¡Para aplaudir a Lizy! Las mejores fotos de Leo Alturria, el hombre del momento – Revista Paparazzi

¡Para aplaudir a Lizy! Las mejores fotos de Leo Alturria, el hombre del momento

Músculos que explotan, ojos castaños, mirada tierna y una barba que cuida con esmero hacen del novio de la conductora de El precio justo un muchacho que encandila. ¡Miralo!
ROMANCES
ROMANCES

Primero Matías Tasín, después Martín Baclini, más tarde Roberto García Moritán. La farándula argentina asiste hace unos meses a un verdadero fenómeno: el de los hombres anónimos que se volvieron conocidos de la noche a la mañana al calor de sus relaciones con mujeres famosas. El último exponente de esta raza de figuras exprés se llama Leo Alturria. Así como aquellos se hicieron nombres familiares por seducir a Nicole Neumann, a Cinthia Fernández y a Pampita, todos sabemos quién es Leo desde que Lizy Tagliani lo presentó como su novio.

Pero ser los compañeros afectivos de figuras públicas no es el único punto de coincidencia que tiene este poker de desconocidos que se volvieron populares en un abrir y cerrar de ojos. Todos son carismáticos, entradores, y también facheros. Lo sabíamos de los tres primeros y lo descubriremos, a partir de esta nota, con Leo. Sus fotos son todo un hallazgo.

Antes que nada, Leo tiene el torso hiper musculoso. El entrenamiento que sigue por jugar al rugby le ha dado un físico trabajado y admirable. Está lleno de fibra, y una selfie que se sacó como Dios lo trajo al mundo permite observar la plenitud de su lomo.

Tiene los ojos castaños, una mirada tierna pero intensa, y el complemento es esa barba que parece desprolija pero está muy cuidada: cada tanto pasa por allí algún elemento que la conserva como debe estar: visible pero no desaliñada. Además, viste bien.

Es canchero con las pilchas y le gusta demostrarlo en las redes sociales. Sus posteos en Instagram están llenos de “me gustas” y de declaraciones amorosas.

Cordobés con tonada, encargado de edificio y jugador de rugby amateur (participa en una liga universitaria, donde milita para un equipo que se llama “Etecuba”), Leo tiene 18 años menos que Lizy -ella 49, él 31- y la semana pasada se habló más de los vaivenes sentimentales de la pareja que de la previa del debate presidencial.

Finalmente siguen juntos. El precio de la fama no podía costarle una relación que la hace feliz. Pasar un sofocón y seguir adelante es otro precio. El precio justo.      

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig