Teve

LES CERRO LA PUERTA A TODOS

Pampita: "No busco amor, hoy estoy enfocada en..."

Diciembre 2018

Es una de las mujeres más representativas del medio. A lo largo de su trayectoria convivió con alegrías y tristezas que la marcaron a fuego. Más allá de todo, nunca se le borró esa sonrisa que ya es una marca registrada.

Atravesó los primeros años de su adolescencia, hasta que terminó el secundario, con una idea fija. En aquellos tiempos, en General Acha, La Pampa, su rostro llamaba la atención. Sus amigos, los familiares cercanos, la alentaban para que se convirtiera en modelo. Ese empujoncito le bastó para que, con apenas 18 años, recién salida del colegio, Carolina Ardohain (40) armara su bolsito, sacara un pasaje de micro con destino a Buenos Aires y empezara a recorrer la ruta de ese sueño que la marcó de por vida. Recién llegada a la gran ciudad, sus primeros trabajos le sirvieron para pagarse el departamento en el que vivía, y no mucho más.
 
 
En 1999 hizo la producción más importante de su vida, la que le abrió las puertas. “Me acuerdo de que las hice para un casting, me hicieron 20 fotos y después me fui a mi casa caminando y pidiéndole a Dios que me eligieran. Fui como estaba, a cara lavada, sin maquillaje ni nada. Al año siguiente, esas fotos las utilizaron para una campaña y puedo decir que ese fue el momento exacto en el que me cambió la vida, que cumplí mi sueño”. La modelo hace referencia a que esas fotos, que en el verano de 2000 se veían en la vía pública, llegaron a los ojos del empresario Pancho Dotto.
 
 
“El vio la foto de la producción en el aeropuerto de Punta del Este y pidió mi teléfono para sumarme a su agencia. Desde que empecé a trabajar para su agencia de modelos no paré más”. Ese fue el momento exacto en el que dejó su nombre de lado para transformarse en Pampita. En ese momento, por su primera campaña, le pagaron 10 mil dólares. ¿Qué hizo? “La plata la guardé, no me gusta gastar si no es necesario. Por ejemplo, para qué tomarse un taxi si en colectivo llegás igual y te sale menos”, contaba hace 18 años. Esa sonrisa inconfundible, ese rostro tan particular, esa combinación de inocente con mujer fatal la catapultaron a ser una de las top models por excelencia.  Aun hoy, que ingresó al club de los 40, sigue más vigente que nunca y perteneciendo.
 
 
¡Belleza! Más allá de que en gustos puede haber diferencias, la belleza que irradia la morocha cautiva a todos por igual. Más allá de la genética, si hablamos de las curvas, también tiene sus tips y hasta esa fuerza mental para creerse lo que es. “Yo me veo linda, con algunas arrugas más, pero a la vez más sabia. Aprendí a quererme tal cual soy, porque el paso del tiempo es para todos. No me gustan la cirugías estéticas, nunca me puse botox y cuando veo a una persona que se puso no me gusta cómo queda, así que nunca lo probaría. Por otra parte, no soy amiga de los excesos. Me gusta comer rico y sano, tomar mucha agua y no hago dietas estrictas, prefiero comer a conciencia. No tomo alcohol, café, no fumo, no consumo ningún tipo de droga… lo único que me puede es el helado de dulce de leche. Me gusta darme placeres, como baños largos de espuma, mientras escucho música. Eso me relaja mucho la cabeza. Me encanta bailar reggaetón, música brasileña, cumbia, nadar, hacer yoga y spinning”. Al hablar de su físico, se le admira la panza chata y marcada. Lo logró gracias a los 200 abdominales que hace por día. 
 
 
Amor. “El amor no es algo que esté buscando. En términos del amor me siento estable y recién ahora estoy bien con esta nueva etapa de mi vida. Estoy enfocada en mi casa, en mis hijos y el trabajo, nada más”, declaró hace unos días. En 2002 se casó con el polista Martín Barrantes y antes de cumplir el año de casados, se separaron en medio de un escándalo. Allí conoció a Benjamín Vicuña y al poco tiempo quedó embarazada, cuando aún no se habían firmado los papeles del divorcio. “Es algo que no quiero volver a recordar, pero en aquel momento, con la inocencia de la juventud, no sabía que antes de quedar embarazada tenía que esperar a que los papeles estén firmados”.
 
Con el actor chileno logró formar la familia que tanto soñó. Tuvieron a Blanca, Bautista, Beltrán y Benicio. Con el fallecimiento de la nena, en 2012, se volvieron fuertes y más unidos. “El fue el hombre que me salvó, que me permitió ser mamá”, contó cuando festejaron los diez años juntos. Desde que se separaron no logró encontrar a su príncipe azul. Un fugaz romance con Nacho Viale en 2016, hasta que llegó Juan Pico Mónaco, a fines de ese año, y la relación duró hasta principios de este. Probó con el polista Pablo Polito Pieres, pero ni siquiera llegaron a ser novios.  
 
 
Infidelidad. Tras la traumática separación de Vicuña –ella contó que lo encontró teniendo sexo con la China Suárez en un motorhome– la palabra infidelidad sobrevuela. Esa experiencia que la dejó marcada a fuego, le produjo secuelas, pero también aprendió a convivir con cuestiones que cada vez se toman con más naturalidad. Con Mónaco vivió algo similar. No son pocos los que acreditan que el ex tenista le fue infiel. “En mi vida fui infiel y me fueron infieles. Tuve mi época en la que revisaba el celular y cuando encontraba lo que no quería, apostaba a la paciencia. La verdad es que sufrí mucho cuando me enteré, pero aprendí que nadie se muere por esas cosas”. 
 
 
El medio. Intentando buscar nuevos rumbos laborales, Caro apostó a mostrar otra faceta. Tras pasar por el jurado del Bailando con una frescura natural, le ofrecieron conducir su programa. En abril de este año debutó como conductora en Pampita Online, en Telefe. El peso de hacerlo en un canal líder, el constante hostigamiento, remarcándole siempre los errores, hicieron que pegara un portazo. Pasaron los meses y en octubre debutó en Net, la nueva señal de cable con Pampita íntima.
 
 
El rating no la acompaña, pero, a decir verdad, esto les pasa a todos los programas de un canal que aún no logró afianzarse. “La conducción es algo nuevo para mí, es una remada todos los días. Hacer un programa propio me encanta, pero al mismo tiempo, la experiencia del aire me superó. También siento que en algunos casos son injustos conmigo. La verdad es que me voy acomodando y cada vez me siento mejor”.
 

ETIQUETAS: Pampita , Pico Monaco
Pampita

tepuedeinteresar

La pelea de Zaira Nara y Pampita por un vestido

Después de que su look para la gala de la revista Gente fue criticado, la conductora se mostró sencilla y discreta en un evento.

La íntima declaración de Jujuy Jiménez con respecto al sexo

La modela jujeña sorprendió con una confesión hot: "Ya no estoy asexuada".

Maju Lozano reveló una incómoda situación que vivió con Pampita en un evento

La conductora, para sorpresa de todos, relató una sorprendente situación que vivió con la modelo... ¡Y que la hizo sentir muy incómoda! Mirá.