in

Barby Silenzi y el Polaco le hablan a la panza: “Estamos esperando ansiosos para recibirte con mucho amor”

A pocas semanas de dar a luz, la bailarina y el cantante siguen disfrutando de la dulce espera de Abril a puro amor y demostraciones de cariño. Aprovecharon para viajar y compartir con las hijas de ambos.

A veces, las historias de amor no se concretan de un día para el otro. Varios factores pueden influir para que la oficialización de un romance se demore años. Barby Silenzi y Ezequiel El Polaco Cwirkaluk son fiel ejemplo de esto. Porque siempre se gustaron, coquetearon, tuvieron miles de idas y vueltas y hasta escenas de celos, pero demoraron cuatro años en concretar la relación puertas adentro de su casa y para la exposición pública.

La bailarina y el líder de la movida tropical se conocieron por coincidencia laboral cuando les tocó compartir como “compañeros de fórmula” en el Bailando 2016, el programa de Marcelo Tinelli. Desde entonces pasaron muchas cosas en la vida de ambos que los mantuvieron cerca y lejos hasta llegar a este presente en el cual, en breve, serán padres de Abril, la belleza que fue buscada y que coronará su unión.

Durante los últimos cuatro años la diosa se encargó de la crianza de Elena, su hermosa hijita, pero con muchos conflictos de por medio con Francisco Delgado, el papá, y nunca más se le conoció pareja estable. Y el intérprete, por su parte, resolvió las diferencias de años con Karina La princesita, la mamá de una de sus hijas, superó conflictos judiciales con Valeria Aquino, madre de su segunda hija, tuvo un romance con varias interrupciones –y también el deseo de casarse y formar una familia– con Silvina Luna.

Pero de una forma u otra, con encuentros que eran secretos a viva voz, y una “amistad” pública que no se rompía, cuando el rubio decidió terminar con el pasado, en el 2018, y apostar al futuro, es que Barby tuvo el lugar que quería: el de su compañera de vida. Y desde entonces, el amor pudo fluir sin escalas y no se separaron más.

La experta en danzas abandonó su departamento en el barrio de Palermo para mudarse a la casa del Polaco, en un country, alejado de Capital Federal. Claro, no lo hizo sola sino con Elena, quien ama al Polaco y era la primera en querer que su mami y el cantante estuvieran juntos. Y, bajo el mismo techo, arrancó la etapa de convivencia, también junto a las dos hijas de él, con quien formaron una armoniosa familia ensamblada y comparten viajes y todo tipo de actividades.

En la víspera. Quien está por llegar al mundo es otra mujercita, por lo que el compositor seguirá rodeado de princesas. Bajo el nombre de Abril recibirán a la primera hija en común –Barby está en el último trimestre de gestación–, después de disfrutar mes a mes del avance del embarazo. Pendiente de su mujer, el Polaco trató de darle todos los gustos para que ella se mantuviera siempre relajada. Por eso viajaron en más de una oportunidad en los últimos tiempos.

En algunas oportunidades fueron escapadas por placer y en otras, porque ella quiso acompañarlo a distintas presentaciones que tenía el artista. “Y una cosa puedo jurar: yo me enamoré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar”, resumió la bomba sexy, más linda que nunca gracias a su estado, completamente enamorada de su amor y de la bebé que está en camino. “Te estamos esperando para recibirte con mucho amor”, confió el papito.

Comentarios