Teve

¿Quién es ella?

Ganó mucho dinero en la tele y se dedica a la venta ambulante

Febrero 2018

La morocha se alzó con el premio mayor de GH, pero desapareció de los medios y vende bijouterie en la estación de trenes.

La ilusión de la mayoría de los jóvenes cuando ingresan a la casa de Gran Hermano es hacerse famosos. Incursionar en los medios de comunicación y lograr ser reconocidos es lo que persiguen. Notas en las revistas, visitas en los programas de televisión y actos de presencia en los boliches y eventos suele ser el saldo tras la salida de la casa más famosa del país. Pero, ¿aquella fama es eterna? No señores, no lo es. Ni siquiera si se trata del ganador del juego. Ese es el caso de Viviana Colmenero (44), la mujer que en 2003 ganó la tercera versión del programa.

Tras alzarse con el millonario premio (en aquel entonces) de 200 mil pesos, la morocha logró comprar su propia vivienda. Pero, otra vez en el anonimato, los problemas económicos la llevaron a alquilar aquel departamento ubicado en el barrio de Belgrano, para vivir de esa renta y poder subsistir.

Estudió astrología y durante un tiempo se dedicó a ello. Hoy, la muchacha –madre de dos hijos varones, Leonel de 22 años y Ciro de 3 y medio- cambió de rubro. Cada día Viviana despliega una gran cantidad de bijouterie en la puerta de una estación de trenes y las ofrece para la venta.

tepuedeinteresar

La foto hot de Francisco Delgado y su novia que levantó temperatura en las redes

El ganador de GH 2015 compartió una selfie que muestra un descuido súper hot. ¡Mirá de qué se trata!

Ivana Icardi destrozó a su cuñada, Wanda Nara: "En mi familia ninguno la puede ver"

La ex Gran Hermano continúa con sus tremendos tweets contra la esposa de su hermano, Mauro Icardi.

Marian Farjat: "Un empresario me ofreció 100 mil pesos para hacer un trío con mi hermana"

Con la frontalidad que la caracteriza, la rubia habló de la vez que le ofrecieron dinero a cambio de sexo. La transacción no se llevó a cabo porque Yasmín, su hermana, no quiso: “No soy prostituta, pero me pareció algo divertido…”