Los glamorosos vestidos que Pampita lució en Viña del Mar: ¿cuál es el más lindo? – Revista Paparazzi

Los glamorosos vestidos que Pampita lució en Viña del Mar: ¿cuál es el más lindo?

Pampita la rompió en Viña del Mar y conquistó al siempre exigente “monstruo”, como se llama al público que asiste al festival. Cada vestido deslumbró a la multitud, y a ella, cuentan, le encantó Ricky Martin.
LOOKS
LOOKS

Le dicen “el monstruo” y cuentan que no sólo es el público más exigente del continente americano: para quienes anduvieron dando vueltas por el mundo, se trata de una de las tribunas más odiosas de todo el planeta. Cantidad de estrellas internacionales desaprobaron ante sus oídos escrutadores y muchos se deprimieron frente a sus reacciones negativas, a veces traducidas en chiflidos y reprobaciones varias. No cualquiera, en serio, conquista a los espectadores del festival internacional de Viña del Mar, que todos los años se celebra, para esta época, en Chile.

Este sería uno de esos casos de curiosa y plena empatía entre el escenario y “la popu”. Un caso al que valdría la pena titular “La bella y la bestia” sin temor a exageraciones. Pampita, una de las mujeres más bonitas de todos los tiempos, anduvo por esos lares (tan comunes a ella desde que se relacionó con el galán trasandino Benjamín Vicuña, que fue su marido durante 10 años) y sedujo con su habitual simpatía y gracia interminable al temible monstruo de Viña.

Como muchas argentinas, a Pampita la une con el país vecino una larga relación laboral-afectiva. Si bien en algunas cuestiones –básicamente deportivas– Argentina y Chile mantienen una vieja rivalidad (ellos, por ejemplo, ganaron las dos finales de Copa América que se disputaron recientemente), la morocha rompió esas barreras y es una de las preferidas de aquellos que nacieron al otro lado de la cordillera de los Andes.

En eso tuvo mucho que ver Vicuña, uno de los actores más aclamados de Chile no sólo por su labor actoral y su carrera siempre en ascenso, sino también por su compromiso con las luchas sociales tan en boga en ese territorio. Durante una década, la modelo argentina desembarcó en Chile siendo “la esposa de Vicuña” y eso le granjeó la simpatía del gran público, tanto en Santiago como en otras ciudades. Viña es una de ellas. La modelo sedujo con cada uno de sus looks. Se cambió varias veces, fiel a su estilo prolijo y cuidadoso de los más mínimos detalles, y con todos los vestidos fue ovacionada. Pampita condujo un programa de televisión del estilo de La previa antes de que comenzara cada una de las veladas que le daban forma al evento artístico.

Recientemente casada con el empresario gastronómico Roberto García Moritán, cuentan que Pampita vibró por un hombre en su paso por Viña. No lo hizo por su flamante marido (al que, seamos sinceros, le dedica tiernas palabras cada vez que puede en las redes sociales) sino por Ricky Martin, quien pasó por allí y maravilló al monstruo, que se rindió a sus pies como pocas veces. Aquellos que la vieron cuentan que Pampita quedó deslumbrada por el cantante portorriqueño y, cual fan adolescente, esperó un largo rato para cruzarse con él y compartir un momento, por efímero y fugaz que fuera.

Después de actuar en Viña, Ricky se tomó un avión y aterrizó en Córdoba, donde inició una serie de shows en nuestro país, siempre frente a multitudes enfervorizadas que por ahí no serán “monstruosas” pero hacen tanto ruido, o más, que las de otros países.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig