Analía Franchín tuvo que interrumpir sus vacaciones por una triste noticia – Revista Paparazzi

Analía Franchín tuvo que interrumpir sus vacaciones por una triste noticia

TEVE
TEVE

Como todos los años, uno de los grandes clásicos del verano en Punta del Este es la presencia de Analía Franchín (44) y su esposo, Sebastián Eskenazi. Obviamente, llevan a su hijo, Benicio, de 7 añitos, y además viajan acompañados de su gente más querida y allegada. Pero este no fue sólo un verano de descanso y placer para la ex panelista de Los ángeles de la mañana. Por el contrario, tuvo un significado especial por dos motivos de relevancia. Ella venía de un fin de año difícil tras la pérdida de su padre, en octubre de 2017, y de llevar adelante un litigio por supuesta mala praxis sobre la salud del hombre que le dio la vida. Sin embargo, ese no fue el único hecho doloroso que la ex cronista atravesó en los últimos tiempos. Su suegra, Silvia, una de las mujeres más queridas y respetadas por Franchín, pasó por una delicada etapa en su salud en plenas vacaciones, pero todos los esfuerzos por sacarla adelante –volvieron de urgencia desde Uruguay para atenderla en la Argentina– resultaron insuficientes. “La verdad es que las vacaciones comenzaron bien, en familia, pero preocupados porque mi suegra, la mejor mujer que conocí, venía con problemas de salud. Lamentablemente, falleció. Estaba allá, con nosotros…”, rememoró Analía. “Volvimos a Buenos Aires para pelearla desde acá, lo hizo, la luchó, pero después de unos días… El motivo prefiero preservarlo”, compartió, con la tristeza a flor de piel.

Día a día. Durante los días que Ana y Sebastián estuvieron en Punta, no sólo compartieron con los más chicos y sus novias sino que también recibieron en su casa de La Barra a cuñados y amigos itinerantes que también se instalaron en su residencia. Desde allí, bajaban a la playa que corresponde a su casona o se acercaban hasta la de Susana Giménez para compartir largas horas al sol, muy cerquita del mar, para hacerle honor a una de las tantas bellezas naturales. “Mientras estuvimos en Uruguay hicimos mucha playa. No salíamos mucho, sí recibíamos amigos en casa. En el día a día nuestros almuerzos eran multitudinarios y nos quedábamos hasta tarde en la playa. Religiosamente, todas las tardes dormíamos la siesta”, a modo de ahorro de energía para el resto del día. Energía que la picante periodista debe recuperar antes de su regreso a la televisión, con un futuro laboral que aún no tiene respuesta. “No tengo cerrado nada a nivel laboral aún. Tengo tres propuestas muy lindas pero, por ahora, no sé qué voy a hacer”. Hasta el próximo descanso, con las heridas camino a cicatrizar. 

 

Atrapar....

Una publicación compartida de AF 🌟 (@analiafranchin) el

Analía Franchín sufrió una pérdida

Analía Franchín sufrió una pérdida

Franchín y el recuerdo de su suegra

Franchín y el recuerdo de su suegra

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig