» Ediciones Revista
Teve

La prendió fuego

Vero Ojeda: "Tuvimos que llamar a un cura para limpiar la casa de Dubai por culpa de Rocio"

La ex de Diego Maradona contó detalles de lo que encontró la última vez que visitó su casa en Dubai. Sostiene que Rocío Oliva, actual novia del Diez, le hizo una brujería y que quemaron lo que encontraron por recomendación de un sacerdote.

El clan Maradona y todo lo que lo rodea vive momentos de mucha tensión. Secretos familiares, entredichos y todo tipo de condimentos se suman a esta contienda. El entorno, familiares y amigos, se dividió en dos bandos, y desde sus trincheras se tiran con munición pesada. En el medio está Diego Maradona, quien abiertamente tomó partido por su grupo más cercano. Se puso del lado de la alianza que integran, entre otros, su novia, Rocío Oliva, y su abogado, Matías Morla. En el otro rincón, dan lucha su ex novia, Verónica Ojeda (40), su sobrino, Chino Maradona y, por afuera, pese a que no se pueden ni ver, se suman a esta legión Claudia Villafañe, y sus dos hijas, Dalma y Gianinna. De todas maneras, mientras la actriz se encuentra en Dubái intentando convencer a su papá para que sea parte de su compromiso conyugal, en Buenos Aires el clan que comanda Ojeda no da el brazo a torcer y en la mira tienen a Oliva. Todo comenzó cuando el Chino manifestó que para él, Rocío droga a Maradona y que lo manipula para tener a toda su familia en contra. Lejos de que este asunto se calme, le suman más leña al fuego. Pronto vendrá la respuesta de los Emiratos y, así, esta novela seguirá sumando capítulos para convertirla en un culebrón de los que no abundan.
 
¡Cosa de brujas! Vanesa Carnevale, la mujer del Chino, contó que cuando viajaron con Ojeada a Dubái encontraron elementos que suelen usarse para realizar magia negra. Según ella, Rocío le hizo una brujería a su novio para tenerlo a su lado y alejarlo de sus seres queridos. “Estuvimos 15 días solas y hace una chusmeada, se pone a revisar. Recorrimos la casa y en la mesita de luz encontramos una bolsa beige, dos plantillas, una tanga anudada y una foto de Dieguito Fernando con la cara borrada”. Luego de las declaraciones, Vero recogió el guante y no sólo les dio crédito a las palabras de Vanesa, sino que se mostró asustada y aterrada. Además, sumó más datos y fotos de lo que encontraron el día que viajaron para verlo, cuando él se había distanciado de Oliva. “Es verdad lo que contó. Sé que las brujas existen, pero en ese momento no sentí miedo. Después de que encontramos eso llamamos a un cura para limpiar la casa. Nos dijeron que teníamos que quemarlo. Después ellos vinieron y empezaron a rezar en árabe. Fue un momento terrible el que vivimos y para nada gracioso. Hay que vivirlo para saber lo que se siente, más allá de lo que dije, que no sentí miedo. Sí me generó mucha impresión ver la foto de Dieguito con la cara borrada”.
 
Presente. Días atrás, en Intrusos, pasaron unos audios en los que Diego le hacía reclamos a Verónica. “Hola, Verónica: no podés hablar porque estarás con alguno de tus novios. Deciles a tus novios que al lado mío son caca”. Rápidamente intervino Morla para decir que esos audios no son actuales y que fueron enviados hace dos años. ¿Qué hizo Ojeda? Mostró los mensajes con las fechas en los que fueron enviados. El registro marca que son de julio de 2017 y que, además, no fueron los únicos. “Durante ese tiempo, en el que tuvo el impasse con Rocío, me mandaba mensajes todo el tiempo porque quería verme”.
 
Diego Maradona

tepuedeinteresar

La fulminante exigencia que Dalma Maradona le hizo a los invitados a su boda

La hija de Diego Maradona confirmó que su papá estará en la fiesta, pero le pidió a sus amigos algo muy extraño. ¿Te enojarías?

La dolorosa separación de Celeste Muriega

La bailarina no encuentra consuelo: se ilusionaba con casarse y finalmente se quedó sola. Su vínculo con Alejo Clérici, con quien soñaba ponerse las alianzas, se terminó.

Moria Casan: "Si hay algo que me gusta es que me acosen"

La One volvió a estar en el centro de la polémica por sus recientes declaraciones en relación con el movimiento feminista. Una seguidilla de frases desafortunadas que justifican la violencia machista.