Looks
galeríaspaparazzi

ES UNA BOMBA

¿Quién es y como luce Geraldine, la mujer súper diosa de Marcelo Gallardo?

El director técnico de River celebró la histórica consagración en la Copa Libertadores de América, nada más ni nada menos que contra Boca, en compañía de su mujer de toda la vida, Geraldine La Rosa, y de sus tres hijos. La historia de amor de la pareja.

El Muñeco pasa por sus mejores días en River.
1 de 5
Llegó a mediados de 2014 y en un abrir y cerrar de ojos se transformó en una leyenda viviente de River. De antemano, tenía la dura responsabilidad de reemplazar a Ramón Díaz, el técnico más ganador del club de Núñez. Una especie de prócer para un porcentaje alto de sus hinchas. Sin embargo, tomó ese fierro caliente y no hace falta resaltar sus logros. La historia reciente deja en claro que no le pesó ocupar ese lugar. A lo largo de estos años cosechó varios títulos nacionales e internacionales. De alguna manera, hizo que los hinchas pudieran suavizar ese trago amargo que les significó haber pasado por la B Nacional, la segunda categoría del fútbol argentino. Marcelo Gallardo (42), tocó el cielo con las manos y la frutilla del postre fue haberle ganado la final de la Copa Libertadores a Boca, su rival de toda la vida.
 
 
Marcelo se transformó en un estratega para hacerle frente a cualquier rival como ninguno. Un verdadero Napoleón. Mote que se ganó por ese liderazgo y esa manera estratégica de enfrentar cualquier batalla  –en este caso, futbolística– y salir airoso, sin rasguños. La obtención de la segunda Libertadores desde que está sentado en el banco de la institución, con el condimento extra que tiene la obtención, significa un broche de oro que lo catapulta a la cúspide y lo sienta en el Olimpo. Sin embargo, el hombre quiere seguir haciendo historia y llenando las vitrinas de gloria. Se acerca el Mundial de clubes y si todo marcha como debiera, tendrá que enfrentar al Real Madrid en la final. Este sueño está cerca y ya se comienza a palpitar.
 
 
La clave. Quienes están cerca, los que viven el día a día a su lado, coinciden en que respira fútbol cada minuto de su vida. Una persona metódica, obsesiva y por sobre todas las cosas detallista. Cualidades que las tiene marcadas a fuego y que derrama a su equipo de trabajo y jugadores. Llega antes a los entrenamientos para planificar y se va más tarde, luego de sacar conclusiones. Su labor no termina ahí, sino que se lleva el trabajo a su casa y sigue buscando la manera de que su equipo despliegue a la perfección lo que piensa y buscando las falencias del rival de turno. Un relojito suizo que funciona a la perfección. “Los días previos a cada partido no duermo mucho, primero porque no puedo, y segundo porque me quedo trabajando y buscando la manera de que mi equipo logre el resultado dentro del campo de juego. En general, esos días, suelo acostarme a las 3 de la mañana y a las 6 y pico ya me levanto”. Con sus palabras lo dice todo.
 
 
Recuperación. Como en el fútbol, en su vida privada también sabe cómo salir a flote. Cómo recuperarse y encauzar a su familia para seguir caminando por la vereda de la felicidad y el amor. Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer y Marcelo la tiene, más allá de las tormentas que tuvieron que atravesar en el medio. En la adolescencia, con apenas 14 años, conoció a Geraldine La Rosa (42). Eran vecinos en Merlo y se enamoraron. Con el tiempo él logró posicionarse como futbolista y ella siempre estuvo a la par, bancándose sus alegrías y sus tristezas. Lo siguió a todos lados donde jugó. Hoy es una exitosa diseñadora de indumentaria y la madre de sus tres hijos: Nahuel, Matías y Santino. Por esas cosas de la vida, en 2016 tuvieron, al menos de las que trascendió, su primera crisis importante con Geraldine. Nada que no hayan podido resolver. El episodio se repitió a principios de este año, pero con el condimento de que esta vez él se fue del hogar que compartían. Incluso, al Muñeco se lo vio vacacionando en el sur del país con una joven de nombre Bianca.
 
 
Más allá de mostrarse con su mejor cara, puertas adentro estaba desconsolado, con el ánimo por el piso. Sucede que se conocen desde la adolescencia, y cortar con esa linda historia les significó un sacudón. Sin embargo, ese tiempo separados les sirvió para planear la vuelta y encender una vez más la llama que alguna vez los unió. Tras unos meses de meditación, de hablar mucho, se dieron una nueva posibilidad como familia y se reconciliaron. La familia se transformó en su cable a tierra, la hinchada que lo sigue a todos lados y no lo abandona. “Hace un mes que estamos padeciendo y acompañando a Marcelo. Lo sufrimos, lloramos, pero estamos muy felices. Se lo merecía”, contó Geraldine desde Madrid, ciudad en la que se jugó la final. De más está decir que el clan continuará viaje rumbo a Emiratos Arabes Unidos para acompañarlo en el Mundial de clubes. Ella creó una marca que se llama Geraldmoon. Traducido, algo así como “La luna de Geraldine”. Quizás ese sea el techo de la familia. La luna, porque en la tierra ya ganaron todo.
 
 

tepuedeinteresar

¿Qué le pidió Rocío Oliva a Diego Maradona para frenar el juicio de los 6 millones de dólares?

Luis Ventura contó la propuesta de la jugadora de River Plate al astro del fútbol para deponer el millonario juicio.

La noticia que revolucionó el mundo River: ¡Marcelo Gallardo será papá por cuarta vez!

Geraldine, la mujer del técnico de River, está embarazada de 23 semanas, ¡y espera otro varón!

Marcelo Gallardo, afortunado en el juego, desafortunado en el amor

El director técnico de River se separó de su mujer después de dos décadas juntos.

dejatucomentario