in

¡Se calentó! Ximena Capristo, sin piedad con Juariu por haber dicho que Silvina Luna era la mujer que chateaba con Conti

Como la “detective de las redes” mencionó a la rosarina como supuesta tercera en discordia, La Negra la atendió lindo

La misteriosa mujer que chateaba sin prejuicios ni ataduras con Gustavo Conti, su marido, no es la única rival que enfrenta por estas horas la impulsiva Ximena Capristo. La cada vez más popular Juariu, por decir que los mensajes calientes que llegaban al Whatsapp del actor salían del teléfono de Silvina Luna, se volvió el nuevo blanco de su furia. En un potente descargo que publicó en sus redes sociales, La Negra le dio duro y parejo a la detective del mundo digital.

Capristo se transformó en la gran protagonista de la semana chimentera desde que la propia Juariu publicara una serie de capturas que la actriz subió y sacó de sus redes sociales. La mendocina los hizo públicos y se armó tremendo escándalo. Las imágenes mostraban conversaciones efervescentes y burbujeantes entre Conti y una mujer que evidentemente no era ella.

Sobre las charlas donde se prometían visitas y buenos y placenteros momentos, Capristo escribió conceptos tales como “me cansé de la mentira“, “años que te rajo y no te vas de casa“, “la de turno“, “agradecé que te cuido y no doy a conocer tu identidad” o “hagan las cosas bien y borren todo“.

TREMENDO DESCARGO DE LA NEGRA CAPRISTO CONTRA JUARIU.

Pero no conforme con eso, Juariu fue por más y no sólo dio a conocer la aparente infidelidad, sino que le puso nombre a la supuesta en tercera en discordia. Y no era alguien más, sino que se trataba de una famosa muuuy famosa: Silvina Luna. Incluso aportó algunos datos como que la rosarina estaba enamorada de Conti cuando compartieron Gran Hermano y que él le deja mensajes en muchas de las fotos que postea.

Además de desmentir el rumor con el argumento de que Luna “es una amiga” y de “limpiar” el nombre de la rosarina, Capristo se encargó de dejar en claro su desagrado con Juariu. En realidad, no la nombró. Pero aún sin llamarla ni por su nombre real (Vicky Bauer) ni por su apodo cada vez más popular, la Negra cargó duro contra ella.

Por favor no digan estupideces. Cómo van a acusar a una persona porque sí!!! Silvina Luna es una amiga. La que creó y divulgó esta fábula es una idiota sin cerebro. No hablen por hablar” escribió Capristo en letras blancas sobre letras verdes. En realidad, el semáforo sería rojo.

El misterio sigue. ¿Con quien chateaba Conti al final?

Comentarios