Entrevistas

Corazón contento

Pía Shaw: "Siempre me fue bien con los hombres"

Marzo 2018

La conductora de Infama mostró su nueva figura en las playas de Mardel. Bajó diez kilos en dos años y cuenta cómo lo logró. Pero también aclara que su autoestima sigue como antes: ¿Está de novia?

Fue tapa de Paparazzi en junio de 2016, y un año y medio después su cambio físico quedó documentado en las playas de La Feliz: Pía Shaw (39) está en su mejor momento. Personal y profesional. Se lo puede comprobar viendo lo bien que se mueve al frente de Infama, ciclo de América en el que este verano se afianzó como conductora, manejando temáticas complicadas, como la violencia de género y el acoso sexual, y noticias más difíciles, como lo son las muertes y las tragedias. Pero Pía también brilla en su vida, la que disfruta a pleno cuando se apagan las cámaras.
 
Hace poquito festejó su cumpleaños en su Corrientes natal, con su familia y sus amigos, bailando en el carnaval. Y tiene novio –a quien prefiere no nombrar– pero con quien sueña a lo grande. ¿Algo más? Sí, ahora se anima a posar en malla, sonriente, con la seguridad que le brinda verse cada vez mejor frente al espejo. “Mi cuerpo se fue acomodando a comer mucho más sano. Me doy todos los gustos, pero en general trato de cuidarme, es como una conducta que incorporé y ya forma parte de mi rutina. Bajé diez kilos, en un proceso que ya va por los dos años”, cuenta Pía. 
 
–¿Te obsesionaste con la dieta?
–No, para nada. Fue un proceso lento. No me volví obsesiva, hoy puedo disfrutar de un rico asado sin culpas. Como algo sano cada dos horas, desayuno siempre, y descubrí las verduras. Me informé mucho, aprendí a moderarme y agregué ejercicio físico. Lo hice por una cuestión de imagen pero también para cuidar mi salud. También voy a lo de mi esteticista, Diana Chugri, una vez por semana, hago gimnasia, electrofitness… A todo eso sumale las viandas de Cormillot, que son fundamentales.
 
–¿Mejoró tu autoestima?
–Es lindo verse mejor, pero sinceramente siempre tuve mucha autoestima, nunca me molestaron los kilos de más. Las que están contentas son las vestuaristas, porque me pueden vestir mejor. Pero siempre estuve contenta conmigo misma, y me fue bien con los hombres, con kilitos más o menos. Siempre fui de tener muchos novios, pero nunca salí con famosos.
 
–¿Estás de novia?
–Estoy de novia y muy bien. Con alguien que no tiene nada que ver con el medio, pero estoy bárbara. El me súper acompaña y me ayuda en todo, pero evita exponerme. Es licenciado en marketing.
 
–¿Qué mirás en un hombre?
–Lo más importante es la admiración por tu pareja. Tiene que ser buen compañero y buena gente. Yo soy familiera y amiguera, eso me gusta también.
 
–¿Tenés ganas de ser mamá?
–Sí, tengo ganas. Pero quiero acomodar un poco mi futuro, y sé que en algún momento vendrá. Tengo tres sobrinas, ahijadas, hoy soy feliz con ellas. No le tengo miedo al paso del tiempo.
 
El futuro. En la tele, los tiempos de la vida no van con los de la profesión. Y Pía hoy atraviesa un gran momento en América. Esta semana surgió el rumor, ¿termina Infama? “Es una posibilidad. Yo prefiero no pensar demasiado y disfrutar el presente. Porque también estoy en Involucrados todas las mañanas, y los domingos con Infama recargado. Yo soy re laburadora y súper positiva. No tengo continuidad para todo el año, pero pasará lo que tenga que pasar”, explica Pía.
 
ETIQUETAS: Pía Shaw , Infama , America

tepuedeinteresar

Después de Santiago del Moro, ¿qué otro conductor se podría ir de América?

Del Moro estará al aire hasta el 21 de diciembre y después de las vacaciones conducirá un programa de instagramers. ¿Quién más abandonaría el barco?

Jorge Rial habló y contó cómo es su relación con Morena, su hija: "Hoy..."

El líder de Intrusos visitó el programa Debo Decir, de Luis Novaresio, y asumió: "Tenemos una distancia cariñosa".

¿Cómo cuida su cuerpo Pamela David? "Porque odio ir al gimnasio, empecé..."

Contenta con el Martín Fierro que este año ganó con su programa, y feliz por la recuperación de su marido, la conductora de América encontró un nuevo hobby: andar en rollers por Palermo.