» Ediciones Revista
Entrevistas

¡Qué raro!

Valeria Schapira reveló su mayor obsesión y el extraño ritual para combatirla

Multifacética, inteligente, divertida, profunda, graciosa y sensible, la rosarina se confiesa en 50 respuestas llenas de definiciones. Conductora del programa El don de la palabra (de lunes a jueves, a las 22, en el Canal de la Ciudad) y autora de once libros.

1. ¿Para usted, vivir en la Argentina es el infierno, el purgatorio o el paraíso?

–El paraíso, sin dudas, si no ya me hubiera ido.

2. ¿Perdonar un acto de infidelidad es una debilidad?

–No, al contrario, es un acto de fortaleza.

3. ¿Alguna vez sufrió violencia de género?

–No, no que yo recuerde. Pero haciendo un ejercicio de memoria, y tal vez de algo que no tenga que ver con la violencia de género, recuerdo cuando yo era muy chiquita y tuve como un intento de abuso de un peluquero de cerca de mi casa. Fui a cortarme el flequillo y el peluquero me manoseó. Era muy chiquita y no me daba verdadera cuenta de lo que me estaba pasando. Volví a mi casa y, con inocencia, algo le dije a mi papá, que salió corriendo hacia la peluquería. Me imagino que habrá ido a cagarlo a trompadas al tipo, no lo sé. Nunca más fui a esa peluquería.

4. Sin querer ser indiscretos, ¿usted usa siempre ropa interior?

–Sí, siempre uso ropa interior, aunque cuando hace mucho calor he llegado a dormir desnuda.

5. ¿Con qué artista o famoso a nivel internacional hubiera aceptado pasar unas vacaciones en el Mediterráneo?

–¿Pueden ser algunos que hayan muerto? Bueno, me hubiera ido sola con Julio Cortázar. Pero en plan grupo hubiera invitado a pasear, en un yate, a Vargas Llosa y a Victoria Ocampo.

6. Hay un mito popular y le pedimos que conteste acerca de él. ¿El buen o el mal sexo se nota en la cara?

–Y, sí. Si tenés cara de pelotudo seguramente no sepas practicar bien el sexo.

7. Cuando usted era una jovencita, ¿a qué mujer conocida quería parecerse?

–Nunca quise parecerme a nadie, no he tenido grandes ídolos. Pero si me exigen mencionar a alguna, qué mujer no hubiera querido parecerse físicamente a Marilyn Monroe.

8. ¿Qué cosas no se pueden comprar para lograr la felicidad?

–La paz, estar en eje, la salud... Nada de lo verdaderamente importante se puede comprar. Nacemos desnudos y nos vamos desnudos.

9. ¿El tiempo borra todos los malos momentos o hay algunos que se conservan?

–Creo que la película de terror en algún momento se transforma en una foto. Entonces, todas las cosas horribles que vivimos en algún momento ya quedan como en una instantánea, congeladas, y uno puede convivir con ellas.

10. ¿Cuál fue su primer juguete?

–Tuve muchas Barbie y muchos muñequitos Fisher-Price que me traía mi papá de Estados Unidos. No me quedé con ninguno, se perdieron a través de más de quince mudanzas que tuve. Cada vez que me acuerdo de esos muñequitos y que no tengo ninguno de recuerdo me dan ganas de llorar.

11. ¿Llevar una vida segura tiene mucho en común con la muerte?

–Llevar una vida segura tiene que ver más con el autoengaño que con la muerte. La seguridad en la vida no la tiene nadie.

12. ¿Cuál es su mayor arma de seducción?

–Creo que mi humor, mi sonrisa. Una gran arma para mi vida es haber aprendido a reírme de mí misma.

13. ¿Qué cosas no deben faltar en su heladera?

–Nunca debe faltar un pedazo de queso. Lamento decirlo, porque yo debería ser vegana, pero no lo puedo ser a causa del queso.

14. ¿Qué cosas le pide a Dios?

–Yo no sé si tengo un solo Dios para pedirle cosas; soy judía de padre y madre, y sigo mucho la filosofía del budismo. Pero como creo que hay un principio rector en el universo, a ese le pido justicia.

15. Hace mucho que transita por los medios de comunicación, ¿de qué famoso se considera amigo?

–Mis grandes amigos de toda la vida no entran en la categoría de famosos.

16. ¿Cuál es el peor defecto de los argentinos?

–La viveza criolla, el de ser ventajeros, el de utilizar todos los recursos para c… al otro. Es una forma del egoísmo. El ejemplo son los que no les importa estacionar el auto tapando la rampa para discapacitados, los que siempre tratan de eludir los impuestos y todas las actitudes que salven a unos para seguir jodiendo a otros. Esas cosas que pasan a formar parte del ADN nacional.

17. ¿Para qué situaciones es obsesiva?

–Para un montón de cosas soy re obsesiva. Tengo varios TOC. Por ejemplo, cuando salgo de mi departamento soy capaz de volver cuatro veces para verificar si cerré la llave del gas. Lo solucioné con una técnica maravillosa que me permite el teléfono celular. Tomo una foto de la llave del gas, y cuando me agarra la duda, miro el teléfono y me quedo tranquila (risas).

18. Si le garantizaran impunidad, ¿qué haría?

–Creo que soy bastante impune; toda la vida hice lo que se me cantó. Además no necesito ni pienso en la impunidad, porque impunidad se asocia un poco con lo delictivo.

19. ¿Qué piensa del papa Francisco?

–Me gusta. Quisiera conocerlo porque me parece que es genuinamente un buen tipo en una estructura obsoleta como es la Iglesia. Le deseo toda la fuerza para poder modificar esas cuestiones que es necesario modificar en la Iglesia. Tiene buenas intenciones.

20. ¿Cuál es su mayor diversión?

–Me encanta ir al teatro; voy al teatro dos o tres veces por semana.

21. ¿Le intimida el ginecólogo?

–En general, no me intimidan los médicos de ninguna especialidad, pero sí me pudren los médicos. He tenido que ir a bastantes; soy celíaca y tuve que hacerme muchos análisis.

22. ¿Qué le falta a la televisión abierta de nuestro país?

–Le falta de todo: le falta empatía, le falta escuchar a la gente, le falta ponerse en el lugar del otro, y le falta mostrar los buenos valores, que es muy diferente a mostrar a la gente que hace quilombo y nunca a la gente que construye.

23. ¿Alguna vez se aclarará la muerte del doctor Alberto Nisman?

–Espero que sí, como espero que se aclaren montones de otras cosas que nunca se aclararon en este país, como el atentado a la AMIA y a la Embajada de Israel. No tengo fe en que se aclaren, sólo tengo enormes deseos, que es muy distinto.

24. ¿Le gustaría militar en política?

–Ya milité cuando tendría unos diecisiete años, y me bastó y me sobró para no volver militar nunca más.

25. ¿Vendería un poquito de su alma por un millón de dólares?

No, no necesito vender nada de mí; con lo que tengo soy muy feliz.

26. ¿Qué es lo que más la erotiza?

–Sin dudas, la inteligencia.

27. Tal vez resulte una pregunta machista, pero ¿cuál es la mayor virtud de una mujer?

–Voy a repetir la respuesta; sin dudas, la inteligencia.

28. Si tuviera que irse del país, ¿en dónde le gustaría vivir?

–Diría que en Nueva York, porque es una ciudad bastante parecida a Buenos Aires. Tiene cultura, tiene verde, tiene un poco de todo.

29. ¿Qué hace para cuidar su imagen?

Lo indispensable: voy dos o tres veces por semana al gimnasio, me tiño el pelo y, cuando la situación lo amerita, trato de vestirme medianamente bien. Pero el tema estético no es una prioridad en mi vida.

30. ¿Cuál es el mayor defecto de una mujer?

El peor o mayor defecto es ser mala persona, hombre o mujer. Y me molesta mucho la tilinguería y la gente que no toma compromiso, la gente que sólo permanece y transcurre.

31. ¿Qué habrá después de la muerte?

–Otras vidas, tengo certeza de que hay otras vidas. Creo en la reencarnación, absolutamente. Por suerte, creo que todo no termina acá. Lo que a uno le tocará en otra vida tiene que ver con su karma, con lo que fue diagramando y construyendo en vidas anteriores.

32. ¿Cómo es usted en la intimidad de su casa?

–Bien sencilla: uso ropa cómoda y estoy junto a mi perro Joy. Como soy en la vida, soy en mi casa. No tengo un personaje para afuera. Puede ser que cierta gente piense que soy el “espíritu de la fiesta”, pero no es así, me gusta mucho estar tranquila.

33. ¿Qué pecado trata de no cometer?

–No me gusta la palabra "pecado", porque es de la Iglesia Católica, con castigo para el que es bueno y el que no, va al purgatorio. Lo que sí puedo decir es que cuando me doy cuenta de que actúo mal, porque soy un ser humano, trato de pedir perdón, sea pecado o no.

34. ¿Qué reclamos le hace a nuestra Justicia?

–Que se saque la venda. Me parece que la Justicia tiene que aggiornarse, y así como muchas instituciones tienen que barajar y dar de nuevo, la Justicia también lo debe hacer. Está obsoleta en un montón de cuestiones y debe mejorar. En realidad, los tres poderes tienen que mejorar.

35. ¿Cuáles son las situaciones que le pueden amargar un buen día?

–Desde hace un tiempo estoy tratando de que ciertas cosas me afecten menos. Claro que es difícil lograr que me resbalen, porque soy una persona comprometida. Pero me subleva la injusticia y trato de transformar mi ira en acción. Por ejemplo, como decía en otra respuesta, me subleva ver a la gente que estaciona sus autos obstruyendo las rampas para discapacitados. Entonces utilizo una aplicación del Gobierno de la Ciudad, y hago la denuncia, con fotos de la patente, colocando el día y la hora. Y me da mucha satisfacción saber que les van a llegar las multas, por desgraciados. Y me subleva el maltrato animal.

36. En el sexo, ¿qué es lo más importante?

–La química, eso que a una le sucede con muy pocas personas, incluso que por ahí no pasa ni con el marido que una tenga.

37. ¿Qué se precisa para conservar una pareja?

–“Conservar” me suena a tener un pepinillo en formol. Pero me parece que con el amor solo no basta para conservar una pareja. Tiene que haber ciertas cuestiones básicas, como el respeto y, sobre todo, para que una pareja funcione tiene que haber un crecimiento parecido; tiene que haber una evolución similar.

38. ¿Qué le resta encanto a un hombre?

–Que sea obvio, que vaya siempre por los lugares comunes, que sea baboso, que sea cargoso. Tanto venga de un hombre como de una mujer.

39. ¿Cuál es la decisión más importante que tomó en su vida?

–La de cambiar de adentro hacia afuera, la de evolucionar. Tengo treinta años de terapia que me ayudaron, pero mis cambios más importantes se han dado a través de un enorme trabajo interno.

40. Para una mujer como usted, ¿se puede vivir sin un hombre?

Sí, de hecho hace muchos años que no tengo pareja. Me dedico a ayudar a los demás a tenerlas, a través de un portal de citas pionero, Match.com, pero en lo mío particular no siento en este momento necesitar una pareja para vivir.

41. ¿Es de darse fácilmente por vencida?

–Para nada. Eso sí, con los años estoy más tranquila, pero nunca soporté un no por respuesta. Siempre les doy batalla a los noes.

42. A través de lo vivido, ¿es bueno tomarse la vida demasiado en serio?

–Parte del gran trabajo que aún tengo que hacer es tomarme las cosas menos en serio. Tengo un exceso de responsabilidad y muchas veces, en un mundo en donde se toman las cosas con liviandad, no está bueno. Por eso, parte de mi desafío es tomarme la vida como más light.

43. ¿Cuál es el mejor regalo que le pueden hacer?

–Algo que me demuestre que esa persona estuvo pensando en mí. Por ejemplo, un libro que esté de acuerdo con mi gusto a través de una conversación que hayamos tenido. Y un regalo que no tenga nada que ver con el valor monetario.

44. ¿Qué defectos se reconoce?

–Soy intolerante. Soy celíaca, y no es casual que tenga intolerancia a ciertos alimentos, porque el cuerpo habla. Quizás tenga la intolerancia que me merezco.

45. ¿Le da miedo salir de noche?

–No, tengo la fortuna de vivir en un barrio seguro, aunque nadie está exento de que le pasen cosas malas.

46. ¿Qué le gustaría decirle a la vida?

–Que conmigo se portó como la m… durante mucho tiempo, pero que después compensó, y entonces estamos a mano.

47. ¿Qué no le gustaría perder?

–La inocencia, la honestidad.

48. ¿Quién es Valeria Schapira?

–Una mina común que tuvo la suerte de que, después de haberse roto el alma durante mucho tiempo, puede trabajar y vivir de lo que le gusta.

49. ¿De qué se arrepiente?

–No me arrepiento de nada, siempre hice lo que sentí, equivocada o no. Nada puedo cambiar arrepintiéndome, pero sí puedo reflexionar sobre lo que hice mal. Permanentemente hago autocríticas y trato de mejorar a través de ellas. No siempre lográndolo pero, al menos, intentándolo.

50. Un pequeño secreto para ser feliz

Hacer lo que uno quiere sin lastimar a los demás.

 

ETIQUETAS: Valeria Schapira

tepuedeinteresar

Valeria Schapira tiene nuevo libro

La periodista rosarina presenta "Dolores del Alma, un viaje del dolor al buen amor", una obra que propone abordar el dolor como un sentimiento genuino. "Nadar en el lodo puede hacernos valorar la pureza de las aguas claras", asegura.