» Ediciones Revista
Teve

¡Frío como la nieve!

Martín Redrado habló sobre la maternidad de Luli Salazar

En un veloz paso por San Carlos de Bariloche, el ex funcionario soltó un par de frases en torno a la futura maternidad de la Salazar. Esquió, se vio con los hijos, comió manjares patagónicos, pero de una posible reconciliación con la rubia… no dijo una palabra.

Aunque es conocido su fanatismo por las mujeres más calientes de la farándula, Martín Redrado siempre tuvo fama de hombre frío. Más cercano a la gélida matemática que a las ardorosas demostraciones de afecto. Más proclive a pronosticar a cuánto estará el dólar en un par de meses que a decir “te quiero” o a escribir una apasionada carta de amor. Esa suerte de “comunicados de prensa” –emitidos a dúo con Luciana Salazar– que sirvieron para expresar los movimientos más importantes de la pareja profundizaron esa sensación de estar, aun ante esas candentes circunstancias personales, en presencia de “un asesor financiero” más que de un “romántico empedernido”. A tono con esa imagen que lo acompaña desde que se volvió una figura pública (primero como economista, luego como “novio de…”), el ex de la futura mamá pasó unas vacaciones, podría decirse, bajo cero. Rodeado de nieve y esquiando la alfombra blanca que la naturaleza le regaló al cerro Catedral en la paradisíaca Bariloche, que atravesó los días más fríos de la historia. El termómetro cayó a temibles y terroríficos 25 grados bajo cero, nada y nada menos, y la ciudad se vio en serios problemas para continuar con su ritmo habitual. ¿Casualidad que haya hecho tanto frío justo, justo cuando fue Redrado? Quien sabe, pero que coincidieron nadie lo puede negar.

Además de practicar una de sus actividades favoritas (es algo así como un especialista en los descensos con obstáculos, llamados “slalom”), Redrado se hizo un pequeño espacio, pero espacio al fin, para referirse al tema que tuvo en vilo a la sociedad farandulera hace apenas un puñado de semanas: la futura maternidad de Luciana Salazar, cuyo anuncio prácticamente coincidió con el tuit que anunció la ruptura de la pareja. Es más, muchas veces se dijo que el vínculo se quebró definitivamente cuando el ex titular del Banco Central sostuvo su postura de no tener más hijos frente al reiterado reclamo de la modelo por formar una familia. Como casi todo el mundo sabe, Luciana subrogó un vientre en los Estados Unidos –le diagnosticaron trombofilia y decidió no transitar un embarazo riesgoso, otra jugada que generó polémica– y será mamá de una nena a la que llamará Matilda. Sobre ese tema, Redrado apenas dijo que “me pone muy feliz que Luciana pueda concretar su mayor deseo, que es ser madre”. Repreguntado una y otra vez, se limitó a repetir lo que se transformó en un latiguillo: “Estoy feliz por ella”. Para variar, pocas palabras.

 

 

Tus manitos 👶🏼🙌🏻💕. Te amo hijita #matilda

Una publicación compartida de Luciana Salazar (@salazarluli) el

En Bariloche, adonde llegó sin compañía, Redrado se encontró con sus hijos, fruto de la relación que mantuvo con Ivana Pagés, una morochaza que por su físico despampanante tranquilamente se podría haber dedicado al espectáculo. Se ve que a los pibes también les gusta la nieve, porque la pasaron fenómeno en compañía del padre, que les dio el gusto de llevarlos a un lugar tan lindo. A él se lo vio sonreír y divertirse en el cerro Catedral, aunque muchos digan que sus declaraciones y sus posturas son la catedral de la frialdad. 

Luciana Salazar

tepuedeinteresar

Luciana Salazar contó por qué se suspendió el reality que mostraría su rol como madre

La modelo iba a tener su propio reality show, en el que mostraría el nacimiento de su hija, Matilda, y compartiría con los televidentes su rol maternal. Finalmente, no se hará. ¿Por qué? Enterate.

Otro papelón de Luciana Salazar y ya van...

La rubia protagonizó un mal entendido con la revista Noticias. Se creyó que la convocaban para ser … ¡Y no!

Jorge Rial, durísimo con Luciana Salazar y Martín Redrado: "Maduren"

El Intruso máximo se metió de lleno en la pelea de la pareja después de días muy agitados, donde Luciana utilizó las redes sociales para contar verdades a medias.