Entrevistas

¡Vida sin excesos!

Cacho Castaña reconoció: "Estoy aburrido como un pavote"

Octubre 2018

Ya sobre el cierre del año más polémico y crudo de su larguísima carrera, el cantante regresa a la música con un disco basado en temas populares, después de atravesar serios problemas de salud y un sinfín de polémicas por una frase desafortunada.

Si veinte años no son nada, como asegura el tango, seguramente cincuenta sí lo sean… Cacho Castaña (76) está cumpliendo medio siglo en la música. Y para celebrarlo vuelve a las pistas con Distinto, material discográfico donde interpreta temas populares y calienta motores para lo que será su presentación en el Gran Rex, el 17 de noviembre. “Decidí apostar al cambio porque, primero, no tengo más temas. No se me ocurre más nada para escribir, hace muchos años que no lo hago. Y estuve pensando y me decidí a hacer un disco con temas que hayan sido éxito. Me sirvió para sacarme el gusto de hacer temas que me gustaron toda la vida. Me resultó complicado hacer temas de Charly García porque yo no soy artista de rock, se canta de otra manera, pero lo logramos… Volver a la Avenida Corrientes es un símbolo, como el Obelisco, es Buenos Aires, cualquier esquina tiene perfume a tango. Ya no salen discos, ahora las compañías discográficas eligen un tema y lo mandan por Spotify. Anda por todos lados pero el material no se ve. O sea, estamos llegando a una época en que ni la guita se ve. Un poco mataron a la gallina de los huevos de oro con las compañías discográficas que están fundidas. Pedí que el disco lo saquen en formato físico y en vinilo, para tenerlo como recuerdo”, cuenta, desde el Café La Humedad, su mítico lugar en el mundo.

–¿En qué momento de tu vida te encuentran este disco y el próximo show?

–A nivel anímico estoy bárbaro, me siento bien… hago gimnasia todos los días, como sanito, no fumo, no tomo alcohol ni me drogo. Estoy aburrido como un pavote, pero bueno… la vamos llevando. Estoy pasando un momento muy bueno, feliz, estabilizado. Estoy muy bien en pareja, y eso me ayuda mucho. Me contienen mucho mi mujer y mis amigos. No tengo muchos amigos, pero los que tengo son de fierro y están siempre al lado mío, caso Matías Santoiani, Guillermo Marín, gente que está constantemente al lado. Si fuese por Marín yo estaría cantando todos los días, él me maneja todo. Pero yo ya soy un muchacho grande. Nos conocemos hace poco, tuvimos un par de choques, disgustos y seguimos chocando, pero nos queremos mucho.

–Dijiste que estás muy bien en pareja pero fuiste un hombre de muchas mujeres. ¿por momentos te gustaría volver a la soltería?

–Sí, me gustaría volver a la soltería con la misma polenta que tenía a los treinta. Si no para qué… Lo que fue, fue, lo disfruté, pasé la vida… A mi mujer le llevo treinta y cuatro años y ya está bastante grande la chica. No estoy arrepentido de nada de lo que hice en la vida. De algunas cosas sí me arrepiento, pero no voy a decir de cuáles. Soy un tipo que pasé una vida muy linda, con una infancia bárbara, una adolescencia maravillosa, una familia espectacular. Después de lo malo, de las porquerías que uno hace, se hace cargo uno.

–¿A nivel económico cómo estás?

–Tengo un buen pasar pero no un muy buen pasar. Cobro muy buenos derechos de autor, tengo más de cincuenta discos grabados. Tengo un buen desembolso de SADAIC como autor y como compositor. No tengo ningún sobresalto salvo con la ruleta, que me gusta y me da algunos sobresaltos.

–Sos el creador de una de las canciones más emblemáticas, que es “Septiembre del 88”. ¿Hoy estamos para decir: “Si vieras qué triste que está la Argentina o si vieras qué linda que está la Argentina”?

–“Si vieras qué triste que está la Argentina”. Esperemos la segunda parte de la canción, que es cuando la Argentina está bien. Yo tengo esperanza, fe, de que vamos a salir de este despelote, quiero creer. Tengo más fe que nunca en que eso va a pasar. No creo que los argentinos nos quedemos apichonados, así como estamos ahora. Le tengo mucha confianza a nuestro país.

–¿Qué recomendación les darías a los cantantes que están comenzando su carrera o hace años que están, como Chano?

–Chano anda muy bien. Lo que necesita es gente que lo cuide alrededor, nada más. Es muy joven, tiene inquietudes, estaría bueno que lo quieran los que están alrededor y lo cuiden un poco más, nada más que eso, pero tiene un futuro bárbaro. Y a los chicos que empiezan ahora… qué les decís. Antes tenías productores en las compañías de discos, le decías adónde ir para que le tomaran una prueba, pero hoy no te toma prueba nadie, y el que lo hace tiene veinte años. Se acabó el disco, la compañía de discos, y no sé ahora cómo tienen que hacer los chicos. Veinte años atrás te podía decir, hoy no sé cómo se hace, cómo me estoy manteniendo yo.

–Siendo un referente del que le canta al amor, ¿qué pensás del poliamor, una palabra que ahora está tan de moda?

–Yo creo en el polirrubro, que es un kiosco que tengo en la esquina de casa. Después, lo del poliamor depende del mamut que cada uno tenga en la cabeza. Uno tiene uno, otro tiene cuatro mamuts, otros una manada. Cada uno, entre cuatro paredes, hace lo que se le canta y chau, a otra cosa. No hay que estar deschavando tanto lo que se hace y lo que no se hace. Siempre estuvo de moda el poliamor. En secreto, en silencio, ¿quién no se comió un cuerno?

–Dicen que de la muerte y de los cuernos no se salva nadie, ¿es así?

–Te podés salvar hasta de la muerte pero de los cuernos, imposible.

–¿Cómo fue reinventarte durante cincuenta años de carrera?

–No tengo la menor idea… Escucho mucha música y estoy metido en todo lo que sale, cómo lo graban. Y, de repente, me embarco en lo mío, lo escucho y me doy cuenta cuando algo no va más. Intento ir por otros lados. A veces, me va bien, otras regular. Pero lo importante es el hecho de hacer, no quedarme con la duda.

–Están de moda las series de artistas en Neflix, ¿aceptarías que hicieran tu historia?

–Si aparece el dinero, con gusto…

–Hace un tiempo generó polémica una frase donde dijiste: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”. ¿Te arrepentís de tus dichos?

–Fue un dicho de asado, una pelotudez. No me sirvió para reconstruirme, la volvería a decir sin ningún problema. Si la gilada no lo entiende es porque son muy jovencitos, y eso es otra cosa.  

 

ETIQUETAS: Cacho Castaña

tepuedeinteresar

Mientras estaba internado, le desvalijaron la casa a Cacho Castaña

Desde la clínica, la familia del cantante se enteró de que ladrones entraron a la vivienda y la desvalijaron. Se robaron los artículos más valiosos. Todos los detalles, acá.

Nacha Guevara mostró una tierna foto retro con motivo de su cumpleaños

La ex integrante del jurado del Bailando compartió con sus seguidores de Instagram una foto de cuando tenía 8 años. "Voy a festejarlo con esta nena...", comentó la artista.

Cacho Castaña, en problemas: procesan a su esposa por falsificar sus firmas

La denuncia la realizó Andrea Sblano, pareja del cantante antes de que conociera a su actual mujer. También se la investiga por presunta estafa.