Teve

¡Gajes del oficio!

Alexis Puig reveló una anécdota que casi le cuesta su matrimonio

Diciembre 2018

Experto en la pantalla grande y en las series, el periodista cuenta los detalles de su nuevo libro sobre monstruos y analiza las películas sobre historias de ídolos populares y las series que más impactaron en el año.

Por cuarta vez, Alexis Puigse involucró en el camino de la literatura. Cinéfilo de profesión y por gusto, el periodista, esposo de Lola Corderoy papá de tres hijas, lanzó El ABC de los monstruos, su última creación...“Soy fanático de los monstruos, crecí viendo películas de terror, si me impresionaba mucho dormía con mi abuela y jugando con ellos. A veces, dormía bien, y otras mal… Aunque me asustaba, también me atraía”,recuerda el periodista, entre bromas. “Tengo tres hijas(Victoria,19; Lara, 10, y Eva, 8)y descubrí que mi hija del medio es muy fanática del terror, como yo. Obviamente, tiene muchas más posibilidades de ver cosas que las que yo tenía. Y quería hacer algo que ella pudiera leer, y por eso pensé en hacer un diccionario de monstruos para que pueda investigar, que sea amigable, que no tenga imágenes truculentas, para los que no están iniciados en este mundo. Incluye desde los más clásicos, como Drácula, Frankenstein, la Momia, y los más cercanos: Leatherman o Hannibal Lecter”, contó el especialista en la pantalla grande. “En Berazategui, donde me críe, me quedaba el día entero viendo las dos películas que pasaban. Me iban a buscar para que volviera a casa..”, confía, argumentando el comienzo de su pasión. “Y estudié periodismo y me dediqué justamente a esto, porque es lo que mejor me sale. Hay todo un cliché sobre el critico, y es que está alejado del gusto de la gente. Y eso es algo que yo nunca hice. Justamente, el cine que me atrapó fue el pochoclero. Si bien sé apreciar el cine europeo, o de otras procedencias, hay que acercar la industria a la gente, viendo cosas que le gusten y la entretengan”, reconoce.“Lola me dice que tenga cuidado con lo que les muestro a mis hijas, es una discusión permanente. Y la otra discusión que teníamos, pero que la saldamos al mudarme, es que yo tenía el otro hogar lleno de muñecos. En este también hay, pero la mayoría están en un cuarto especialmente reservado para eso. Mi idea es hacer un museo cuando sea grande y me retire del periodismo”, adelantó. 

 

–Hace años que viajás mucho para entrevistar a estrellas internacionales, ¿no te cansaste?

–Es muy cansador, sobre todo porque viajo una vez por mes a Los Angeles. Es muy lejos, voy por dos días, pero me sigue entusiasmando sentarme frente a un actor o director a charlar. Obvio, las que más sufren son mis hijas y Lola, que se ven solas. Pero en los quince años que estoy con mi mujer, jamás me dijo “no vayas”, ni estando embarazada de nueve meses. Cuando estaba por nacer mi tercera hija, tuve que ir a hacer una cobertura a Londres, me agarró una tormenta de nieve y me quedé varado. La llamé a Lola pensando que me iba a matar y se la re bancó. Ahora no sólo viajo por los filmes sino también por las series. 

 

–¿Te sorprendió el fenómeno de las series?

–Sí, me sorprendió. Nunca pensé que se iba a popularizar como lo hicieron. Estamos viviendo una época dorada, el poder ver el formato en el momento que quieras lo hizo amigable para la gente. Estamos en una etapa dorada, pero tiene un problema, que es el de la saturación. Hay tanta producción que no se llega a ver todo lo que hay. Y te podés comer garrones, no hay filtro, hay que saber elegir.

 

–La de Luis Miguel y La casa de papel fueron las que tuvieron más repercusión...

–Son fenómenos. La casa de papel me gustó, no me pareció original porque tomaba cosas de muchos lugares para contar una historia, bien narrada y actuada. Si hilás fino hay un montón de costuras mal cosidas. La de Luis Miguel estuvo súper inflada. No me parece una locura, una gran actuación del protagonista. Más que una serie es una telenovela. 

 

Acá se quiere hacerlas con todos los personajes populares. 

–No se puede hacer serie de todo. Escuché que se iba a hacer la de Coppola (Guillermo), cuando ya va a estar la de Maradona. La de Susana Giménez, pero va a estar la de Monzón. No puede haber una saturación porque se termina contando la misma historia. ¿Por qué no esperan que Tévez tenga cincuenta años y haya terminado su carrera? ¡Hay mucho apresuramiento!

 

–Algo parecido pasa con las pelis de ídolos musicales...

–La de Gilda fue más redonda. Y la de Rodrigo se vale de muchos golpes de efecto para impactar, pero no de la historia. La de Gilda era la historia del camino de una mujer tratando de triunfar; esta, de los excesos de un artista. 

 

ETIQUETAS: Alexis Puig

tepuedeinteresar

Un famoso periodista dejaría de trabajar en América

“No está todo cerrado, pero algo hay”, dijo él. ¿Quién es? ¿Y por qué tiene pensado irse de la señal de Palermo? ¿Hay algún escándalo en puerta? Todas las respuestas…

Lola Cordero: "La previa me parece un aburrimiento"

La periodista española contó sus sentimientos a la hora del sexo y no se guardó nada de nada: “Soy de ir a los hechos”. ¡Guarda Alexis!