¡Exclusivo! Por qué la China Suárez y Benjamín Vicuña no duermen juntos después de la separación – Revista Paparazzi

¡Exclusivo! Por qué la China Suárez y Benjamín Vicuña no duermen juntos después de la separación

Como los hijos de él tienen clases presenciales, el galán se queda algunos días en el departamento que tiene en Capital... cerca de donde vive Pampita.
ROMANCES
ROMANCES

La China Suárez y Benjamín Vicuña ya no duermen todos los días juntos. A los rumores de crisis, distancia y separación que envolvieron a la pareja en las últimas semanas se le sumó una cuestión logísitca que tiene que ver con los hijos de él y que les impide convivir, sobre todo durante las noches.

Los chicos de Vicuña van a la escuela en la Ciudad de Buenos Aires. Por lo tanto, a pesar de las restricciones impuestas por el gobierno nacional, tienen clases presenciales. Ellos deben ir al colegio. Con Pampita transitando el último tramo de su embarazo, algunos días le toca al galán chileno llevarlos e ir a buscarlos al cole.

La China y Vicuña tienen su residencia establecida al norte del conurbano, en una casona de impronta residencial con todos los chiches, parque y piscina. En un límite un tanto difuso entre Palermo y Belgrano, mientras tanto, el tiene un departamento que el año pasado, cuando enfrentaron una profunda crisis de pareja, se transformó en su refugio para atravesar esos días de dolor, tensión e incertidumbre. Es el que ocupa algunos días en la actualidad.

Como los chicos de él tienen clases presenciales, le toca llevarlos al colegio, que es en Capital. Por eso duerme en su departamento porteño mientras La China se queda en su casona del conurbano.

En aquel momento fue llamado "su departamento de soltero". Ahora todavía no, aunque las versiones de que la pareja no atraviesa su mejor momento se fueron multiplicando en las últimos días. Todo comenzó cuando él tuvo que viajar a Chile para atender compromisos laborales y quedó "varado" allí al decretare una cuarentena muy estricto por el alto número de casos de Covid.

En medio de esa situación ella se pescó la enfermedad y debió transitarla sola y con su marido a miles de kilómetros, algo que la habría molestado un poco. Una vez que se recuperó, ella planificó un viaje a los Estados Unidos que coincidió con el regreso de él a la Argentina. Entre pitos y flautas, como se dice popularmente, estuvieron como dos meses y un poco más sin verse.

Los hijos de Vicuña van a uno de los colegios más exclusivos de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso él se queda algunas noches en el "famoso departamento", mientras que la China se queda en la casa del barrio privado.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig