A poco de casarse, Guido Süller se quejó tras sufrir un desprecio – Revista Paparazzi

A poco de casarse, Guido Süller se quejó tras sufrir un desprecio

ROMANCES
ROMANCES

Un vecina contó asombrada: “Llegaron en un auto descapotable, saludando a la gente, me hicieron acordar a Perón y Evita”. Guido Süller (57) y Tomasito (30) se casaron en el registro civil de la localidad bonaerense de Escobar y sus presencias causaron una verdadera revolución en la ciudad. No tanto por lo que representan popularmente, pero sí porque se trata de un distrito tranquilo, que difícilmente vea alterada su calma cotidiana por acontecimientos tan mediatizados. El tema es que más uno se asombró cuando vio que el Peugeot del hermano de Silvia arribó al centro de Escobar con sus ocupantes vestidos de negro, con moño y smoking, moviendo sus brazos tipo “limpiaparabrisas” para compartir su alegría con los transeúntes y también, por qué no, llamar un poco la atención. Lo cierto es que el lunes 14 de mayo, Guido y Tomasito se pusieron los anillos y pasaron a ser una pareja con todas las de la ley, gracias a la vigencia de la normativa que aprueba el denominado matrimonio igualitario. Los contrayentes (tal el término que debe utilizarse para evitar el tradicional “novio y novia”), eligieron como padrinos a otras dos caras conocidas: Chiche Gelblung y Pía Shaw, quienes, al igual que ellos, quedaron perplejos al advertir la presencia de un intruso que irrumpió en la sala y que pretendió invalidar la ceremonia.

Con look capilar similar al de Guido y Tomasito, pero con saco rosa, esta persona, que luego se supo se llama Sebastián Capovila, aseguró a los gritos que Guido es “una persona infiel” y amenazó con sacar a la luz “los videos íntimos que tengo de él”. Este joven ya tuvo sus cinco segundos de fama: aseguró ser fan de Lourdes Sánchez en el Bailando 2017, donde apareció, desaforado y a los gritos desde la tribuna, manifestando abiertamente todo su apoyo a la mujer del Chato Prada. Luego de que la jueza de paz le explicara que sus “denuncias” no constituían un motivo válido para anular la boda, Capovila se retiró y todo siguió su curso normal. Una vez reglamentados como matrimonio, Guido y Tomasito se besaron en público y coronaron la jornada comiendo en una parrilla de Costanera, acompañados por varios de los que presenciaron el acto protocolar para la firma de la libreta. ¿Familiares? Poco y nada. Ni Guido ni Tomasito se mostraron preocupados por las ausencias afectivas. Se fueron como llegaron: felices y saludando a los vecinos tipo Perón y Evita. 

A pura emoción

A pura emoción

Felices los novios

Felices los novios

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig