Teve

¡Siempre igual!

¿Qué es de la vida de María Leal?

Abril 2019

La consagró Grande, pa, pero antes ya era una muy buena actriz y después solamente lo confirmó. Su vida, sus pensamientos y sus opiniones en 50 respuestas para levantarse y aplaudirla como cuando termina una función donde actúa.

1. Para usted, vivir en la Argentina ¿es el paraíso, el purgatorio o el infierno?

¿No hay otras opciones? Porque así podría recordar lo que decía el General: “La única verdad es la realidad”, dejando de lado el paraíso, el purgatorio y el infierno.

 

2. ¿Ve la vida en blanco y negro o con matices?

–Lamentablemente, yo veo la vida en blanco y negro. Los grises me los dejé en el camino.

 

3. ¿Por qué quiso ser actriz?

–Yo empecé a actuar desde que era muy pequeñita, desde los cinco o seis años, en mi casa. Hacía personajes; uno de ellos era el de la nena chiquita y otro el de una tía solterona. Los hacía cuando mis primos menores no querían comer, para entretenerlos y para que comieran. Fue como una comprobación de lo que quería ser. Después, cuando terminé el secundario, si bien me gustaban las matemáticas, me anoté en la facultad de medicina y en la de abogacía, pero al final, y a través de mi hermana, Ana Victoria, di bien un examen para ingresar al Conservatorio de Arte Escénico. Entré por el tema de las improvisaciones. Ahí sentí que estaba con mi gente, ahí empezó todo, ahí sentí que estaba en el ambiente en el que quería estar.

 

4. Mencione alguna de las claves para sobrellevar mejor su profesión.

–De jovencita entendí que esta profesión es como estar en un barco; que si tiraba para un lado estaba el éxito, y si tiraba para el otro encontraba el fracaso y me hundía. Entonces me di cuenta de que lo mejor era estar en el medio, tener un equilibrio, no creérmela ni en el éxito ni tampoco en el fracaso. 

 

5. Cuando le aconsejan que no lo intente, ¿qué hace?

–Si estoy plenamente convencida de lo que voy a hacer, por más que me digan lo contrario voy para adelante.

 

6. ¿A la vida le sacó todo el jugo?

–Creo que sí, aunque eso no significa que no haya cometido errores. Pero la vida que me tocó vivir hasta ahora la viví intensamente.

 

7. ¿Ser artista la mejoró como persona?

–Básicamente se nace con una esencia, una esencia como persona que está controlada y domesticada por la sociedad y la familia. Yo no me lo tomaba muy a pecho esto de mi trabajo, siempre me importaron más mi familia y mis hijos. Cuando era joven los porotos los ponía en ese aspecto de la vida, entonces en mi crecimiento personal no tuvo mucha influencia lo de la actuación. Pero hoy sí, hoy diría que ser actriz es como mi salvación. 

 

8. ¿De qué elementos no puede prescindir?

–No puedo prescindir del agua mineral, de la leche y del vino.

 

9. ¿Cómo cree que manejó su carrera laboral?

–Creo que la manejé como pude, pero con muchísimo respeto. En los años 70 había dos tendencias en la tele: la de los serios, encabezados por el genial director Alejandro Doria, y la de los populares. Yo amaba estar con los serios, pero también con populares. como Darío Vittori. En síntesis, manejé mi carrera a mi gusto.

 

10. ¿Cuál es el mejor momento del día?

–Cuando me despierto, cuando desayuno y todas esas cosas, y también cuando me voy a la cama conforme con lo que hice en el día.

 

11. ¿De qué cosas cotidianas disfruta más?

–De estar con mis nietos, de poder conversar con mis amigos y de controlar a mi mami. Mi mamá está espléndida, es bravísima, tiene 99 años y se maneja sola. Anoten su nombre: Liberata Nicomedes Valenzuela. ¿Lo escribieron bien? 

 

12. ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

–No, siempre hay que pensar que lo que vienees lo mejor. Pero tenemos que ayudar para que esto sea así, por ejemplo mejorando nuestro planeta, al que estamos haciendo puré. 

 

13. ¿Cómo diría que es la vida que lleva?

–Para definirla, básicamente diría que llevo una vida normal, equilibrada.

 

14. ¿Aborto sí o aborto no?

–Aborto sí. Cada mujer tiene el derecho de elegir sobre su propio cuerpo. El ideal sería que ninguna necesite hacerlo, debido a una buena educación sexual. No estoy a favor del aborto de niñas de 15 o 16 años que van y se lo hacen en cualquier lado. Eso no, porque tiene que haber un consentimiento de sus papás y porque básicamente esos papás tienen que entender que deben cuidar a esas chicas para que no tengan que pasar situaciones difíciles por ignorancia.

 

15. ¿La política, tan criticada en los tiempos que corren, es realmente un juego sucio?

–Por lo que me han demostrado hasta ahora, la verdad es que parece que sí. A través de lo transcurrido en mi vida, sólo hubo tres presidentes a los que he respetado muchísimo por su honestidad y juego limpio: Arturo Frondizi, Arturo Illia y Raúl Alfonsín.

 

16. ¿Como quién le hubiera gustado ser?

–Para bien o para mal, como quien soy.

 

17. Si le dieran la oportunidad de modificar algo, ¿qué corregiría de su manera de ser?

La vehemencia y la intensidad que les pongo a todos los temas en los que me involucro. Yo soy de respirar, de aguantar bastante, pero cuando exploto me pongo verde y soy como el increíble Hulk.

 

18. ¿Cuál fue el primer juguete que tuvo de niña, si es que aún lo recuerda?

–Era una muñeca a la que llamaba “la muñeca de 14”. Mucho tiempo después supe el porqué  de lo de “la muñeca de 14”: era porque a mi papá le había costado 14 pesos. Tenía la carita, los bracitos y los pies de porcelana y el cuerpito de trapo.  

 

19. ¿Ante qué situaciones está resignada?

–Ante la enfermedad. Hay que bancársela, hay que resignarse y afrontarla…

 

20. ¿Qué opina de Lilita Carrió?

Ayyy, Lilita, Lilita, Lilita… Yo hubiera querido trabajar con esa mujer. Entiendo a toda esa gente que no la aprecia y que la critica, pero para mí es una referente, para mí es muy importante porque el pibe que nos gobierna tiene que tener mucho cuidado con Lilita, porque estando Lilita al lado de él, toma una garantía que de otra manera no tendría.

 

21. Cuando se siente mal, ¿qué la saca a flote?

–En este momento, el teatro: es mi recreo, es mi alegría, es mi felicidad en un momento familiar bravito. Y máxime que estoy trabajando con José María Muscari, un ser a quien admiro, quiero y respeto. 

 

22. ¿Se ahoga fácilmente en un vaso de agua?

–¡No! Me pongo colorada, respiro profundo y, sea como fuere, pego la patada abajo y tiro para arriba.

 

23. ¿Qué piensa que dicen de usted?

–No lo pienso, porque lo que quieran decir de mí no me importa para nada.

 

24. ¿Cuál es el último detalle que cuida antes de salir de su casa?

Vivo en un piso alto de un edificio y antes de salir recorro todos los rincones de las ventanas para que estén bien cerradas porque al llegar la tarde empiezan a revolotear murciélagos. Tengo pánico a que me entren al departamento.

 

25. ¿Le cuesta hacer nuevos amigos?

No, para nada. Tengo amigos de toda la vida, pero en cada trabajo que emprendo, enseguida encuentro más amigos porque me entrego, me gusta hacer nuevos amigos.

 

26. ¿Qué don le gustaría tener?

–Me gustaría tener el don de la paz y de la tranquilidad, sin dejar de ser yo.

 

27. Para una decisión muy importante, ¿prima el corazón o la razón?

–Básicamente gana la razón, pero también a mis decisiones les pongo una pizca de corazón.

 

28. ¿Qué es lo mejor que sabe cocinar?

–Lo que les hago a mis nietos: la carne en salsa. Una salsa especial que la preparo en unas cinco horas.

 

29. ¿Le teme a la muerte?

–Pienso en la muerte porque es parte de la vida, pero no le temo. Lo único que me preocupa de la muerte es quedar viva en los corazones de la gente que quiero.

 

30. ¿Para definir a una persona se guía mucho por las apariencias?

–De entrada no defino a ninguna persona por su aspecto. Pero yo miro, miro y miro, y me voy haciendo como la película de esa persona, para recién después poder definirla.

 

31. ¿Cuál de estos temas la irrita más? a) Que tomando un café con una amiga, ella se la pase chateando todo el tiempo con su celular y no le hable. b) Que se olviden de saludarla en su cumpleaños. c) Que no la reconozcan y no le pidan un autógrafo o tomarse una selfie?

–La primera. Que alguien esté conmigo y se ponga a chatear todo el tiempo me pone verde. Y se lo digo de una. En mi casa, en la mesa que yo pongo y que vienen a comer lo que yo preparo, les pido a todos que los celulares queden en el living, no en el comedor.

 

32. Como enemiga, ¿es de temer?

Totalmente, pero no creo que tenga enemigos.

 

33. Cuando un director le marca una escena con la que está en desacuerdo, ¿la acata sin chistar o la discute a morir?

–Se la debe acatar sin chistar. Y si se está en desacuerdo, hay que decir: “Discúlpeme pero yo me retiro; me bajo de la obra”. El que manda es el director, y cuando no está el director el que manda es el asistente del director.

 

34 ¿En qué se siente una inmadura?

–Me siento inmadura en confiar demasiado. Por esa “inmadurez” tuve decepciones.

 

35. ¿Para los artistas el talento es el fruto de la ejercitación diaria?

–No, el talento se lo tiene o no se lo tiene. Se nace con talento o, como decía Federico García Lorca, se nace con “el ángel”. Pero, obviamente, cuanto más se trabaja, cuanto más se aprende, más se ayuda a ese talento innato que se pueda tener.

 

36. ¿Los trabajadores argentinos están bien representados por los gremialistas?

–No creo. Los gremialistas, yo no sé cómo hacen pero parece que tienen mucha plata, y los trabajadores no. Lo que no se entiende muy bien es por qué los trabajadores los siguen eligiendo. De los históricos, siempre admiré a José Ignacio Rucci.

 

37. Ser argentina es…

–…vivir en un tembladeral. Aun así, ser argentina me llena de orgullo. 

 

38. ¿Qué siente por los venezolanos?

–Mi hermana, a fines de los 60, fue contratada para trabajar en Venezuela, y allí vivió varios años y allí nacieron mis dos sobrinos. Por entonces, Venezuela era como un paraíso terrenal. Entonces, todo lo que padecen hoy los venezolanos me duele mucho. 

 

39. A través del paso del tiempo, ¿se va volviendo más indulgente o más exigente?

–Me estoy volviendo más indulgente. Algunas cosas que antes no dejaba pasar, hoy me hago la distraída, pero me las guardo en la cabeza, no se vayan a creer…

 

40. ¿Es muy cuidadosa con su salud?

–Me hago los correspondientes chequeos médicos, pero no soy muy cuidadosa de la alimentación o de ponerme cremas en la cara, en el cuerpo y esas cosas (risas). Para ser sinceros, confío mucho en la genética; mi papá murió a los 97 años y mi mamá va a cumplir los 100.

 

41. ¿El suicida es un valiente o un cobarde?

El suicida es un valiente, absolutamente. Pero si queremos profundizar en el tema nos podemos encontrar otro día para tomar un café y charlar unas cuantas horas más (risas).

 

42. Cuando era chica, ¿en su casa se hablaba de sexo o era un tema sobre el que se prefería hacer silencio?

–Por favor, silencio absoluto sobre ese tema. Por eso mi hermana, tres años mayor que yo, fue tan importante para mí. Ella me contaba todo; mi hermana fue mi abrecaminos.

 

43. ¿Qué le puede amargar un buen día?

–El haberme dado cuenta tarde de que podía ayudar a alguien y no lo hice. Pero me amargan mucho la traición y la mentira.

 

44. ¿Cómo es su relación con la computación?

–Recién ingresé en el mundo de la computación en el 2000. Un hijo mío se fue a hacer un master a los Estados Unidos y me dijo: “Si vos querés tener una conexión diaria conmigo,necesitás meterte con la compu y la Internet”. Me regaló una computadora, y como yo creía que esto era como una misión imposible, me aclaró:“Mirá, mamá: estos aparatos están hechos para venderse mucho, entonces están hechos para gente casi estúpida (risas), así que yo te voy a explicar todo y vos, ¡seguime!”. A partir de ese curso rápido aprendí todo lo que se debe saber de cibernética.

 

45. ¿Qué famosos integran el círculo de sus amistades?

–La primera y principal es mi amiga Stella Maris Closas. Pero tengo muchos queridos amigos más.

 

46. ¿Para qué utilizaría la máxima: “Poco, pero bueno”?

–Por mi trabajo tengo poco tiempo para todo lo demás. Pero el poco tiempo del que dispongo lo disfruto mucho cuando visito a mi mamá y cuando veo a mis nietos.

 

47. ¿Los argentinos somos hijos del rigor?

Básicamente, creo que muchos somos hijos de la estupidez (risas).

 

48. ¿Qué le despierta admiración en una persona?

–Admiro a las personas que tienen fuerza, a las que tienen amorosidad, veracidad e integridad.

 

49. ¿De qué se arrepiente?

–Me arrepiento de no haber empezado antes en el teatro. Yo era una actriz de “la televisión” y no me aceptaban en el teatro. Recién en los 90 me dieron la oportunidad de hacer teatro, y tuvo mucho que ver Virginia Lago. Hice la obra Esa relación tan delicadade Loleh Bellon, gané premios, y ahí ya me aceptaron.

 

50. Un pequeño secreto para ser feliz

–Primero empezar a amarse uno mismo para reciéndespués poder amar a los demás.

ETIQUETAS: María Leal

tepuedeinteresar

La noche que Arturo Puig dejó plantadas a cuatro mujeres: ¡Escándalo!

El elenco de la comedia que arrasó en los '90 con picos de 60 puntos de rating hizo una cena: Las “chancles” y María Leal recordaron anécdotas en una cena de reencuentro.

A 26 años del debut de Grande Pa!, María Leal y "las chancles" se reencontraron

Las actrices de la exitosa serie de comienzos de los noventa se juntaron para acompañar a Nancy Anka en el debut de la obra de teatro "Mujeres irreversibles".

Las fotos hot de Brenda Gandini

¡Cuánta belleza! Algunas son producciones y otras fotos casuales, pero en todas queda claro que es una diosa. ¡Rubia debilidad!