Griselda Siciliani: “No tengo novio. Me siento bien sola y…” – Revista Paparazzi

Griselda Siciliani: “No tengo novio. Me siento bien sola y…”

La actriz estuvo preparándose en diciembre para filmar una película en Madrid y Barcelona. En el receso se fue a Brasil con amigos y contó cómo sigue su corazón después de Adrián Suar.
ROMANCES
ROMANCES

A los 41 años (nació el 2 de abril de 1978), Griselda Siciliani vive una segunda juventud. Madre de Margarita, una hermosa niña que tuvo con Adrián Suar, a la actriz le sobran trabajos y muy buenos momentos para divertirse con amigas y en familia. En pleno receso de su trabajo en España (trabaja en una peli con el afamado Cesc Gay), la morocha regresó a Sudamérica para ver a su familia y pasar unos días con amigas en Brasil, antes de regresar a España con su primogénita. Tierna y enamorada de todo, Griselda reconoce que hace más de dos años está sola, pero que no se apura en el amor. “Me siento bien sola”, titula.

Paso a paso. “Todavía soy demasiado romántica. Cuando tengo la mirada en un hombre me quedo ahí. Soy honesta. La pasión no la divido. Y si miro hacia otro lado, es para irme a la mierda. La fidelidad es un tema demasiado superficial. ¿Qué es ser fiel a otro? ¿No mentirle? ¿No enamorarse de alguien más? ¿No tener sexo con más personas?”, argumenta.

“El concepto infidelidad fue haciéndose más grande que el de libertad, por ejemplo. Algo de lo que no se habla. Es para mí algo no condenatorio. Si a mí me pasara que mi pareja me estuviese engañando serialmente, tomaría distancia pero sin juicios, sin demonizar. Pero, como soy, seguramente reflexionaría sobre la negación o la comodidad, conceptos con los que no comulgo. Porque me detendría en un autoexamen: “¿Dónde estaba yo? ¿Qué estaba mirando?” Si no, la culpa siempre sería del otro. No sé si será sano, ni si me enorgullece ser así, pero tengo mi felicidad muy conectada al todo o nada”, agrega.

Chau a la pista. Siciliani se fue del Bailando en el pasado mes de octubre, cuando la pista de Marcelo Tinelli se puso algo pesada: “No me siento cómoda en la modalidad reality, en la que todo puede pasar, incluso que se muestren mujeres peleándose por un hombre”, afirmó.

“Si bien es cierto mi proyecto con España, yo no me sentía bien viendo a un hombre hablando de una mujer de una manera despectiva. Siento que tengo que ser responsable con lo que pregono, y mi límite fue estar sentada ahí viendo gente que se peleaba y que eso se transformara en una parte muy importante del programa”, afirmó.

Volver a empezar. Sici no se apura, pero quiere enamorarse: “No le estoy dando demasiada oportunidad al amor. No sé si soy egoísta o vaga, pero mi soledad, o mejor dicho mi vida familiar, es de una belleza tan sofisticada, de tanto privilegio, que no me hace falta nada más. Soy de raje rápido. Ultimamente nadie me convence. Si alguien me gusta, que se sienta halagado. Ahora, como buena caprichosa en cuestiones de deseo, si alguien me vuelve loca no evalúo circunstancias ni consecuencias”, expresó.

“Jamás estuve ‘en busca’, y no tengo registro de haberme enamorado ansiosa por eso. Lo de ‘uy, ese me gusta, voy a levantármelo’ no sé cómo se hace, y ni me animaría. Pero sí soy la más conquistadora en un vínculo en el que hay cierto conocimiento, como con el casting ya hecho (se ríe). Ahí voy a por todo. El amor o el enamoramiento o el encantamiento, para bajarle un poco el precio, siempre apareció irrumpiendo en mi vida”, termina la morocha más linda.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig