Adabel Guerrero: “No deseo tener otro hijo” – Revista Paparazzi

Adabel Guerrero: “No deseo tener otro hijo”

Después de haber atravesado una profunda crisis posparto, la bailarina disfruta plenamente de su maternidad. Enganchada con la crianza de su hija, de un año y cuatro meses, volvió al trabajo y descarta volver a ser mamá.
TEVE
TEVE

Ella sí que sabe de batallas. Pero también sabe de recompensas. Porque le costó mucho convertirse en madre, pero hoy mira a Lola y siente que realmente todo valió la pena. Con una sonrisa como bandera, Adabel Guerrero (41) se siente plena y feliz. Es que con su marido, Martín Lamela, después de algunas crisis formó la familia que siempre soñó. De eso y mucho más conversó en exclusiva con Paparazzi.

–En cuanto a su carácter, ¿a quién se parece Lola?
–Tiene una combinación de ambos. Cuando está más tranquila me hace acordar más a Martín, y cuando le agarran esos berrinches de locos, me hace acordar más a mí.

–A Lola se la ve muy independiente. ¿Cuál es tu aporte para que eso ocurra?
–Me encanta estimularla para que descubra el mundo y que trate, en la medida de sus posibilidades, de dominarlo. La dejo interactuar con las cosas cotidianas. Por ejemplo, si intenta ponerse el pantalón la dejo un buen rato que trate, que investigue, que tenga curiosidad y le meta empeño. Además, como la llevo a mi escuela de danzas todos los días también está muy estimulada con la música, la danza y la acrobacia. Yo soy más dependiente de lo emocional, entonces me gusta que ella se desarrolle, que pueda andar sola y que tenga un apego seguro, en cuanto me necesita yo estoy ahí, pero que salga a experimentar el mundo.

–Como mamá, ¿sos permisiva, protectora o temerosa?
–Soy una mamá protectora, pero sin exagerar. O sea protegerla de cualquier peligro y que se sienta contenida y segura, pero tampoco la sobreprotección, que hace que el chico no tenga estímulos externos. Si bien considero que a un recién nacido no hay que dejarlo llorar porque es su única forma de pedir ayuda, ya con un año y casi cuatro meses cuando llora por berrinche la dejo porque tiene que ver con empezar a procesar la frustración y el desahogo.

ADABEL A PURO JUEGO CON LA PEQUEÑA DE LA CASA.

–¿Cómo fue volver al trabajo después de haber sido mamá?
–Me costó muchísimo. Lola era bebé cuando volví a Bien argentino. Las primeras veces el despegue fue doloroso, pero después Martín empezó a ir al teatro, así que fue más fácil. Después de la temporada volví a quedarme en casa y ahora ella viene a la escuela de danzas.

–¿Piensan agrandar la familia?
–No tengo pensado ni deseo tener otro hijo. No me veo. Me costó muchísimo todo: quedar embarazada, el embarazo y el primer año de Lola (N. del R.: atravesó una fuerte crisis posparto). Recién ahora estoy saliendo adelante de nuevo y reinsertándome en mis actividades. No me veo otra vez pasando por lo mismo. Ya con Loli estamos perfecto, sobre todo que ella tiene tres hermanos del matrimonio anterior de Martín. Así que estamos bien así.

–¿Cómo te sanó el reencuentro con tu papá?
–Esta vez es abuelo y nos encontramos con otra situación, más dulce, más tierna. Estamos en otra sintonía, donde quiero que Lola tenga a su abuelo y que él se relacione con ella y a partir de ahora construir una familia, lo que siempre quise tener. Es una gran oportunidad para empezar otra vez, desde otro lado. Mi papá viene seguido y cocinamos o salimos a pasear, o él va a la escuela de danzas y la cuida. Yo trato de dejarlos solos para que ellos se relacionen. Es muy dulce, muy tierno y emocionante verlos compartiendo esos momentos.

HERMOSAS: MADRE E HIJA.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig