Romances

¡De avanzada!

Después de su sincericidio público, Esmeralda Mitre ya tiene chongo nuevo

Abril 2018

Liberada tras la separación de Darío Lopérfido, la artista reconoció que le fue infiel a su marido. Y si bien no querría volver a apostar al corazón, se está viendo con un empresario radicado en el exterior.

Después de once años, a comienzos de febrero, Esmeralda Mitre y Darío Lopérfido terminaron su relación. Por entonces, la sorpresa se instaló en los medios porque no fue uno de esos finales que se veían venir. De hecho, ni siquiera se produjo en Argentina sino en Europa. La rubia viajó a España por trabajo y, en la madre patria, se encontró con el ex ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, que estaba en Berlín, para mantener una charla de horas.

“La decisión fue mía de palabra pero él no me insistió. Si me hubiese insistido, no me hubiese podido ir. Si me decía que me quedara con él, no hubiese podido dejarlo solo. Le dije que había una sola vida que no podía pasar, que no iba a repetir la historia de mis padres, que me iba a separar de la mejor manera. Lo único que no iba a haber era agresión. Todo lo que yo era me lo intensificó. No pensaba ser desagradecida”, se sinceró la artista en Infama. Pero, para sorpresa de muchos, esas no fueron las declaraciones más picantes de Esmeralda. Liberal, sin importarle la opinión pública ni la repercusión mediática, confió: “He tenido relaciones estando con Darío y nadie se enteró. Incluso, con gente famosísima. El no sabía, ni ahí. Darío está más allá del bien y del mal. Alguna historia habré tenido… nada muy importante. ¡Siempre ganó él! Lo importante es quién gana: una mujer tiene derecho a ponerse a prueba. Si no, no sería artista”, sorprendió.

No aclares que… “Mis declaraciones no fueron un sincericidio. Mi libro de cabecera es de Roland Barthes, que habla de la intimidad entre el hombre y la mujer. Cuando conocí a Lopérfido, yo tenía 26 años y él, 42. Yo era una bebé y él un hombre grande. Me dijo que, para él, el sexo no iba de la mano del amor. Le contesté que estaba loco… Y me volvió a ofrecer una reflexión muy generosa: que el amor se negocia. Que si a mí me hacía daño que él piense así, él jamás iba a estar con otra persona…”, recordó Mitre, sobre el comienzo de su relación con el político. Sin vueltas, incluso, se animó a compartir, en Pamela a la tarde: “Cuando pasaron los cinco años de relación, empecé a entender lo que me había explicado. El amor es una gracia y una desgracia. Entendí que el amor va por otro lado. Hoy no creo en la palabra fidelidad ni infidelidad, por eso no usé esos términos para definir lo que me fue pasando en algún momento. Nadie me va a decir cómo tengo que pensar. ¿Quién tomó la decisión de la separación? Yo planteé la separación porque es un tema muy complejo, de cosas muy ricas. Pero no estoy hablando de plata… para mí, el dinero no sirve para nada. Darío es el amor de mi vida pero no me voy a arreglar con él. Yo soy de avanzada…”. Claro, como todavía no terminaron con el proceso de divorcio, Esmeralda y Darío siguen manteniendo la comunicación. Consultada por lo que le dijo Lopérfido sobre sus declaraciones públicas, ella minimizó. “Me dijo que le puse pimienta al tema y me preguntó cómo veníamos con la división de bienes”, a días de ser sorprendida por la lente fotográfica, paseando con Pablo Escontrela, bello empresario radicado en el exterior, quien vino a visitarla especi

tepuedeinteresar

¿Por qué Esmeralda Mitre no se deja retratar?

La participante del Bailando por un sueño intentó de varias maneras ocultar su rostro cuando advirtió al fotógrafo de Paparazzi. “Estoy desarreglada”, argumentó.

Esmeralda Mitre y un fuerte cruce con Laurita Fernández: "Fuiste muy maleducada"

Tras muchas idas y vueltas, finalmente, la actriz le dijo a la bailarina lo que realmente piensa de ella. ¿Por qué no le cae bien? Enterate, en esta nota.

Esmeralda Mitre reconoció que quiere ser madre y realizó un importante anuncio

La participante de Bailando por un sueño anunció que ha congelado óvulos para evitar que el reloj biológico apure su decisión de ser mamá. Esmeralda anunció que quiere un varón, pero que será más adelante.