» Ediciones Revista
Teve

¡Embobada!

María Julia Oliván:"La llegada de Antonio fue un rayo que me partió..."

La periodista, en pareja con Ariel Straccia, habla de su primer año como madre de Antonio. Y se ríe recordando las típicas frustraciones y miedos que vivió en los pasados meses. “No hay día que no pare de mirarlo”, declara, súper babosa.

Es una mujer que lucha hasta el cansancio detrás de sus objetivos. En todos los factores de su vida la tenacidad fue su principal arma y su espada para enfrentar los diferentes desafíos. Uno de ellos, seguramente el más importante, fue el de convertirse en madre. Le puso ganas y su cuerpo a esa búsqueda incansable. Luego de varios tratamientos de fertilización asistida, la emoción inundó de lágrimas los ojos de María Julia Oliván (42) cuando se enteró de que, al fin, estaba esperando a su primer hijo con su pareja, Ariel Straccia (39). El pequeño Antonio ya tiene un año, y la vida de la pareja cambió por completo. “Siento que es un motor para la vida esto de tener un hijo. Por supuesto que tu vida cambia por completo. Te podés levantar con mucho sueño, pero desde que te convertís en madre nunca más te levantás sin ganas. Por lo menos, en mi caso no hay un día en el que no me levante feliz, porque estoy con él. Puede llorar, tener sus berrinches, pero al final te hace bien. No hay día en el que no pare de mirarlo. Tengo esa cosa de primeriza, ¡pobre pibe!, pero me siento una buena madre”.

Esto de ser madre primeriza significa un aprender constante. Recibir consejos de familiares y amigos que llegan con la fórmula mágica. Una de sus obsesiones en los primeros meses de vida de Antonio fue el llanto. Ante el primer indicio de que se estaba por largar a llorar, lo alzaba para que el pequeño se tranquilizara. Si bien María Julia ya está más tranquila, y entiende que los conflictos emocionales también son parte de la vida, la periodista ya le va tomando la mano. Quien la ligó en esto de ser una madre protectora fue su pareja, a quien mandó a dormir a la otra habitación. Según ella, “porque no lo necesitaba”. Más allá de esto, Ariel, que ya tiene un hijo de una relación anterior, cada vez que escuchaba que mamá Julia estaba en apuros se acercaba a darle una mano. Estos inconvenientes pasaron, pero llegaron otros nuevos. “Con un hijo es aprender todos los días. Las sorpresas no se terminan nunca, es muy emocionante. La llegada de Antonio fue un rayo que me partió al medio de alegría”. Dejando la maternidad de lado, la periodista, que tiene tantos detractores como admiradores, analiza la relación entre el periodismo y el Gobierno. 

 

Mamá quiere q comamos naranjas tirados al sol como hacía ella con Piri cuando era chiquita 🙌🐻

Una publicación compartida de Maria Julia Olivan (@majuliaolivan) el

Con una salvedad: da su mirada sin casarse con nadie. “Entiendo que estamos ante un gran desafío, que es ver cómo nos comunicamos con esta nueva forma que tiene el Gobierno. Venimos de una etapa muy frustrante para los periodistas, porque no podíamos hablar con los funcionarios. Sorteada esa valla, tenemos que aprender a sortear las campañas de prensa, las operaciones y campañas de marketing”. Más allá de sus palabras entiende, a diferencia de muchos de sus colegas, que la libertad de prensa siempre estuvo, pero con una salvedad: “Ejercerla en la época del kirchnerismo era bastante incómodo y violento. No soy de las que piensan que hubo mordaza, pero a nadie le gusta la violencia”. Oliván, que fue parte del programa partidario 6, 7, 8, pero que se alejó por la bajada de línea que recibía, hoy analiza esta parte del medio. “Hay todavía periodismo militante. No significa que si criticás a un gobierno o un partido político te convierte en militante. Lo que te convierte es defender a muerte y no dejar espacio para hacer ninguna pregunta”.

tepuedeinteresar

María Julia Oliván y una inesperada selfie hot en ropa interior

La periodista de Intratables exploró su costado sexy en una foto que publicó en Instagram. Allí se mostró recostada en la cama, a cara lavada y en bombacha.

¿Por qué María Julia Oliván dejó su programa de radio?

Luego de rechazar este año varias propuestas televisivas, la periodista había concentrado su energía en su ciclo de Radio Nacional que esta semana decidió abandonar. Te contamos el motivo.

Las fotos más lindas de María Julia Oliván y su hijo, Antonio

Tiene el corazón contento y el alma llena. Después de un largo tratamiento y junto a su pareja, por estos días, la periodista disfruta de su mejor trabajo: el de mamá.