Teve

¿QUE LE PASA QUE?

La reflexión de Cande Tinelli: "Tengo un problema con la asomada de bombacha"

Mayo 2019

La hija de Marcelo Tinelli participó en la apertura de ShowMatch y tuvo un percance con su ropa interior.

La apertura de ShowMatch contó con la presencia artística de Candelaria Tinelli (28), quien cantó Tiempo de amar. Ya lo había hecho en 2016, cuando decidió presentarse en el inicio del programa que comanda su papá y animarse a cantar, ya que coincidía con su lanzamiento como cantante. Aquella vez interpretó "Love me like you do", de Ellie Goulding, pero esta vez optó por un tema propio.

 

La segunda hija de Marcelo Tinelli deslumbró en la pista. Y no sólo con su voz, sino también con su look. Canchera, Lelé (tal su nombre artístico) eligió un vestido de charol negro, botas de caña alta (tipo texanas) y un montón de collares dorados. El outfit dejaba apreciar la enorme cantidad de tatuajes que Cande tiene en todo su cuerpo.

LEE MAS

Y fue precisamente su look lo que le jugó una mala pasada. Otra más. Sí, es que durante su reciente presentación en el festival Lollapalooza la morocha también tuvo un percance con su vestuario, cuando -sentada- casi se le ven sus partes íntimas.

 

"Tiempo de amar. Gracias. Tengo un problema con la asomada de bombacha", escribió esta vez al pie de la imagen que colgó en su cuenta de Instagram. La imagen y su graciosa reflexión obtuvieron casi 200 mil likes.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tiempo de amar ♥️ gracias! (Tengo un problema con la asomada de bombacha)

Una publicación compartida de 𝕷𝕰𝕷𝕰’ (@candelariatinelli) el

Marcelo Tinelli

tepuedeinteresar

Silvina Luna habla de hombres: "Siempre me gustaron los..."

En la Ciudad Eterna, la morocha aprovechó para recorrer los monumentos más emblemáticos. Oh, curiosidad, en la casa de un amigo se encontró con Daniel Osvaldo. ¿Nace un romance?

¿Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés están pensando en tener otro hijo?

El conductor se mostró sincero ante la pregunta de un seguidor y reveló si tiene ganas de volver a convertirse en papá junto a su pareja.