Teve

¡Un ídolo monumental!

Abel Pintos: "La vida es mucho más generosa de lo que uno puede llegar a soñar"

Septiembre 2017

El artista más exitoso del país confirma su gran momento con un show en River a fin de año. Sin embargo, él no cambia su perfil humilde y bonachón. ¡Genio!

Están los que se suben al auto, aceleran y ponen su vista en el camino con tal de llegar a destino lo antes posible. Y están los que se suben, ponen una linda canción, bajan la ventanilla y disfrutan del viaje. La carrera de Abel Pintos (33) no conoce de vértigos ni de movimientos bruscos. Desde que salió de su Bahía Blanca natal, simplemente pasea. Preocupado por crecer constantemente, pero sin prisa. Y mal no le va.

Más allá de su juventud, es el artista con mayor poder de convocatoria del país, con conciertos a todo momento y una popularidad ya avasallante. Será por eso que prefiere recorrer Argentina en micro antes que en avión, compartiendo horas con su banda, leyendo –es fanático de los libros– y explorando sus inquietudes artísticas. Vive solo en Pilar, pero puede pasarse dos semanas sin pisar su casa. En diciembre tendrá su fecha cumbre: el sábado 16 hará un show en River, donde tocará 11, su último disco, además de todos sus clásicos.

“La vida es mucho más generosa de lo que uno puede llegar a soñar”, dice con una simpleza que hace delirar a sus fans. En cuestión de horas se agotaron las entradas al campo –¿agregará una nueva fecha?–. Y cientos de personas acamparon en el estadio haciendo cola, ¡a pesar de que la venta era por Internet!

El martes 22 llegó de una gira por la Mesopotamia, y antes de emprender una nueva, por Tierra del Fuego –¡siempre en micro!–, dio notas. En las calles de Palermo, pese al cansancio, bajó de su combi para saludar a la gente que quería pedirle una foto o darle un beso. “No me acostumbro a tanto cariño”, jura. Y es imposible no creerle.

 

No nos elegimos, llegó por esas cosas a nuestra vida, o llegamos nosotros por esas cosas a la suya, y, naturalmente, los primeros desencuentros y desconfianzas fueron los que más tarde, cuando dejamos de mostrarnos los dientes, se polarizaron transformándose en lazos insondables e irrompibles. Siempre me pregunté y nos preguntamos ¿porque me mira tanto?... Realmente llamaba la atención advertir que no me quitaba la mirada de encima, nI por un segundo, atenta a cada movimiento, como custodiandome, o queriéndome hablar, a mi, que le di más ausencias y tardes en silencio que pelotas de trapo o palabras bobas cariñosas. Llenó las caras de risas, inundó la casa de anécdotas y ahora se fué, porque su espíritu vagabundo siempre fue mas fuerte y porque, nosotros sabemos bien, es tan buena, que se fué a jugar con quienes la esperan allá, donde algún día todos nos vamos a encontrar. Se van a extrañar mucho el "tikitikitikitiki" de tus pasos y tus eternas rabietas con los Teros de enfrente, que, sin lugar a dudas, también te van a extrañar. TE AMAMOS, te damos las gracias y nunca mejor dicho: Chau PINELA.

Una publicación compartida de Abel Pintos (@abelpintosoficial) el

ETIQUETAS: Abel Pintos

tepuedeinteresar

Denise Dumas conoció a su ídolo y no se pudo contener, ¡le dio un súper abrazo!

La ex conductora de Infama tuvo la oportunidad de conocer a su cantante preferido. Además de sacarse una foto con él, lo súper abrazó. Emocionada y muy feliz, compartió la imagen para el recuerdo a través de sus redes sociales. Mirá.

Griselda Siciliani y Abel Pintos niegan el romance, pero aparece otra pista que los une

El cantante popular y la actriz fueron vinculados. Pero ellos salieron a desmentir los rumores. Otra casualidad los volvió a complicar. ¿Será?

Mariano Malti: "El mejor piropo que me pueden decir es que canto lindo"

En Brasil, el ambiente lírico lo bautizó "el tenor argentino". Gracias a una técnica magistral, una voz perfecta y un carisma muy particular se ganó un lugar entre los grandes. En noviembre llenó un teatro, y está terminando de grabar su primer disco.