» Ediciones Revista
Romances

¡Gajes del oficio!

La crisis de Florencia Bertotti y Federico Amador: "Nos pasan cosas"

El actor habló de las escenas de sexo que lleva adelante con Eleonora Wexler en Amar después de amar. Cómo lo vive su mujer, y cómo demuestra sus celos.

¿Cuántas veces la ficción se confundió con la realidad? ¿Cuántos romances surgieron entre grabaciones y horas compartidas que, en la mayoría de los casos, son más que las que se dedican a la familia, sobre todo cuando se trata de una tira diaria? Compañeros de trabajo que no pueden contenerse y le dan rienda suelta a algo más que una simple escena romántica. En definitiva, quienes componen personajes son seres humanos que buscan que a la vista del espectador luzcan lo más creíbles posibles. Esto muchas veces se confunde e invita a desconfiar. Una de las grandes apuestas de Telefe para este año es la novela con tintes de policial Amar después de amar.

A medida que pasan los capítulos, los personajes interpretados por Federico Amador (41) y Eleonora Wexler (42) se roban todas las miradas. El de él, Damián Kaplan, el de ella, Carolina Fazio. Ambos viven un romance clandestino y luchan para estar juntos sin que sus respectivas parejas, Santiago Alvarado (Mariano Martínez) y Raquel Levin (Isabel Macedo) se enteren. Los encuentros íntimos no escatiman pasión, fogosidad y lujuria. Escenas de sexo desenfrenado que hasta parecen reales. “La gente se encariñó mucho con esta pareja y yo estoy contentísimo. Yo no había trabajado con Eleonora, y la verdad es un placer hacerlo. Es una actriz del carajo, la mejor de su generación”, manifestó Amador.

Continuando con el relato, no escatimó elogios para su compañera y resaltó sus atributos profesionales, sobre todos, en las escenas hot de las que tanto se habló por lo verosímiles que parecen. “Eleonora tiene un nivel de profesionalismo y un oficio encima que lo hacemos como si nada, como una escena más, sin ninguna carga especial”. Dentro del combo, la que más comentarios cosechó fue una que realizaron tirados en un sillón mirando una película en la que él le desabrocha el pantalón y toca sus partes íntimas sin mirarse en ningún momento mientras su mujer está del otro lado, dormida.

“Fue raro, porque de esa se habló más que de otras donde se mostraba más piel, porque es un enorme tabú en la televisión. Es algo natural, pero que no se ha comentado mucho. Por suerte ahí están el cerebro y el talento de Pablo Vázquez, nuestro director de exteriores, que resolvía todo de la mejor manera. Quedó muy bien, no fue algo guarro ni sarpado, y se contó todo: la timidez de los personajes y la pasión”, agregó.

¡Atención! Ante tantas escenas de alto voltaje, que se multiplican a medida que la tira avanza, quien abrió los ojos fue la actriz Florencia Bertotti (33), mujer de Federico. Desde un costado, sin ser parte de la ficción, entró por la ventana para ver qué provocaba tanto alboroto. Más allá de lo afianzada que se muestra la pareja, hay ciertas cuestiones que no se pueden pasar por alto. Florencia entiende el juego, por ser parte de la profesión, porque le ha tocado vivir situaciones similares y sabe de qué se trata. Pero hay ciertas cuestiones del corazón que la mente no puede controlar.

Los celos de Bertotti parece que están a flor de piel y no puede ocultar su malestar al ver a su pareja tan apasionado con otra mujer, que si bien no deja de ser una actriz haciendo su trabajo, la belleza y lo que genera Eleonora siembra la duda de cualquiera. Lejos de pasar por alto estas cuestiones que pertenecen a la intimidad, el actor fue contundente y no esquivó un tema que dentro del mundo de la actuación ha sabido derrumbar a varias parejas. “No dejamos de ser personas, y un matrimonio como cualquiera, y por supuesto hay un montón de cosas que se cruzan porque no somos robots; nos pasan cosas, pero somos actores y sabemos que cada tanto hay una de estas escenas y forman parte del paquete”. 

 

El equipo ⛱ #serenahotel #brasil #buzios #wiskyyyy📸

Una publicación compartida de flor Bertotti (@florbertottiok) el

 

 

Eleonora Wexler

tepuedeinteresar

El papelonazo de Gerardo Rozín en Morfi, todos a la mesa. ¡Dale play!

El conductor quiso ser original y el resultado fue un tremendo blooper. ¡Miralo acá! No digas que no te avisamos: es imperdible…

Una argentina en New York: El inmenso cartel de Susana Giménez en Time Square

La diva viajó a los Estados Unidos para la inauguración de un restaurante. Ni bien puso un pie en Time Square, se sorprendió al ver una gigantografía suya. Emocionada, se sacó varias fotos con su doble. ¡Mirá!

Pablo Echarri pegó duro contra los directivos de Telele ¿Qué dijo?

Más allá de que desde Telefe intenten bajar los decibeles a la polémica, el actor no puede ocultar su fastidio. Cuando ya se había puesto en la piel de Sandro para interpretarlo, le bajaron el pulgar a días de comenzar las grabaciones.