Barbie Vélez y Lucas Rodríguez en una salida súper familiar – Revista Paparazzi

Barbie Vélez y Lucas Rodríguez en una salida súper familiar

ROMANCES
ROMANCES

Los vaivenes sentimentales son moneda corriente en el clan. Los Vélez son así: impulsivos, espontáneos, expeditivos a la hora de tomar decisiones vinculadas al amor. Hay similitudes, coincidencias que lo explican, como advertir que Barbie (23) y Nazarena (43) están viviendo experiencias súper parecidas en el campo conyugal. Las dos, sí, están empezando a transitar etapas muy parecidas, períodos que las invitan a ilusionarse con estar acompañadas por el hombre indicado. Se las ve enamoradas a madre e hija. Con deseos de ir cerrando las heridas que sus romances pasados abrieron arteramente.

Seguramente aún debe tallar en los recuerdos de Nazarena la figura de Fabián Rodríguez, su último esposo, quien antes de fallecer fue su compañero de labores en la productora que habían fundado juntos. Precisamente, luego de hacerle frente a una serie de deudas que generó la firma, la ex de Hernán Caire consiguió salir a flote y revitalizar su actividad empresarial. Su regreso al ruedo con espectáculo propio se dio en el Teatro Porteño, donde presentó ¿Quién manejaba?, una obra en la que además actúa, secundada en el escenario por Maxi Ghione. Por supuesto que esta especie de re-debut sobre las tablas representó un acontecimiento especial tanto para ella como para sus seres queridos. Por eso, no estuvo sola. Hubo una nutrida concurrencia que se acomodó en las filas más cercanas para ser testigo de un momento tan importante en la vida profesional de Nazarena.

¿Quién manejaba? se desarrolló a sala llena. Con un cierre que encontró al público aplaudiendo de pie, entre ellos, desde luego, a los afectos de la actriz: su novio Leandro Camani y su hija, Barbie Vélez, que estuvo escoltada por su pareja, Lucas Rodríguez y también por su hermanito menor, Thiago. A Barbie se la vio emocionada. La joven fue testigo presencial de todo el esfuerzo que debió hacer su madre para reabrirse paso y renacer laboralmente, razón por la cual directamente la ovacionó una vez que el telón comenzaba a bajarse. A su lado estaba Lucas, el joven del que se enamoró, desafiando los prejuicios, ya que es medio hermano suyo. El hijo de Fabián Rodríguez también padeció los mismos golpes que Barbie, incluso más duros, pues tuvo que aprender a convivir con el dolor que provocó la muerte de su papá. Y más aún: ver a Nazarena reconstruyendo su economía en base a préstamos y ayudas de amigos que se acercaron a darle una mano, mientras ella también tenía que cargar con el dolor por haberse quedado sin su pareja y su socio repentinamente, de una manera tan violenta. Juntos, fueron superando etapas.

La más cruda, sin dudas, la posterior al blanqueamiento de la relación, cuando los comentarios malintencionados juzgaban con crueldad su decisión de amarse. Hoy están viviendo juntos. Barbie y Lucas pasan sus días bajo el mismo techo, en un departamento que la ex pareja de Federico Bal ya habitaba en el barrio de Núñez. Desde entonces, todo es felicidad. Los únicos rumores que se oyeron fueron de embarazo, nada de crisis ni de deseos de volver todo para atrás y tomar cada uno por su lado. Sólo sonrisas. Al igual que Nazarena, Barbie transita una etapa color de rosa. Como su mamá, que le agradece al amor esta nueva chance con Camani, pero al mismo tiempo disfruta de ver a su hija en plenitud, encarando una etapa de pura prosperidad.

Pareja afianzada

Pareja afianzada

Barbie y Lucas fueron a ver a Naza

Barbie y Lucas fueron a ver a Naza

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig