Teve

¡Confuso!

Soledad Villareal habló del abuso de poder en los medios y generó polémica

Febrero 2018

La modelo, que además es conductora y periodista, admite la existencia de propuestas indecentes por parte de productores y empresarios a las mujeres que pretenden crecer en los medios: “La que acepta queda marcada”.

La posibilidad de prolongar el calendario laboral en el verano siempre se muestra como una opción saludable. Sobre todo si la chance de continuar trabajando durante las vacaciones implica conservar la frescura y la vigencia, al margen de proveer esos pesitos que vienen como anillo al dedo por tratarse de plata. Las arenas de Pinamar y sus privilegiadas tardes contextualizan el escenario que profesionalmente cobija en la actualidad a Soledad Villarreal (37), allá, a unos cuatrocientos y pico de kilómetros de Capital Federal, donde la modelo y conductora está al frente de Estudio Playa, el programa que encabeza por 98,1 FM Pinamar, emisora que desde hace un tiempo pasó a ser propiedad del Pelado Guillermo López. “Siento que vivo una experiencia que me otorga una conexión especial con el público. La gente que está descansando, después de un año intenso y activo, se relaja y tiene otra predisposición para sentirse acompañada por la radio”, comenta la ex panelista de Ponele la firma y una de las responsables del buen andar de Lo mejor del verano, programa que va todas las tardes por Canal 26. Villarreal, que integró espacios de periodismo de espectáculos, como Intocables (¿se acuerda?), con Horacio Cabak, y también fue una de las caras de los noticieros de América, también es modelo y en su agenda figuran constantes compromisos relacionados con el mundo de las pasarelas, un terreno que conoce como nadie.

“Es un ambiente especial, en el que tenés que saber manejarte porque cualquier actitud fuera de lugar puede generar confusión. Desde luego que existen propuestas indecentes, porque de entrada te prueban y quieren saber si tu ambición de progresar es desmedida y a cualquier precio. Yo sé bien que he llegado a lo que soy por mi capacidad y no por aceptar relaciones sentimentales con nadie. En el ambiente nos conocemos todas, y la que acepta no tiene retorno. Si ven que en esa no entrás, se cuidan mucho cuando te hablan. El abuso de poder de empresarios y productores existe, es real, pero lo utilizan con las que se prestan. Conmigo saben que no va”. Sin dudas, Soledad es consciente de su preparación, y a la hora de las cualidades resaltan no solamente sus ojos claros y belleza innata, sino también su recorrido y sus conocimientos. Nació en la localidad santafesina de Las Parejas, y a los 18 años ya estaba en Rosario, desfilando, detrás de su gran objetivo: destacarse para ir abriéndose puertas que le permitieran llegar a ganarse un lugar en Buenos Aires. Sus herramientas no fueron solamente las bondades que la naturaleza le ha dado. Estudió (habla varios idiomas), se perfeccionó, y cuando se le presentó la oportunidad supo aprovecharla. Hoy, entre campañas y proyectos, la agenda casi no le da respiro: “Mi gran secreto es ser una apasionada de la comunicación. Ponerme la camiseta en todo lo que hago. Las mujeres, por suerte, podemos hacer varias cosas a la vez. Eso de masticar y comer chicle al mismo tiempo es apenas una chanza. Hoy ocupamos un lugar privilegiado en el campo de los medios, y como integrante del género me siento orgullosa. Profesionalmente no tengo un techo, siempre voy por más. Esa es mi consigna”, añadió. Desde Pinamar, obvio. Cerca del mar, de la arena y de sus afectos, aunque principalmente del público, que diariamente la oye y la ve con el pulgar arriba. 

ETIQUETAS: Soledad Villarreal

tepuedeinteresar

Soledad Villarreal: "Tengo una huerta donde cultivo cosas que consumo"

Con una carrera que no para de crecer, la modelo y conductora es la cara elegida por las grandes marcas para la difusión de imagen. Además de dedicarle mucho tiempo al trabajo, asegura que su prioridad es su familia.

Soledad Villarreal: "Está en los planes tener otro hijo"

La modelo disfruta del verano en Pinamar con su marido y su hijo, mientras conduce un programa de radio y eventos. Feliz con su presente personal, redobla la apuesta y adelanta que planea agrandar la familia.