in

EnojadoEnojado LlantoLlanto TernuraTernura DivertidoDivertido AmorAmor Dios Mio!Dios Mio!

Diego, siempre Diego…

Pocas personas tienen la capacidad de reinventarse como Diego Maradona, que volvió al fútbol argentino con un tremendo show. Repasaremos la historia de un hombre que también supo coquetear con el espectáculo.

DIEGO PROVOCÓ UNA REVOLUCIÓN CUANDO FUE CONFIRMADO COMO D.T. DE GIMNSIA Y ESGRIMA DE LA PLATA.

SIN TAPUJOS
Si hay algo que le tenemos que reconocer a Diego es que el tipo es de lo más frontal que existe, no sólo en el ambiente del fútbol sino también cuando le tocó trabajar en la colonia artística. Diego es así, despierta amores y broncas, pero momentos como el del domingo, cuando lo vimos muy emocionado con un estadio repleto, es imposible que pasen inadvertidos.

Y ahí estaba Diego bajando de un ¡carrito de golf! con más de 20.000 personas que sólo se juntaron para verlo a él. Después de ver un Maradona combativo en pleno proceso legal con su ex pareja, se pudo ver a otro Diez, muy sensible, y que varias veces lagrimeó, sobre todo cuando habló de su mamá y del Pájaro Claudio Paul Caniggia.

“SOLAMENTE MARADONA PUEDE GENERAR LO QUE PASÓ EN LA PLATA. QUE DESBORDE UN ESTADIO POR UN ENTRENAMIENTO, QUE SE ASOCIEN 5.000 PERSONAS EN UNA SEMANA O QUE LAS CAMISETAS TRIPLIQUEN SU VALOR Y SE AGOTEN”.

VIDA DE PELICULA
La relación de Diego con el mundo del espectáculo no es nueva, más allá de sus mediáticos romances con Claudia Villafañe, Verónica Ojeda y Rocío Oliva sumados a los que nunca fueron blanqueados, como el caso de Graciela Alfano y Lucía Galán, entre otros.

Maradona también supo debutar en la pantalla grande, y no precisamente cuando estaba en el pico de la fama sino cuando recién daba sus primeros pasos en Argentinos Juniors, cuando formó parte del film Te rompo el rating, con Jorge Porcel y Moria Casán. En aquella ocasión, Diego estaba por meter un gol hasta que el Gordo Porcel se interpone en su camino y se da un diálogo de época más que divertido.

NOCHE INOLVIDABLE…
Como bien decíamos, Diego tiene la facilidad de reinventarse, y así fue como luego de lo que fue su trágico paso por Punta del Este, donde prácticamente estuvo al borde de la muerte, y su posterior internación en Cuba con un tremendo sobrepeso, regresó a la Argentina y era otra persona, devenido conductor de televisión.

Así fue como llegó La noche del 10, un programa que se emitió en la pantalla de El Trece y donde Diego se dio el lujo de recibir a las figuras más importantes del mundo. En aquel entonces el programa tuvo un rating brutal y Diego demostró que la habilidad la podía trasladar a la tele. Ahora –después de vivir un largo rato en Dubái y otro lapso en México– será entrenador de Gimnasia. ¡Que sea con suerte!

Escrito por Cecilia Bizzotto

Lali Espósito vuelve a la televisión con una serie llamada “El fin del amor”

Débora Plager se destapó con fotos sexys: “Mi órgano sexual más interesante es…”