Looks

¡Cinco meses!

Marcela Kloosterboer mostró cómo creció su panza de embarazo, ¡en ropa interior!

Enero 2019

La actriz, muy ansiosa y contenta, compartió a través de sus redes sociales una foto que enterneció a sus seguidores. Mirá.

Siempre soñó con formar una feliz familia. Cuando dio a luz a su primogénita, Juana, su vida dio un giro de 180 grados. Todo se tiñó de felicidad, Marcela Kloosterboer no podía pedir más. Hoy, la actriz está tan feliz como cuando se enteró de que se convertiría en mamá por primera vez.

 

 

Junto a su pareja, Fernando Sieling, la actriz espera con ansias la llegada de su baby. Exacto, está embarazada por segunda vez. Si bien Marcela cuenta con un bajísimo perfil, no dudó en gritarle al mundo que está nuevamente embarazada. De hecho, se divierte compartiendo con sus seguidores cada feliz momento de gestación a través de sus redes sociales. 

 

 

A su manera, la actriz festejó el quinto mes de su embarazo. ¿Cómo? Compartiendo una amorosa foto que enterneció a sus fanáticos. En ropa interior, mostró cómo creció su panza. "Va creciendo mi bebito", expresó Marcela junto a la imagen. Sus seguidores, rápidamente, le dedicaron hermosas palabras.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Va creciendo mi bebito 🐒

Una publicación compartida de Marcela Kloosterboer (@m.klooster) el

 

 

¡Se viene, se acerca!

 

 

Por Agustina Rinaldi

Marcela Kloosterboer

tepuedeinteresar

Marcela Kloosterboer: "Estoy ansiosa por conocer a mi bebito"

Su segundo hijo nacerá en mayo y, aunque no lo confirmó, se especula que sería un varoncito. Ella y su marido están más que sonrientes.

Mariano Martínez contó cómo se lleva con sus famosas ex, ¡Lopilato, Kloosterboer y Espósito!

El actor habló de sus relaciones pasadas y reveló qué siente por cada una de las mujeres del ambiente con las que salió. Mirá.

Marcela Kloosterboer: "Con Juana fui muy exigente. Calculo que con el segundo voy a ser más..."

La actriz, que espera su segundo hijo, ya está de siete meses. Y, con su marido y su hija Juana, se fue a pasar unos días a la hermosa cordillera patogénica. Lagos, cerros, aguas cristalinas, verdes praderas, una familia unida… Y un bombo que crece y crece.