Romances
galeríaspaparazzi

VOLVER A EMPEZAR

Fabiana Araujo: "Mi marido me propuso que nos casemos de nuevo"

A fines de 2016, la conductora padeció el síndrome de Guillain-Barré. Se muestra recuperada pero con altibajos. De vacaciones en José Ignacio, habla sobre la moda que se viene y deja consejos para cuidar el bolsillo.

Fabiana acompaña a su marido a entrenar en Uruguay.
1 de 3
José Ignacio, una de las tantas mañanas de este enero otoñal. Mientras su marido corre y corre, ella lo sigue en bicicleta. Fabiana Araujo (55) se muestra espléndida dos años y un par de meses después de que sus médicos la diagnosticaron con síndrome de Guillain-Barré. “Estoy aprendiendo a caminar”, decía la ex modelo y conductora, experta en moda, cuando le dieron el alta, luego de una internación que incluyó once días en terapia intensiva.
 
 
El que corre es Alejandro Pérez Escoda, su marido, el hombre que la sostuvo en el momento más traumático de su vida. Se instalaron en Punta, como lo vienen haciendo desde hace cuatro años, esta vez en una posada ubicada en la zona del faro. Y su rutina de cada mañana era salir a hacer ejercicio por la pequeña península uruguaya. “A Alex le gusta salir a correr, y para Navidad me regaló una bici con asistencia eléctrica para que lo acompañe. Entonces, si me canso prendo el motorcito y lo sigo de atrás a él, que es medio Forrest Gump… Yo no estoy todavía ciento por ciento recuperada”, cuenta Fabi.
 
 
–¿Cómo va la recuperación?
–Muy bien, pero tengo algunas secuelas. Hay días que tengo mucho dolor, lo que no puedo hacer es dejar de hacer actividad física porque si no mi cuerpo se entumece. Alterno con yoga, bici, algo de caminata –no mucha porque me cuesta–. Tengo altibajos, pero lo bueno es que la enfermedad no vuelve. Te digo la verdad, pensé que iba a ser más corto todo esto… se me hizo muy largo.
 
–Hay que ejercitar la paciencia.
–Por supuesto. Hago terapia, como siempre. El yoga también me hace muy bien. Tener paz en la mente y en el corazón es clave. Y hablando de corazón está mi marido, que es un motor que me empuja, me lleva, me trae y no me deja caer. Siempre está, es increíble.
 
–¿Te volverías a casar con él?
–¡Obvio! Esta Navidad me regaló un anillo de compromiso tipo solitario –con un solo brillante– y me lo dijo: “¿Nos casamos de nuevo?”. Le dije que sí, por supuesto, sólo nos falta la fiesta.
 
El trabajo. Este año, Fabiana empieza la temporada 23ª de Donna moda. “Sigue vigente, con su público, sus auspiciantes, es una mosca blanca con las cosas que están pasando en el país. Eso también me sirve para salir adelante”, dice la conductora sobre el ciclo que se emite por Ciudad Magazine.
 
–¿Algún consejo para la moda del invierno 2019?
–Hay un revival de los años 80 y 90, todo lo que es Versace, los platinados, lo estampado, mucho laminado, metalizado, mucho blanco total, algo de hombrera, mucho charol, brillo, colores pasteles para el día. Viene una moda rara, no sé si es la más linda, la que deja más bonita a las mujeres.
 
–El bolsillo aprieta, ¿cómo hacemos para estar a la moda?
–Hay que comprar con inteligencia, no dejarse llevar por estos gritos de la moda, que además va a ser una moda fea, vamos a ver mucha mujer mal vestida. Hay que ajustarse a los básicos, hay que comprar cosas de moda en prendas chicas, o un toque de color, algo metalizado. Parece que no va a hacer tanto frío, así que no vale la pena gastar demasiado en abrigo. Va en contra del negocio de la moda, pero este año va a ser fundamental la relación calidad-precio. Que los fabricantes se adapten a la crisis y remarquen los precios como corresponde.
 
–¿Fuiste alguna vez a La Salada?
–No, nunca. Conozco los negocios de Once y Flores, obvio. Pero me cuesta comprar ahí porque habitualmente no te podés probar, entonces si compro es alguna parte de arriba. Igual, siempre le pifio.
 

tepuedeinteresar

Fabiana Araujo: "No hay un día en que me despierte y no tenga dolor"

La conductora de Donna moda está superando la segunda enfermedad que puso en riesgo su salud. Primero, le hizo frente a un cáncer de mama, y ahora a las consecuencias del síndrome de Guillain-Barré. Con actitud positiva y perseverancia en la rehabilitación, les sigue haciendo frente a las dificultades del destino con la sonrisa siempre latente.

Fabiana Araujo: "Hago terapia para superar la angustia"

En noviembre le detectaron el síndrome Guillain-Barré y pasó once días en terapia intensiva. Seis meses después, logró dejar la enfermedad atrás y se muestra cada vez más recuperada. El lunes 29 fue a una gala junto a su marido. ¿Cómo está hoy?

Fabiana Araujo: "Estoy bárbara, ya me volví a poner los tacos"

A fines de octubre le detectaron el síndrome de Guillain-Barré. Pasó once días en terapia intensiva, sin poder moverse de su cama. Hoy se recupera favorablemente mientras disfruta sus vacaciones en José Ignacio con su marido.

dejatucomentario