» Ediciones Revista
Entrevistas

¿Cuántos?

Roberto Pettinato aseguró tener una disparatada cifra de amantes

Por el momento alejado de la televisión y de la música, el carismático conductor no descansa en verano. En el teatro, donde encontró su lugar, lleva adelante un stand up con altura. Aborda todos los temas con el humor ácido que lo caracteriza.

Carismático, frontal y elocuente. Siempre tiene la palabra justa y sabe cómo abordar cada tema que se plantea. Supo conquistar y es un gran referente de la música nacional, como uno de los líderes de la legendaria banda de rock Sumo, y un destacado conductor televisivo. Un entrevistador que, a su manera, con el humor y la acidez como estandarte, va al hueso y consigue lo que quiere. Sin embargo, lejos de la pantalla chica, al menos por el momento, Roberto Pettinato (62) decidió darle rienda suelta a otro de sus gustos: subirse a un escenario y conquistar con sus monólogos. Esto se transformó en su gran aventura de verano. Eso que soñó toda su vida, lo de llegar a la mítica Avenida Corrientes con su espectáculo, se hizo realidad.

–Por cuestiones laborales estás pasando un verano distinto, cambiaste la playa por la pileta, ¿cómo lo estás viviendo?

–Este verano estoy en el Multiteatro y llegué a la Avenida Corrientes. Gracias a esto me enteré del esfuerzo y el tesón de los actores que han vivido por siglos de los siglos en los teatros. Es duro en esta época, pero a la vez inquietante e insólito día tras día. Para esta época siempre me iba afuera, pero nunca elegía lugares con playas. Siempre buscando los inviernos de otros países, pero todo tiene un límite, por supuesto. Y el mío es que la nieve no te llegue a las rodillas.

–¿Cómo arrancaron las funciones de stand up y con qué se va a encontrar la gente que vaya a verte?

–Nunca estuve mejor en mi vida. No sé qué pasó. Mi cerebro funciona más que en la tele y hablo de todo lo que acontece, más lo que invento en el momento, más lo que tengo ya de acumulación de seis años trabajando en el interior con el unipersonal. ¿Qué se encontrarán? Zarpe, una zona (como digo siempre) de liberación mental que te alimenta para salir a la vida ordinaria de la mediocridad a la mañana siguiente.

–Se armó un gran revuelo con lo que contaste sobre el romance clandestino con la Negra Vernaci y lo de tu relación con Julieta Ortega, ¿te arrepentís de haberlo hecho público?

–Lo mío es humor el 99 por ciento a todo lo que me pregunten. ¿Por qué me arrepentiría si fueron momentos mágicos y únicos?

–¿Tuviste muchos romances clandestinos con famosas?

–Aproximadamente 130 hasta hoy. Después se me terminaron los lugares clandestinos para ir sin ser descubierto, así que tuve que suspender más de 50 romances de esos, porque hubiese sido detectado. Ja, ja, ja…

–¿Qué dijo tu novia, Daiana Pérez, de esto?

–Me dijo : “Jamás pensé que valías tanto la pena”.

–Sos una persona que dice lo que piensa, que no anda con vueltas, ¿hoy hay que pensar dos veces antes de hablar? Nos referimos a lo que le sucedió a Cacho Castaña.

–Lo increíble es que por más que pienses cien veces antes de hablar, los que te critican, claramente, no la pensaron ni una sola. ¡Mirá el caso de Facundo Arana! Lo tremendo y horrible no es pensar y hablar, sino saber lo que realmente, sinceramente y concretamente piensa la sociedad entera por debajo de lo que se dice. ¡Eso sí da miedo!

–¿Se pierde el humor a raíz de esto? ¿Hay que buscar otra manera de hacer humor sabiendo que los tiempos cambiaron?

–En absoluto. Sólo hay que controlar que la gente no grabe ni filme, nada más. Y el teatro es un lugar en el que se puede decir lo que a uno se le canta las pelotas.

–Vos tenés a tu público fiel…

–La gente que me sigue, por lo general, es como la de la resistencia francesa… somos seres escondidos bajo baldosas con nuestro propio universo. Las mujeres deben defenderse. En una nota me preguntaron por el acoso tan en boga. Y dije: “Tal vez se reduciría en un 12% si una mujer te dice: ‘Sos horrible, incurtible, un agobio y olvídate de tener algo conmigo’". Quiero decir: hay hombres que seguramente desistirían y lo entenderían porque tal vez no soy acosador. El tema está en los que no tienen límite. Yo he sido acosado por jefes hombres que te pedían 5 vasos de agua y que trabajes el doble siempre el día que te veía claramente con 45 grados de fiebre. Esas psicopatías laborales no son siempre de culos, tetas y porongas.

Creo que está bueno hablar al toque, ante el primer llamado de atención, y siempre compartirlo. Siempre habrá compañeros que saldrán en tu defensa. Fui a ver a Uma Thurman en Nueva York. Una mujer, aun estando con mi novia al lado, me acosó toda la obra y hasta me pidió que me saque la campera. Rarísimo, pero pude percibir la presión y la punta del hilo de lo que podría llegar a ser en otro ámbito una personalidad abusiva. Y al irme encima me arañó la espalda como diciendo: “¿Ya te vas?”. ¡Insólito!

–¿Cómo está la relación con tus hijos, sobre todo con Felipe, que tuviste idas y vueltas?

–Perfecta. Con todos ellos. Y Felipe está bailando mejor que nunca, y lo de idas y vueltas lo veo como un síntoma de sanidad. ¿Qué pretenden? ¿O acaso es mejor el hijo que fuma marihuana con la mamá? ¿Eso vendría a estar bien y consensuado? Ja, ja, ja.

–¿Tenés ganas de volver a la televisión después de tu abrupta salida de C5N?

–Vi a David Letterman y su nuevo programa y me despertó ganas de hacer otra cosa. Descartando, obviamente, un programa de entrevistas para devolverle el nivel de humor, acidez y locura a ese género. Pero por ahora quiero ver lo de la Avenida Corrientes. Cualquiera en Nueva York, si llegara a Broadway, estaría con taquicardia diaria. Bueno, eso muy bien puede pasarte acá. ¡Yo estoy en nuestra Broadway!

–¿Cómo viviste lo del Grupo Indalo? Lo que te pasó a vos, con lo que te adeudan, que te quedes sin programa de un día para el otro, Marcelo Tinelli, que llegó al fin de año tambaleando…

–Bueno, no soy Ingrid Grudke. Yo sí podía suponer lo que nos podía pasar. Ja,ja,ja. Eran nombres muy conocidos en los pasillos de los bancos y la AFIP. Ja,ja,ja. Pero uno se arriesga… ¡por amor! 

ETIQUETAS: Roberto Pettinato
Roberto Pettinato

tepuedeinteresar

Emilia Claudeville denunció a Roberto Pettinato por acoso y maltrato: "Me humillaba"

Durante una entrevista radial, la actriz relató su dramática experiencia con el conductor durante el año en que trabajaron juntos en el programa Duro de Domar.

Karina Mazzocco relató su dura experiencia con Pettinato: "Le puse un freno y fue peor"

La conductora habló sobre las situaciones de acoso que sufrió cuando trabajó con el ex Sumo en un programa llamado Todos al diván. "Fue muy difícil trabajar con él dos años", confesó.

La Chipi y una dura confesión: "Pettinato no me puede sostener la mirada"

Luego de que varias mujeres se animaran a denunciar públicamente el acoso al que se vieron sometidas por parte del conductor, la bailarina relató su dolorosa experiencia.