquila a la gente?”. Siempre me contesta: “Ehhh, no importa, no pasa nada”. Entonces le pregunto si eso lo haría, por ejemplo, cuando alquila un auto en los EE. UU.: “No, allá no lo haría, porque allá son muy rigurosos”. Entonces somos hijos del rigor.
 
26. ¿Cómo era como estudiante?
–Tanto en la primaria como en la secundaria era un alumno discreto. Nunca fui un bocho. Recuerdo que, como yo era extremadamente tímido, cuando pasaba a dar lección y no sabía me ponía rojo de la vergüenza.
 
27. ¿Qué cosas tiene que tener una persona para que a usted le caiga bien?
–Fundamentalmente, que sea una persona seria y responsable. 
 
28. ¿Confía mucho en la gente?
–Sí, yo confío mucho en la gente, y por eso muchas veces me ha ido muy mal económicamente.
 
29. ¿Cuál es su mayor capital?
–Mi honestidad, el ser derecho. Creo no haber jodido nunca a nadie. 
 
30. ¿Se puede hacer amigos en la cárcel?
–Yo estuve sesenta y un días en la cárcel y no me hice ningún amigo, tal vez porque no es tiempo suficiente para hacer amigos. Pero más de uno de allí adentro me decía: “Ni se te ocurra volver acá de visita. Y ni se te ocurra hacer relación con ninguno de nosotros; vos sos de otro palo…”.
 
31. ¿Cuál fue su primer automóvil?
–Era un Di Tella 1500 cero kilómetro, de cuando recién salía a la venta. Era de un color gris amarronado. Yo venía de la nada y al entrar en televisión, en 1959, en Canal 7, de Ayacucho y Posadas, agarré buena guita enseguida y me lo compré.  
 
32. Dentro de lo que ha leído o sabe, ¿cuál es el personaje de nuestra historia que más admira?
–Para mí, nuestro gran patriota fue Manuel Belgrano. Más que por ser el creador de nuestra bandera, lo admiro por su actitud, por su historia, por su personalidad…
 
33. ¿En qué le gusta gastar el dinero que gana?
–En que la gente que está alrededor de mí esté muy bien. Trato de que mi entorno familiar no tenga problemas.
 
34. ¿Qué yerros, que se volvieron inolvidables, cometió delante de una cámara de televisión?
–Una vez vino a visitarnos a Feliz domingo la actriz Norma Aleandro. Cuando la presenté al aire, me confundí y dije algo así: “Con nosotros, la gran actriz ganadora del Oscar de la Academia de Hollywood con la película La hora oficial”. ¡Qué papelón!
 
35. ¿Cuál fue su ídolo futbolístico?
–Como hincha de Boca y del fútbol argentino, mi ídolo fue, y es, Juan Román Riquelme.
 
36. ¿Las mujeres son complicadas o es una leyenda impuesta por los hombres para no llevarles tanto el apunte?
–Somos todos complicados; las mujeres y también los hombres. No es cuestión de género.
 
37. ¿Cuál de las actividades domésticas domina más?
–La cocina, pero sólo para hacerme una comida de apuro: un par de huevos fritos o un matambre a la plancha, que me sale muy rico.
 
38. Aunque se lo considera un hombre exitoso, ¿qué sueños tiene pendientes en lo profesional?
–De jovencito quería ser actor; hice algunas cosas en teatro independiente. Mi sueño era protagonizar Cyrano de Bergerac. No lo pude cumplir. 
 
39. ¿Cree en todo lo que dicen los noticieros?
–No, para nada. Luis Majul decía al comienzo de uno de sus programas: “No creas todo lo que leés, no creas todo lo que ves, no creas en todo lo que te digan…”. Tenía razón.
 
40. ¿Alguna vez vio un ovni?
–Una vez, no hace mucho, fui a presentar el Festival de Tango de La Falda. Llegamos en avión a Córdoba, y de ahí fui en micro, con todos los artistas, a La Falda. Era de día y vi por la ventana del micro una luz que iba y venía por el cielo con una rapidez y con unas maniobras fuera de lo común. Lo vimos todos y fue algo increíble. Para mí era un ovni, no un avión ni nada que se le parezca.
 
41. ¿Olvida fácilmente el pasado?
–Yo soy de olvidar fácilmente lo que me afecta. Es una habilidad especial. Por ejemplo, lo de mi paso por la cárcel prácticamente no me acuerdo de nada.
 
42. ¿De qué actriz de cine estaba enamorado en su adolescencia?
–De una actriz argentina de enorme trayectoria: Julia Sandoval. 
 
43. ¿A qué artista con el que compartió una amistad le devolvería la vida?
–A Juan Verdaguer. Yo lo adoraba a Juan, más allá de admirarlo como artista. El estuvo unas temporadas trabajando conmigo en Grandes valores del tango. Fuimos muy amigos.
 
44. ¿Qué cosas hizo contra su voluntad?
–Tal vez, presionado por las circunstancias, habré hecho algún programa de televisión que no me gustaba.
 
45. ¿Alguna vez lo tentaron con drogas?
–Sí, una sola vez. Hace muchos años fui a cenar a una cantina, con unos personajes. Al salir, uno de ellos, ya fallecido, que era muy conocido en Buenos Aires y al que no voy a nombrar, me dijo que abriera la mano. Lo hice y me dejó un sobre con cocaína. Y se fue. Así como lo recibí, lo tiré. Al tipo nunca más lo vi. Falleció hace mucho.   
 
46. ¿Está de acuerdo con la legalización del aborto?
–Estoy de acuerdo con legalizar el aborto, pero según las circunstancias, como el caso de una violación. Pero se verá qué deciden los legisladores.
 
47. Si mira para atrás y hace un repaso minucioso de todas las cosas  que le fueron pasando, ¿cuál es la decisión más importante que tomó en su vida?
–Puede ser la decisión de dejar Feliz domingo en pleno éxito. Pero por mi separación de Silvia (Süller) y el lío que se armó, decidí dejar de hacer el programa. Se lo comuniqué a Alejandro Romay, le di mis razones y las entendió. Llamó a Nuevediario y ante las cámaras hicimos el anuncio y nos dimos un abrazo. Al otro día salió en los diarios: “Romay y Soldán a las trompadas” (risas).
 
48. ¿Qué le dice la voz de la experiencia?
–Que a pesar de haber tenido muchas complicaciones en mi vida, estoy conforme con la forma de proceder que tuve.
 
49. ¿De qué se arrepiente?
–Siempre hay cosas de que arrepentirse, pero no se puede volver atrás el almanaque. Lo que pasó, pasó. Arrepentirse no sirve para nada
 
50. Un pequeño secreto para ser feliz.
Ser comprensivo con las otras personas.
 

tepuedeinteresar

El divertido mensaje de Guido Süller y Tomasito a Marcelo Tinelli

Todavía eufóricos por su reciente casamiento, los mediáticos buscan un lugar en el certamen de baile y dieron inicio a una campaña para convencer al conductor.

A poco de casarse, Guido Süller se quejó tras sufrir un desprecio

El hermano de Silvia Süller se casó con Tomasito después de varios años de una relación definitivamente singular. Llegaron en un descapotable, vestidos con trajes similares y con un parecido estético evidente. ¡Parecen mellizos!

Sandra Borghi reveló la impactante suma que pide Silvia Süller para contar cómo está de salud

La mediática sufrió un infarto agudo de miocardio. Firmó un permiso para retirarse del hospital y continuar recuperándose en la casa de sus padres. Indignada, la periodista contó que pide una exorbitante suma a cambio de su testimonio. Mirá.