En el mundo

¡Alta gira!

Wanda Nara y Mauro Icardi siguen su tour: de Tokio a Ibiza sin escalas. ¡Que siga la fiesta!

Julio 2019

Mientras los medios se hicieron eco de una información que hablaba de una supuesta infidelidad de Icardi con otra mujer, la esposa del delantero descansaba en Japón con su marido.

No está transitando su mejor momento. Desde que formó pareja con Mauro Icardi (26), Wanda Nara (32) sufrió las consecuencias del acostumbramiento, que en su caso particular tuvo que ver netamente con la tranquilidad económica, con el amor familiar y con el respeto conyugal. Obviamente, el simple hecho de ser la esposa de uno de los futbolistas más cotizados del planeta implica riesgos con los cuales tuvo que aprender a convivir.

 

Por eso, cuando en los últimos días aparecieron fotos del delantero del Inter muy cerca de otra mujer, a la rubia nacida en la localidad bonaerense de Boulogne no se le movió un pelo. Y no precisamente porque al momento de leer las informaciones que iban trascendiendo el clima la favoreció por el escaso viento. Nada que ver. A Wanda no se le movió un pelo porque internamente, más allá de las tentaciones que diariamente se les presentan a los jugadores en materia de mujeres, tiene confianza en el padre de sus dos hijas Isabella Francesca.

 

A decir verdad, esa credibilidad nació desde el mismo momento en que Icardi se enamoró de Wanda, sabiendo todo lo que conllevaría dar a conocer esa relación. Al día de hoy, con mucha agua ya corrida bajo el puente, algunos siguen tomando este vínculo para la chacota citando el famoso “icardear” como si se tratase de un verbo reconocido por la Real Academia Española.

 

Con esa liviandad aún hay gente que se divierte, desde la clandestinidad claro, hablando de la posibilidad de que Mauro haya empezado la relación con Wanda mientras la hermana de Zaira era todavía la mujer de su amigo Maxi López. Algo incomprobable o que únicamente los protagonistas saben pero que, con el diario del lunes, termina dándole la razón a Wanda, pues de vivir en medio de los escándalos con su ex, pasó a una vida de reina. Y justamente la demostración de amor que Mauro hizo al establecer una llegada directa y muy afectiva con los tres varones que Wanda tuvo con Maxi, habla por sí sola. De ahí, justamente, los cimientos de la confianza y el respeto que, por lo menos hasta ahora, se dispensan mutuamente.

 

Por eso no extrañó, realmente, que Wanda no se preocupara por las fotos que circularon, en las que se lo observa a Icardi con una sonrisa y a muy corta distancia de una bella dama, que por supuesto no era su esposa. Lejos de salir a explicar sus sentimientos al ver esta escena, Wanda conservó la calma y no tocó el celular. Se mantuvo lejos de las redes sociales, donde sus miles y miles de seguidores aguardaban expectantes su descargo, que nunca llegó y probablemente jamás se produzca.

 

A diferencia de lo que solía ocurrir cada vez que su nombre aparecía en situaciones que justificaran la confrontación, Wanda respiró hondo y prefirió hacer oídos sordos. No solamente eso, pues además se inclinó por hablar con sus allegados exclusivamente de lo bien que le hizo el viaje que realizó a Japón, donde aprovechó para conocer una cultura muy diferente a la argentina y a la europea, que representan sus dos hábitat sociales. Secundada por Mauro, la rubia salió a pasear en bicicleta, probó las comidas tradicionales del lugar y visitó sitios históricos del país nipón, que la dejó maravillada no solamente por sus paisajes, sino también por su tecnología y por la hospitalidad de su gente.

 

Por supuesto que además la experiencia turística ayudó a espantar las versiones de presuntas conductas infieles de Icardi, quien generalmente se muestra con Wanda y difícilmente se exponga a la lente de los fotógrafos o de los curiosos dispuestos a engancharlo en off side. Desde que están juntos, a excepción de temas internos del entorno de los Icardi, principalmente las diferencias del futbolista con su hermana Ivanna, al delantero del conjunto italiano jamás se lo ha visto en circunstancias de intimidad que merecieran ser mediatizadas (al menos eso, de haber sucedido, no tomó estado público), como coquetear en discotecas y desnudar proclividad a las aventuras amorosas efímeras a espaldas de la madre de sus hijas.

 

A lo mejor por allí pasa también la tranquilidad de Wanda, pues en los tiempos que corren no es común que un futbolista de elite, joven y adinerado se rija por el reglamento del hogar, ese que desconoce los derivados del poliamor y conserva con orgullo el pensamiento inculcado desde chico, en épocas en que la gente se casaba para toda la vida. De igual modo, Wanda, muy por arriba y como para dar por terminado el tema, contó brevemente algo sobre la mujer que fue fotografiada junto a Icardi. Según ella se trata de “Barbara Rohner, una amiga de la familia que regentea un hotel”.Sin más expresiones, la rubia le bajó la persiana al tema. Un tema que, a juzgar por su serenidad, no le movió un pelo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Modo vacaciones pero con mi amigo filmando mi siesta 😴

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_icardi) el

ETIQUETAS: Wanda Nara , Mauro Icardi
Wanda Nara
Mauro Icardi

tepuedeinteresar

La increíble foto de Wanda Nara la noche que conoció a Maxi López

Salió a la luz la imagen que seguramente ella quiere eliminar. Pero, así conquistó al entonces jugador de River...

¿Está Fabián Cubero al día con la cuota alimentaria? La dura respuesta de Nicole Neumann

En su programa, Nosotros a la mañana, por Canal 13, la rubia modelo contó con lujo de detalles la pelea con su ex chico en la Justicia.

Maxi López: "Ana Rosenfeld utiliza a Wanda porque ella no le paga nunca..."

El delantero se despachó duro contra su ex mujer y su abogada porque no le dejan ver a sus tres hijos: "Ni la puerta me han abierto", contó.