Carolina Oltra: «Ser una familia ensamblada nunca fue un problema» – Revista Paparazzi

Carolina Oltra: "Ser una familia ensamblada nunca fue un problema"

La modelo se fue de vacaciones con su gran familia ensamblada y el destino elegido fue Punta Cana, donde descansó unos días junto a Emanuel Moriatis y sus dos hijos.
TEVE
TEVE

Las circunstancias del destino lo decidieron así. Casualidad o causalidad, la celebración de San Valentín no otorga únicamente la posibilidad de revalorizar la importancia del amor conyugal, sino que, además, permite hacerlo ¡en verano! Claro, interpretó bien: el 14 de febrero es un negocio redondo para las parejas que se aman y trabajan todo el año. ¿Por qué? Muy simple: se pueden matar dos pájaros de un solo tiro. Brindar por los lazos afectivos y a la vez meterse a la pile. O navegar en yate, como en el caso de Carolina Oltra (35).

La modelo fue una de las tantas que levantó la copa y selló con un beso, con apenas una diferencia de días, todo lo bueno que la une a Emanuel Moriatis, su compañero de ruta desde hace un largo trecho y, como es sabido, papá de su hijo Constantino. La modelo recibió como regalo un combo que toda mujer debe soñar: un hermoso tigre de peluche de manos de un delivery que tocó el timbre de su casa y también un viaje a Punta Cana para recargar las pilas.

Con arenas blancas, aguas cristalinas y temperaturas que acompañaron a lo largo de la estadía completa, la ex de Freddy Villarreal (con el humorista tuvo a Jazmín, de 10 años) descansó con su esposo (se casaron en 2012) y, de paso, se divirtió en familia. Una familia ensamblada que, a juzgar por el bajo perfil que la caracteriza y por el respeto que se vienen demostrando sus dos referentes, se ha acoplado excelentemente bien.

“Para nosotros eso de ensamblarnos nunca fue un tema. Lo llevamos con naturalidad. El punto principal fue nuestra unidad con Jaz. Y ellos se aman. Jaz ama a Ema y Ema ama a Jaz. Estamos juntos desde que Jaz tiene un año y medio. Ema, además, es una persona a la que no le gusta que le estén encima. Entonces encontró en mí a una mujer ideal porque siempre tuve otra prioridad, que es Jaz. Sabe que tengo la cabeza puesta en mi hija y no en él. Eso a Jaz también le encantó porque nunca lo sintió a él como una competencia”, explicó Carolina para entender de qué manera encararon con su pareja el complejo desafío de la integración familiar.

Igualmente, Carolina consideró elemental su buena relación con Jazmín para conseguir una armonía en el hogar consolidado, un modo que fuese capaz de superar airosa los efectos colaterales de su vínculo con Emanuel. “Con Jaz somos un bloque. Nosotras ‘somos’ juntas. Nunca nos vamos a separar ni a dividir. Somos nosotras o no somos”, especificó después.

Tan metida en su familia está Carolina que por el momento no prevé regresar al trabajo en los medios: “He laburado un montón y después me dediqué a ser mamá. Más que los medios, extraño laburar. Extraño tener mi actividad fuera de la casa. Me pasa que de repente digo ‘quiero hacer’. Sinceramente veo difícil retomar porque la tele o los restantes medios están complicados para mi perfil”.

Es verdad, pues desde que Oltra tomó distancia del ruido, los medios han cambiado mucho. No sólo su contenido, también sus enfoques. Este contexto quizás haga que Carolina extrañe cada vez menos su retorno. Y aumenten sus deseos de continuar invirtiendo todas sus energías en Jaz y Toto. El destino, soberano en sus predicciones, se ocupará del resto.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig