» Ediciones Revista
Entrevistas

¡Golpeada!

El desesperado pedido de Carmen Barbieri: "2017 fue duro, le pido a Dios que..."

Instalada en La Feliz, la capocómica debutó con Magnífica, uno de los espectáculos que prometen estar entre los más vistos del verano. Enfrentada con Moria Casán, habla de sus diferencias y de las que, aún hoy, mantiene con Santiago Bal, su ex marido.

Un verano más, Carmen Barbieri (62) levantó el telón de Mar del Plata. Desde el Teatro Corrientes, la capocómica presenta Magnífica. Pero, como no podía ser de otra manera, la temporada ya arrancó con un escándalo. Moria Casán, con quien son enemigas públicas, no estará en La Feliz… ¿por culpa de la madre de Federico Bal? “Nunca dije que me bajaba de hacer la función los martes. Pero si Moria hacía la primera función, yo no quería hacer la segunda porque se hacía muy tarde. A mí me hacía un gran favor porque me iba a ver a mi mamá lunes y martes, en vez de estar el lunes solo. Ella se está reponiendo lentamente donde está internada (Ana, la madre de Carmen, pasó por varias dificultades en su salud). Ahora voy sólo a verla los lunes y tengo que volver los martes a hacer función. Por eso, aclaro, yo no dije nada de dejar el espectáculo, sino de no hacer la segunda función del martes. Le propuse a Juan Alzúa, el productor, que me dejara un día más en Buenos Aires porque mi vieja está solita y me extraña mucho, aunque tengo amigas que la van a ver. Pero ella me quiere ver a mí. Hay que entender que está sola, internada, y yo acá, trabajando. Cómo voy a renunciar si esta revista la armé yo. Son veintiséis personas en escena, nunca en la vida dejaría en banda a un elenco, no soy así, soy una artista que trabaja mucho…”, arrancó la charla.

–Pero hubo un mar de fondo que, en su momento, te distanció de Moria. Se dijo que podía ser por un puntaje que ella le puso a Federico en el Bailando por un sueño…

–No, no fue nada de puntajes… Pregúntale a Polino si alguna vez lo llamé por algo de los puntajes, cómo me voy a meter en el trabajo del jurado. Fue por otro llamado hace mucho, por una cosa privada, que no voy a contar.

–¿Por qué no contás?

–¡No es grave! Es algo que ya pasó, fue una charla entre dos mujeres. Además, pasó hace tanto… No hay conflicto de mi parte.

–Se dijo que pediste la cabeza de Maxi Cardaci, su jefe de prensa…

–¿Quién soy para pedir la cabeza de nadie? ¡No, por favor! No sé qué pasó, eso fue una cosa de producción.

–En un móvil de tevé dijiste que era un mentiroso…

–Dije que quería escuchar verdades, no mentiras, algo así.

–¿Le pediste que bajara un mensaje de Twitter donde te trataba de ingrata?

–Bueno sí, está bien, le pido disculpas… No quiero tener problemas con nadie, ¿sabés los que yo tengo? ¡Muchos! Mi mamá está lejos, yo estoy haciendo la revista, salgo al escenario a divertirme y a divertir, y mis problemas los dejo afuera.

–¿Cómo está Santiago Bal, tu ex marido? ¿Ya te lo cruzaste en La Feliz?

–¿Le creció el pelo o se habrá hecho algo, como Tartu? Le puse color SADAIC, todos se tiñen con la misma tintura, color tanguero. Está contento con su debut, con la gente con la cual trabaja, y eso es bárbaro. Está muy feliz de que Federico trabaje en mi revista. Mucha gente dice que se parece a él cuando hace monólogos, que tienen el mismo tiempo. Yo hablo y no te dejo meter un bocadillo. Y él tiene un ritmo, una pausa y una mirada, es el padre, me impresiona verlo.

–¿Te impresiona para mal o para bien?

–Noooo, para bien… No es que lo imita, le sale naturalmente.

–Flor Marcasoli dijo que, por tu culpa, Santiago no quiere compartir sketch con ella, que no le da la mano en el saludo final y que vos lo tenés amenazado.

–(Risas). Me causa gracia. Me encantaría tenerlo amenazado a Santiago, pero no lo tengo amenazado. No hablamos nunca, casi nunca, muy poco. Vivimos en el mismo hotel y ni nos encontramos. Pero está todo bien: cada uno con su historia.

–¿Vos no le pediste que desalojara el departamento que compraste?

–¿Cuándo hice eso? Cuando peleábamos le decía varias cosas. En agosto voy a cumplir siete años que vivo sola.

–Santiago sigue usando la alianza.

–¿En serio? Debe ser de otra chica. No te puedo creer… No se la podrá sacar porque estará hinchado. Uy, me matan. Cuando hago humor negro, después me dejan de hablar, mandan carta documento, me matan en el Twitter.

–En tu espectáculo, Luisa Albinoni hace un monólogo con palabras fuertes, y dicen que eso molesta a la platea…

–A Luisa siempre le digo que es José Marrone en versión mujer. Ella tiene una comicidad que en su boca no queda mal porque es una señora. Por eso, al monólogo con el que vino los primeros días le bajé algunas cositas porque, quizá, algunas señoras se podían molestar porque es un espectáculo familiar. Hay monólogos fuertes pero no groseros. Charly G está fabuloso, fuerte pero no grosero. Es que la revista es fuerte. Es fuerte lo de Luisa pero no está para criticarla. Estoy yo encima de cada cosa y nos hicimos amigas en una temporada que compartimos en Termas de Río Hondo. Por eso, es la última vez que dirijo y actúo. No puede ser que esté haciendo las dos cosas al mismo tiempo.

–¿Seguís con la probation?

–Es una exageración de horas lo que me dieron para hacer.

–¿Y manteniendo económicamente a Bal?

–Yo me hago cargo de todo lo que es vivienda, alimentos y demás… Y él se ocupa de sus gastos. Mientras tenga trabajo está todo bien, yo no echo en cara nada. Si di mi palabra, la cumplo. El whisky, las salidas, los taxis que toma, la ropa se los paga él porque tiene una o dos jubilaciones muy buenas. Gracias a Dios que está fuerte, en pie como para salir con mujeres y pagar la comida, y no tener que hacerlo yo. Federico se encarga de cubrir gran parte de lo que yo pago, me estuvo ayudando este último año porque fue duro para mí.

–¿Este fue tu peor año o lo fue el de la separación de Santiago?

–El peor año fue cuando murió mi papá. 2017 fue un año duro. Le pido a Dios que me dé un recreo, pero la vida es así. Gracias a Dios, siempre salgo adelante. 

 

Te amooo MADRE

Una publicación compartida de Carmen Barbieri (@carmenluzbarbieri) el

ETIQUETAS: Carmen Barbieri
Carmen Barbieri

tepuedeinteresar

El despampanante topless de Moria Casan en Punta del Este

La One se se desclavó: cuando inauguró la temporada subió una foto sin corpiño en la playa, pero esa imagen poco tiene que ver con la realidad.

Flor Marcasoli: "No me sorprende que Laurita le prohíba verme a Fede"

Morocha de curvas explosivas, la vedette de Cocodrilo, circo y varieté les hizo y les hace frente a todas las polémicas. Desde Federico Bal y Laurita Fernández hasta su enemistad con May Alexander y Carmen Barbieri.

"Me encantaría ser Beyoncé, una artista completa que llena estadios"

Ya es parte del elenco de Magnífica, el espectáculo de Carmen Barbieri y Fede Bal, que fue uno de los primeros en debutar en Mardel.