Teve

¿En qué anda?

Lorena Paola vuelve a subirse a las tablas para hacer...

Abril 2018

A la actriz no le gustó una actitud de René Bertrand y no dudó en hacerle una singular sugerencia a su ex compañero de temporada en Carlos Paz: “Metete la cábala en el culo”, le escribió en Twitter. Mientras, espera el debut de Chicas de New York.

Forma parte del grupo de famosos que marcaron una época, fundamentalmente la infancia de los que ya pasaron la barrera de los 40 abriles. Lorena Paola (44) brilló en televisión y también en teatro cuando las redes sociales no existían, ni siquiera el videocable, que tantas opciones ofrece en la pantalla chica. Hoy, a diferencia de los años 80, cuando la actriz la rompía en distintas novelas o programas destinados a los más chicos del hogar, sobran canales y abundan las alternativas para que el público infantil se entretenga. Cómo no recordar su paso por Cantaniño o Festilindo, donde se destacó por demostrar una gran dosis de chispa y destellos de un carisma que más tarde hasta le terminaría abriendo las puertas del cine. No de la sala, obvio.

De la pantalla, pues filmó varias películas siendo todavía muy joven y en tiempos donde lo adolescente casi no tenía lugar en rodajes caracterizados por la jerarquía de sus elencos. El roce con actores de renombre completó su etapa de maduración profesional y, desde entonces, a Lorena Paola no le han faltado propuestas de trabajo. Lo más reciente que hizo fue en Carlos Paz, ciudad en la que se lució con su participación en Clavado en París, una obra de la que finalmente se desvinculó en medio de su enfrentamiento con René Bertrand por una diferencia que tuvieron en la entrega de los premios Carlos.

¿Qué pasó? La noche del evento, Lorena quiso elegir una ubicación y eligió una silla que supuestamente no podía ocupar “por cábala”. Al menos eso es lo que le manifestaron los organizadores (acompañados por el hijo del recordado César Bertrand), que bajo este argumento le sugirieron, en buenos términos, que se acomodara en otro sector del salón. Frente a esta insólita excusa, Lorena enfureció y luego de mantener un cruce verbal muy picante con la gente del lugar, utilizó su cuenta personal de Twitter para descargar su bronca por entender que la habían maltratado y hasta faltado el respeto. “Metete la cábala bien en el culo”, escribió la actriz en un epígrafe que acompañó una foto en la que aparece una mujer (¿sería ella?), en ropa interior y acostada boca abajo en una cama, con sus glúteos en primer plano. Al interpretar que el mensaje era para él, Betrand, su jefe por entonces, la echó.

Una vez que las aguas se aquietaron, Lorena se sumó a un proyecto que en breve ya estará sobre el escenario. Se trata de Chicas de New York, una comedia musical que a partir de abril se presentará en el Teatro Ludé. Será el retorno de la actriz y cantante a las tablas luego del escándalo sucedido en la ciudad cordobesa. Con los ensayos en pleno curso, Lorena aprovecha cada uno de sus ratos libres lo mejor posible. Y tiene por costumbre relajarse temprano, a media mañana, por la Costanera. Va simplemente a caminar, secundada por su marido, Esteban Gatti. Juntos y tomados de la mano, suelen recorrer la mayor parte de su traza peatonal. Porque, por supuesto, en épocas donde el estrés laboral y la ansiedad por un debut generan una adrenalina especial, nada como ir juntos a la par.