in

La terapia que ayudó a ganar confianza a Jujuy Jiménez: “Es una activación de la glándula pineal que…”

La modelo, reveló en una charla profunda la terapia que la ayudó a cultivar el amor propio y la confianza en si mismo.

Hay muchas terapias alternativas para mejorar la calidad de vida, y en este caso, Sofia Jujuy Jiménez ejerce una muy particular desde el 2016, con la cual logró “creer más en sí misma y ser mucho más feliz”

En ese contexto, Jujuy explicó de que se trata esta singular terapia. “Es una activación de la glándula pineal (ubicada en el centro del cerebro y considerada por algunas corrientes de autoconocimiento como un botón espiritual). Se activa a través de la meditación visualizando lo que querés. Todos tenemos el poder de la visualización, pero hay que despertarlo”

La decisión de comenzar la tomó en el 2016 y logró hacerse cargo de sus miedos e inseguridades, pero nunca creyó que los cambios los iba a ver tan rápido

¿Con qué la ayudo? “La confianza en mí misma y el amor propio. Esta sociedad machista en la que vivimos te hace creer que sos hueca porque te gusta reír o sos linda. Entendí que puedo ser divertida, caradura y profunda a la vez. Aprendí a hacerme cargo de mis cosas buenas y malas. Y lo más importante, me saqué el chip que te dice ‘no vas a poder, no te lo merecés‘”, contó la novia de Juan Martin Del Potro.

Su relación con Delpo

Por otro lado, hace unos días. La morocha se animó a contar por primera vez sus inicios con su actual novio y además reveló el motivo por el cual “bajó un poco la exposición”: “Nos miramos y a los dos nos pasó algo fuerte. No sé cómo explicarlo, fue una cuestión de energías. Fue una conexión automática y espontánea. Yo venía de estar un año soltera y muy tranquila. No esperaba algo así para nada. Tenía que ser. Nuestro amor fue simple desde el principio.”

Luego, profundizó acerca de su perfil bajo desde que sale con Juan Martin: “Elegí ser cuidadosa y recién ahora me siento fuerte para dar una nota. Con el tiempo, fui entendiendo con quién estoy. Yo no lo conocía a Juan y no era consciente de la importancia que tiene en el tenis. Es algo que fui entendiendo a su lado. Resguardarme fue un acto de prudencia y de respeto

Y continuó “Él es una persona reservada, cuida mucho su intimidad. Es una decisión de él que entiendo y me encanta. El mundo de los medios, a su vez, es mi trabajo. Yo entro, juego y me voy. Mi vida privada pasa por otro lado y es sagrada para mí. El vínculo con mis hermanas, con mis amigas, lo que pasa en mi familia, con mi pareja, es parte de mi intimidad y soy yo la que decide qué compartir, cuándo y hasta dónde”.

JUJUY Y DELPO, MÁS AFIANZADOS QUE NUNCA

Comentarios