En el mundo

¡Para derretirse!

Las postales más tiernas de las vacaciones en familia de Celeste Cid

Marzo 2018

Luego de un año exitoso, la actriz armó las valijas y, con los suyos, se fue a disfrutar a un lugar paradisíaco. Llegó el momento de descansar y recargar energías. “¿Alguien dijo vacaciones?”

Vivió un 2017 intenso y cargado de emociones. En lo laboral, su destacada actuación en Las Estrellas, el éxito que se emitió por la pantalla de El Trece, le devolvió la alegría. Llevar adelante esta tarea, en sintonía con la de cargar con una familia, criar a sus hijos y cumplir con el rol de mamá, salió a la perfección. Sin dudas que el balance para Celeste Cid (34) fue positivo. Llegó todo en su momento y en su justa medida. La vida le sonríe, y esto le llena el alma de felicidad. “Los de 2017 fueron días eternos, noches sin dormir, más de mil escenas que estudiar, pero nada de eso detuvo lo importante. Estoy muy orgullosa de mi familia”, recalcó la actriz. A esto hay que sumarle su rol en el cine y su costado como empresaria. Su marca de ropa no para de crecer, y a medida que esto avanza, necesita dedicarle más y más tiempo. Para despejarse y enfocarse en lo que viene, armó las valijas y, con su pareja, Michel Noher (34), y sus hijos, André (13) –fruto de la relación con el músico Emmanuel Horvilleur– y el pequeño Antón (1) se tomaron un avión con destino a Punta Cana. Un lugar que se destaca por sus paisajes paradisíacos, su clima cálido y sus aguas turquesas. Allí se alojaron con un solo propósito: descansar. “¿Alguien dijo vacaciones? Apenas llegamos fuimos a la playa, a caminar, mirar las palmeras, la arena clarita, el agua turquesa. Intentamos disfrutar de cada momento y hacer cosas que en otro lado no se puede. Fuimos a mirar peces de colores bajo el agua, caminamos en una pileta natural en el medio del océano y al sol las pecas aparecen más”. Inquieta y exploradora, aprovechó para divertirse a la par de su hijo más grande. El muchacho comienza a vivir su adolescencia y sabe que pronto será todo un desafío poder domarlo y convencerlo de que se vaya con ella… lo más probable es que elija vacacionar con sus amigos. Por esto, porque sabe lo que se le viene, aprovecha los últimos años de viajes juntos.

¡Reflexiva! A diferencia de la mayoría de las mujeres, Celeste grita a los cuatro vientos la edad que tiene. No se saca años ni pide que de eso no se hable. Su cumple fue el 19 de enero y, lejos de ocultarlo, se puso reflexiva. “¿Quién dijo que a una mujer no se le pregunta la edad? 34 años de aciertos y desaciertos, de amores y desamores, de trabajos inalcanzables por las cuatro esquinas… hay más, y aquí lo espero”. En la cresta de la ola, en su mejor momento desde todo punto de vista, la morocha camina con la frente en alto y los pies sobre la tierra. Se apoya en su familia, y juntos tiran para adelante. Por su parte, Michel también aporta su cuota de reflexión. La paternidad lo catapultó. “Disfruto mucho el rol de papá. Cuando me tengo que ir a filmar lo extraño un montón, y después el reencuentro es hermoso. Desde que llegó, con Celeste vivimos para él. Imaginate que es una vida que depende de vos. Partiendo de eso, no hay mucha vuelta que darle. Todo se acomoda en torno a él. Todo lo que me imaginaba lo veo plasmado en mi mujer, todo lo que imaginaba de ella como madre… es una gran madre”. 

ETIQUETAS: Celeste Cid , Michel Noher
Celeste Cid

tepuedeinteresar

Celeste Cid habló sobre su adicción a las drogas: "Fue un momento muy feo"

La actriz se refirió al consumo problemático de sustancias que sufrió 8 años atrás y si bien reconoció que fue algo muy triste también rescató algo positivo.

La foto súper hot de Celeste Cid en bikini para mostrar su nuevo tatuaje

La actriz recurrió a una postal muy sensual en traje de baño para mostrarles a sus admiradores el nuevo dibujo que plasmó en su vientre.

El nuevo y extremo cambio de peinado de Celeste Cid

La actriz festejó el primer año de su hijo junto con Michel Noher. La pareja se separó en marzo, pero mantienen una relación “de amor y respeto”. Luego de protagonizar una tira diaria, se tomó un respiro.