Lizy Tagliani, después de la crisis con su novio: “Es hermoso ser un orgullo para él” – Revista Paparazzi

Lizy Tagliani, después de la crisis con su novio: “Es hermoso ser un orgullo para él”

Dueña de un presente soñado, querida y con éxito laboral, la conductora no sólo disfruta de haberse encontrado con una hermana y de sus entrañables amigos: también la tiene bien el amor con el rugbier Leo Alturria
ROMANCES
ROMANCES

Su nombre es sinónimo de éxito. No sólo por los puntos de rating que hace en tevé y por los años que lleva en radio sino porque, fundamentalmente, se ganó el corazón de la gente. Desde la simpatía y la empatía, desde la humildad y lejos de los prejuicios propios y extraños, y muy cerca del carisma y el humor, sin duda que Lizy Tagliani (49) es hoy una de las figuras más queridas del espectáculo local. Conductora de El precio justo (en la pantalla de Telefe), integrante de El club del Moro (por FM 100) y también destacada como nombre convocante en la mismísima Avenida Corrientes, disfruta de una de las grandes etapas de su vida.

No sólo por lo que significa su posicionamiento y destaque profesional, lo que implica para ella salir a la calle y que el cariño de la gente sea una constante. Y lo que sucede puertas adentro de su intimidad, aquella que la reconforta tanto como sus logros laborales. No sólo por lo que recibe a diario de sus amigos, aquellos con los que viene compartiendo un largo recorrido y que con quien hoy comparte, incluso, pantalla, como es el caso de Floppy Cucú. También, los que reunió de la vida y del ambiente artístico días atrás en un súper festejo de cumpleaños. Y amores que se sumaron en las últimas semanas…

Con una mano en el corazón...

Días atrás, desde la pantalla de su programa de tevé, la también coiffeur compartió en cámara una sensible y emocionante historia familiar. Presentó a Matilde, su media hermana de sangre, a la que no conocía. De chica, instalada en Buenos Aires, después de venirse con su madre de Chaco, su provincia natal, Lizy solía escuchar las historias que su progenitora compartía con las amigas. Y aunque nunca quiso preguntarle por el tema, desde entonces supo que tenía una media hermana, Matilde, de su misma edad.

Fallecida su mamá, la artista fue tras los pasos de su hermana, hasta que lograron encontrarse. Y hoy están en plena etapa de conocerse y empezar a amarse, a partir de la nueva oportunidad que les dio el destino. Aunque claro, como dijimos, no es el único condimento que hace a la bella realidad de la comediante. “Mi hermana es una buena noticia pero no creo que sea un motivo para considerar dentro de este presente”, diferencia la conductora.

“Quizá puede haber cerrado parte de la historia de mi vida, en donde había ciertos blancos. Pero mi presente sería tan hermoso aun sin siquiera haberme reencontrado con parte de mi historia. Mi felicidad de este presente es poder homenajear a mi mamá y a todos los que, de alguna manera, me han ayudado a cumplir mis metas y ser para ellos un orgullo. Trato de ser siempre fiel a quien soy y quiero ser”, se sinceró Lizy.

“Me encanta saber que fui una buena hija, buena empleada, buena vecina y buena sobrina, pero más me pone feliz que nunca quise cumplir con todos porque siempre quise cumplir conmigo. El cariño de la gente, de mis amigos y, sobre todo, de mis compañeros de trabajo, son mi alegría de todos los días. Hoy, 30 de septiembre, lo tuiteros me regalaron un colectivo de la línea 60 porque saben que me gustan los autos de juguete. Me emocionó porque saben que mi cumple fue el 12 de septiembre y ellos esperaron a cobrar o que alguien pueda ir hasta un lugar puntual y me lo trajeron. Yo estaba en maquillaje y vinieron tipo mariachis a darme el regalo… insisto que es emocionante”.

¡Su permitido!

Hace dos años y medio que poco y nada se sabía de la vida sentimental de la artista. En febrero de 2017 terminó su relación con Federico de Nichilo, después de que fue detenido y demorado en un confuso episodio en Mar del Plata. Desde entonces no trascendió nombre alguno vinculado a los sentimientos de la diva popular. Sin embargo, algunas pistas, a modo de rumores, no paraban de sonar. Que ya no estaba sola y que, incluso, llevaba un anillo de compromiso en su dedo anular. Pero lejos de las especulaciones, la realidad es amorosa.

De un tiempo a esta parte, los encuentros con el cordobés Leo Alturria, con quien se conocieron compartiendo programas –a él le gusta participar en diferentes ciclos–, son constantes. De profesión administrador pero amante del rugby, con el imponente morocho de altura y curvas destacadas se frecuenta a gusto y placer. “Me gustaría enamorarme. Yo soy un trava del Opus. Me gusta la monogamia, saber que hay alguien, charlar. Obviamente tiene que haber sexo para que sea una pareja, si no es tu mejor amigo. Pero no tengo esas libertades. No me gusta andar saltando de un lado para el otro”, reconoció hace poco.

En las páginas de Paparazzi, Lizy habla por primera vez de su nueva relación. “Yo coqueteo con Leo porque a él le divierte. Y porque es hermoso que ya sea una amistad, un amor o un coginche a escondidas y yo sea un orgullo para él. Y que me reciban en todo su entorno como a una persona… y no como a un plato exótico, ¿sabés lo que es?”, expresó.

“No es mi novio, no tengo anillo. Es alguien con el que generé un vínculo muy rápidamente. Me divierte, la paso genial. Me atrevería a decir que somos amigos y hasta que me atrae, pero lo que sucede o no entre nosotros es sólo nuestro y no tiene título. Lo que entienda la gente es problema de la gente. Y mi buen presente no tiene nada que ver con Leo. Leo es sólo una cuota más de todas las cosas que me hacen feliz, pero no es ni luz ni sombra en mi presente", contó.

"Me parece prejuicioso que no permitan que una chica pueda tener un amigo buen mozo, deportista, que quiera acompañarlo a todos lados porque ya lo consideran una relación de noviazgo. Yo soy sola y estoy mucho tiempo sola. Y él está solo en Buenos Aires, por lo cual conectamos desde ahí, desde dos personas que pueden hacerse compañía. Vamos a cenar, voy a su casa, viene a la mía, disfrutamos de charlas, etcétera”, se sinceró. Al final, lo primero es la… ¡felicidad!

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig