» Ediciones Revista
Entrevistas
galeríaspaparazzi

¡Se puede!

Lola Becerra: "Si tengo otra vez un virus que pueda transformarse en tumor me saco el útero"

A mitad de gestación, la ex modelo está más linda que nunca pero resguarda su pancita con cuidados continuos. Espera un varón mientras transita un embarazo de riesgo. No puede hacer actividad física y tiene que evitar contraer cualquier enfermedad.

Lola mostró su casa para la producción.
1 de 5
En la dulce espera, transitando la semana 23, a Lola Bezerra el embarazo le resalta su belleza brasileña. Mamá de Josefina, en junio dará a luz a un varoncito, Benicio. Después de atravesar algunos problemitas de salud con su primera niña, nuevamente enfrenta el crecimiento de su pancita con algunas complicaciones pero que no le impiden disfrutar al máximo de la gran etapa que atraviesa con su esposo, Fernando Expósito. “Voy a cesárea programada. Tengo un embarazo de riesgo pero estoy tranquila porque me hice el cerclaje”, compartió la ex modelo, embarazada de casi seis meses, en una de las etapas más lindas de su vida, pero también en la que más se tiene que cuidar. 
 
–Hace un tiempito tuvieron que operarte…
–Sí, el 26 de diciembre, para ser exactos. El año pasado me detectaron un virus, todo porque no me hice el Papanicolau a tiempo. Después de tener a Josefina, mi primera hija, estuve dos años sin hacerme el estudio. Error mío y del médico que me puso un DIU sin hacerme los estudios correspondientes. Y al hacérmelos me detectaron un virus en el útero. Me sacaron, digamos, una parte del útero porque me lo estaba lastimando. Pero después me hicieron otra biopsia y seguía apareciendo, el virus estaba más adentro. Entonces me hicieron una cirugía que se llama de cono. Es el virus del cáncer de útero. Si no me lo sacaban me podía enfermar. Hablé con el médico porque estaba preocupada, sinceramente…
 
–Claro, no es para menos.
–Le dije que antes de sacarme todo el útero quería volver a ser mamá, que esa era una de mis grandes preocupaciones. El doctor me dijo de hacer una nueva biopsia y me salió bien. Pensé que no iba a poder ser mamá naturalmente porque ahora iba a ser más complicado. Esperé un tiempo y el día que me hice el test de embarazo que dio positivo, a la mañana había llamado a un centro de fertilización para empezar en ese lugar. Y que se haya hecho realidad el bebé fue un milagro. Dios me deja ser mamá, pero siempre con pruebas. 
 
–¿Lo sentís así?
–Sí, porque en el primer embarazo, Josefina nació con displasia. Y este segundo fue un embarazo de riesgo. Pero lo tomo como una bendición. La nena nació un 4 de junio, y Benicio nacerá los primeros días de junio, también. Casualidades de la vida. 
 
–Dijiste que te hicieron un cerclaje, ¿qué significa?
–El útero quedó corto, por eso el cerclaje. Son como unos puntos que cerraron el útero para que el bebé no se caiga, digamos… Y me los van a sacar en el parto. Al bebé no le pasa nada. 
 
–Después que tengas a Benicio, ¿sabés qué va a suceder con tu salud?, ¿Querés volver a ser mamá?
–Después de que nazca el bebé hay que dejar pasar un tiempo. Y me harán el estudio para ver si el virus se volvió a despertar o no. A veces esas cosas vuelven, a veces no. Según mi médico, estoy curada, estoy bien. Pero llegado el caso de que tenga otra vez eso, me sacaría el útero. Total, con este hijo ya cierro la fábrica, y no sería madre de nuevo. Me lo sacaría, porque es un tema de salud. 
 
–Contaste que Benicio va a nacer casi para la misma fecha que lo hizo tu otra hija. ¿Creés que hay algo “mágico” detrás de esa “coincidencia”?
–Creo mucho en Dios y en san Expedito. Siempre le pido todo a san Expedito. Si mis embarazos fueron duros, por algo Dios quiso que fuesen así. 
 
–¿Cómo estás viviendo esta segunda etapa del embarazo?
–Re bien, con muchas pilas. Me cuido mucho y disfruto de mi panza. Ya me queda poco… Lo bueno es que esta vez ya se cómo ser mamá, así que estoy más canchera. Además, no tengo mucho tiempo para pensar, porque la nena me demanda mucho. Y eso también me ayuda a que se pase rápido. Me siento bárbara. Sólo me estoy cuidando con las comidas, llevo engordados entre cinco y seis kilos, nada más. En el otro embarazo había engordado 25 kilos. 
 
–¿Cómo hacés para casi no haber engordado esta vez?
¿Te digo la verdad? ¡Sufro! Me encanta comer. El cuerpo cambia después de ser mamá. Yo era un palito, siempre tuve curvas pero fui flaca. Y me tengo que cuidar porque tengo hambre todo el tiempo y, como es un embarazo de riesgo, no puedo hacer absolutamente nada. Ni siquiera puedo caminar en la cinta o hacer yoga para embarazadas, nada de nada. Son nueve meses de fiaca total, así que después me va a costar el doble. Hay veces que digo: “Hay, qué ganas de comerme un chocolate”, y agarro una fruta. No… ¡Qué conducta! 
 
–¿Cómo tomó Josefina que venga un hermanito en camino?
–Ella es muy apegada a mí. Y si bien está feliz, como todo bebé tuvo su retroceso. Empezó a usar chupete de nuevo, no quiere dejar el pañal, tuve que volver a ponerle todas las cosas de cuando era bebé, ja, ja. Dice que ella es mi bebé y que Benicio es de papá. Son momentos y etapas lógicas por las que atraviesan todos los nenes cuando saben que un nuevo integrante está por llegar a la familia. 
 
–Ya preparaste el cuarto del varoncito, ¿lo van a compartir?
–Sí, sí, lo van a compartir. Imagínate que ahora van a ser cinco hermanos. Estoy haciendo todo en blanco. Mucho no tuve que comprar porque el cochecito, la cuna, me quedó de la nena. Ya tengo casi todo listo. ¿Regalos? Por ahora no recibimos demasiados. La gente siempre espera más al fin del embarazo para acercar su regalito. Con los hijos de mi marido vivimos todos juntos. Su mamá falleció. 
 
Mariana De Melo

tepuedeinteresar

Lola Bezerra sobre el nacimiento de su hijo: "Tengo una felicidad que no se puede describir"

La modelo, que transitó un embarazo de riesgo, el lunes 11 dio a luz a Benicio. Si bien la cesárea fue de urgencia, tanto la mamá como el pequeño se encuentran bien, esperando el alta.

Bienvenido: conocé a Benicio Manuel, el segundo hijo de Lola Bezerra

A pocos minutos de haber dado a luz al pequeño, la modelo compartió conmovedoras fotos de su nacimiento. Conocé al pequeño, en esta nota.

Embarazada de ocho meses, Lola Bezerra lució su pancita

A un mes de conocer a su segundo hijo, la modelo compartió a través de sus redes sociales tiernas selfies con un objetivo claro: mostrar su panza. ¿Cómo luce? Mirá.

dejatucomentario