Looks

¿Qué dirá Jorge?

El original tatoo que Rocío Rial se hizo en... ¡su boca!

Noviembre 2018

La hija del conductor de Intrusos se tatuó una palabra en... ¡la cara interior del labio!

Como muchos adolescentes Rocío Rial (19) incursionó en el mundo de los tatuajes. Siguiendo tal vez un poco el modelo paterno, Rochi decidió estampar una parte de su cuerpo con una palabra. Pero si usted, estimado lector piensa que la joven decidió por pintarse la pierna, el brazo, el hombro, la espalda, el pie, el antebrazo, el cuello, la cintura o la panza, le diremos que no. La muchacha eligió un lugar más inusual, doloroso y original para su aventura.

 

A su regreso de Los Angeles, donde se instaló un tiempo para estudiar inglés, la adolescente eligió la parte interna de su labio inferior para tatuarse la palabra Bos$ (con el signo pesos al final), que significa jefe en inglés. Y lo mostró en sus redes.

Con una foto que subió a su Instagram, la hija menor de Jorge Rial mostró el tattoo junto al creador y escribió: “Tremendo”.

 

Si bien, como dijimos, la zona elegida es original, también deben tenerse algunos cuidados especiales ya que pueden generarse infecciones. Otra famosa que eligió tatuarse el lado interno del labio fue Candelaria Tinelli, que ya tiene innumerables tatuajes en su cuerpo.

 

tepuedeinteresar

Jorge Rial habló y contó cómo es su relación con Morena, su hija: "Hoy..."

El líder de Intrusos visitó el programa Debo Decir, de Luis Novaresio, y asumió: "Tenemos una distancia cariñosa".

Jorge Rial volvió con todo y no esquivó ningún tema: "Romina le dio un giro a mi vida"

Luego de cuatro meses en los que aprovechó para resolver la interna que vivió con su hija Morena, el periodista volvió a la conducción de Intrusos. Habló del embarazo de su hija y sobre la llegada de su primer nieto. Además, reveló que tiene ganas de casarse con Romina Pereiro, con quien ya convive.

El silencioso drama de Cande Tinelli y por qué necesitó hacerlo público

La hija de Marcelo consideró que el momento de desahogarse había llegado y confesó sus problemas con la comida durante doce años. “De los 15 a los 27 sufrí bulimia y anorexia. Estuve cinco meses sin menstruar”, contó, entre otros padecimientos.